Gaula caza por extorsión a ‘Zorrillos Malamberos’

Audiencia llevada a cabo la mañana de ayer en el Centro de Servicios Judiciales. Luis Felipe De la Hoz.

POR: KENJI DOKU

Víctimas eran tenderos de barrios como Los Olivos, La Pradera y Los Ángeles. Jefe de la banda se hacía pasar por ‘Jorge 40’ para intimidarlos.

TOMADA DE:elheraldo.co

Una investigación adelantada por la Fiscalía Primera adscrita al Gaula consiguió identificar y darles captura en los últimos días a once presuntos miembros de un grupo delincuencial llamado los ‘Zorrillos Malamberos’, dedicados a extorsionar a tenderos y comerciantes especialmente de la localidad Suroccidente de Barranquilla.

El Heraldo tuvo conocimiento en audiencias preliminares que entre los capturados figuran cuatro hermanos identificados como Freddy Méndez Martínez, alias Zorrillo; Edwin Méndez Martínez, apodado Zorrillo 2; Rigoberto Méndez Martínez, alias el Enano, y Juan Carlos Méndez Martínez.

Otros de los detenidos son Javier Díaz Martínez, Esteban David Caro Caro, Mario Meza López, Ericka Patricia Díaz Martínez, apodada la Negra, y Gabriel De la Rosa Pacheco.

Además, según fuentes del ente investigador, en centro carcelario fue notificado Kevin Andrés Tovar Rivera, procesado por el asesinato de un individuo en septiembre de este año en el barrio La Ceiba, suroccidente de Barranquilla.

En su momento, las autoridades reportaron que Tovar Rivera presentaba cinco anotaciones judiciales por porte ilegal de armas de fuego, homicidio y fuga de presos.

Este sujeto, de acuerdo con la investigación, venía extorsionando desde la cárcel y, al parecer, le sacaba provecho a su apellido Tovar para constreñir a sus víctimas. “Se hacía pasar por Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40. Con eso logró quitarle a una de sus víctimas 10 millones de pesos en la ciudad de Montería”, dijo un investigador del caso.

Hasta los víveres

Los integrantes de los ‘Zorrillos’, precisó la fuente, actuaban anteriormente en municipios como Sabanagrande, Malambo (Caracolí) y en barrios de Soledad. Sin embargo, al ver que no tenían tantas víctimas para extorsionar se trasladaron para los barrios Los Olivos, Pradera, Los Ángeles, todos pertenecientes a la localidad Suroccidente de Barranquilla.

“Ahí es donde efectivamente se plantan y comienzan a extorsionar comerciantes, tenderos, vendedores de lácteos y pagadiarios”, indicó un investigador.

Las víctimas eran sometidas a entregar diariamente entre 60 y 70 mil pesos, hasta otros un millón 500 mil pesos. Hubo un tendero que tuvo que salir de la zona por desplazamiento forzado. Cuando no tenía la plata de la cuota, tenía que entregar víveres de la tienda porque lo amenazaban con granadas”, puntualizó la fuente.

Por este y otros hechos, la Fiscalía les imputa a los capturados los delitos de concierto para delinquir agravado, hurto, porte de estupefacientes, desplazamiento forzado y extorsión.

Las audiencias preliminares contra los individuos se desarrollan en el Centro de Servicios Judiciales de Barranquilla.

Compartir: