Connect with us

Nacionales

Familia que evacuó edificio de CDO repite drama en unidad de Belén

Afectados sacaron las pertenencias permitidas.

Número 79, gritan. Ollas con tinto y chocolate humeante se ofrecen a los presentes en el salón social de la unidad vecina a Atalaya de La Mota. Los afectados del edificio recién evacuado en Belén Rincón esperan su turno con caras largas recostadas en sus celulares.

TOMADA DE:https://elcolombiano.com

El Colombiano

Se escuchan reportes cortos a sus familiares: “Estamos bien pero no sabemos qué va a pasar”.

Las madres abrazan a sus hijos, perros y gatos deambulan por el salón. Número 80, anuncian. Un señor de camiseta negra saluda y se sienta frente a una de las funcionarias del Dagrd que enumera las personas evacuadas de los 248 apartamentos.

Pregunta por teléfonos de contacto, número de la residencia, si es propia o arrendada, nombres del grupo familiar, fechas de nacimiento y una decena de datos más hasta llenar una planilla tamaño oficio. “¿Quién falta por censo?”. Número 81, dice otra funcionaria.

La familia Cardona ya se censó. Minutos antes estaba en la capilla María Mazzarello, a dos cuadras del salón social. Para ellos es una noche repetida, al menos ya vivida. En abril de 2014, luego de que las autoridades detectaran riesgo estructural en la urbanización Colores de Calasania, tuvieron que evacuar el apartamento 1007 de la etapa cuatro.

“Lo de Space nos impactó mucho, uno nunca se imagina que le pueda pasar lo mismo”, recuerda Leonardo, el hijo mayor de los Cardona, que vivía con sus padres en esa unidad, en arriendo. “Y como Colores de Calasania también era de la constructora CDO, hicieron una investigación y encontraron problemas. Tuvimos que evacuar, dejar nuestra ropa y pertenencias”, recuerda.

Vivieron en la casa de un familiar un mes y luego encontraron refugio, en arriendo, en el séptimo piso de la torre dos de Atalaya de La Mota. Colores de Calasania fue repotenciado dos años después.

Hay noches tan lúgubres
Leonardo vive con su cuñada, su hermano, un sobrino y sus padres. Cuenta que hace cuatro días dejó de estacionar su vehículo en el parqueadero habitual porque iban a hacer arreglos. “Empezaron a poner vigas gigantescas. Le dije a mi padre que eso no era normal”, dice. Claudia Moreno, su madre, sintió un “temblor” en la mañana del miércoles y un “traquido” en la tarde.

“Me cambié rápido de ropa y bajé. Vi bastante gente afuera del edificio y eso que fui de las últimas que salí”, relata. Claudia se fue caminando para el restaurante de los Cardona en La Mota.

“Mi hermano me llamó y me dijo que el problema era delicado y ahí pensé: no puede ser que nos esté pasando por segunda vez. El caso hoy es de total incertidumbre”, dice Leonardo.

Lo que se sabe
El sábado 19 de octubre, la administración de la urbanización le comunicó a la propietaria del proyecto que se había presentado una afectación estructural en una columna localizada en el segundo piso de los parqueaderos de la torre dos.

La compañía realizó la visita de inspección a la edificación e identificó la situación: el pandeo en una pantalla de concreto reforzado. El lunes pasado, cuando Leonardo no pudo estacionar en su celda habitual, comenzó la instalación de puntales de alta carga (70 toneladas/unidad) para auxiliar a la columna afectada y poder realizar el análisis detallado de la situación. El miércoles en la tarde, cuando Claudia sintió el “traquido”, la columna que presentaba fallas se fracturó. Tras el nuevo hecho, el Dagrd recomendó la evacuación inmediata de las dos torres.

Soluciones Civiles informó que mientras se adelanta la revisión de la estructura, ofrecerá hospedaje temporal a las familias afectadas.

El diseño estructural de Atalaya fue contratado con la firma Planicálculos, empresa de ingeniería estructural con 35 años de experiencia.

A la espera de los estudios
El director del Dagrd, Camilo Zapata Wills, precisó que tras terminar la evacuación de 750 personas aproximadamente, ayer comenzó la verificación del estado estructural de la edificación con un equipo técnico de ingenieros. Elaborarán modelos matemáticos, con apoyo de expertos, para decidir qué medidas tomar.

“Con el equipo de ingenieros haremos un barrido de las afectaciones y algunas medidas que nos permitan, con un equipo de expertos integrado por la constructora, consultores y algunas agremiaciones del sector constructor, hacer un análisis de la situación y poder tomar determinaciones”, precisó Zapata Wills.

El alcalde Federico Gutiérrez dijo que la situación “es muy triste” y añadió que “si existe el mínimo riesgo se mantendrá la evacuación”, la misma que los Cardona sufrieron por segunda vez, en una noche que ya habían vivido.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARA SABER MÁS

ESTRUCTURA ESTÁ ESTABLE

El Siata apoya el monitoreo de Atalaya de La Mota con el uso de un drone al interior y exterior de la estructura. Instaló además, cámaras, acelerógrafos y sensores tipo Raspberry Shake, los cuales registran sismos a 80 kilómetros de distancia. La vigilancia se realiza las 24 horas y se lidera desde el puesto de control instalado en la sede de la junta de acción comunal. “Se monitorea la estabilidad de la estructura, si han progresado las afectaciones o fallas en los elementos estructurales. Los equipos nos permiten tener datos asociados a los ejercicios de modelación que tienen los ingenieros para informarnos los factores de seguridad”, explicó Zapata.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE