Familiares de samario asesinado en Brasil piden ayuda para repatriarlo

El samario Waldir Camargo Ospino tenía 28 años y llevaba tres viviendo en Brasil. Foto: Tomada de Facebook

Los familiares del samario Waldir José Camargo Ospino, quien murió el pasado domingo tras recibir un disparo en un bar de Vila Velha, Brasil, están viviendo un drama porque no tienen recursos para repatriar su cadáver a Santa Marta para sepultarlo.

TOMADA DE:eltiempo.com

Noris Vergara Ospino, hermana materna de Waldir, contó que él vivía desde hace tres años en ese país, donde trabajaba vendiendo cosméticos con su compañera sentimental. El pasado sábado estaban en una fiesta con unos amigos y en la madrugada del domingo se fueron para un bar, donde tuvo una discusión con un presunto policía, que estaba de civil, tras tomarse una ‘selfie’.

“Él estaba con un grupo de amigos, todos eran colombianos, y se tomó una ‘selfie’. Un señor, que dicen que era policía, le llamó la atención a mi hermano que no tomara fotos porque él no podía salir, pero mi hermano le dijo que le estaba tomando fotos a su grupo, discutieron y se fueron a los golpes y en el forcejeo el señor sacó un revólver y le dio un tiro a mi hermano en la barriga”, contó Vergara.

Sus acompañantes lo llevaron malherido a una clínica, donde falleció. Su cadáver permanece en un cuarto frío de la clínica porque ningún familiar ha podido viajar a reclamarlo y, según Vergara, a su compañera, que es brasilera y con quien vivía en unión libre, no se lo quieren entregar.

Él estaba con un grupo de amigos y se tomó una ‘selfie’. Un señor le llamó la atención y se fueron a los golpes.

La familia de Waldir Camargo ha hecho gestiones en la Cancillería y en la Embajada de Brasil en Bogotá para que los ayuden a repatriar su cadáver, pero no han conseguido nada.

“La Cancillería nos dijo que ellos no tenían presupuesto para eso. En la Embajada nos pidieron el acta de defunción y la historia clínica, pero a su compañera no le han entregado nada porque ellos vivían en unión libre. Estamos tocando puertas y todos nos dicen que no porque eso es muy costoso y no sabemos a dónde acudir”, expresó Vergara.

Agregó que averiguaron en las funerarias cuál es el costo para traer los restos de su hermano y cobran entre 30 y 21 millones de pesos, pero ellos no tienen esa plata. Por eso están acudiendo a la solidaridad de los samarios para que los ayuden a reunir el dinero. Los interesados pueden contactarlos al teléfono 3157114647.

SANTA MARTA

Compartir: