Connect with us

Vida

EN VIDEO: Dos titíes grises mellizos nacen en la Universidad de Antioquia

Fotos: Iván Darío Soto Calderón | Medellín hoy

Desde 2018, la institución educativa trabaja en un programa de conservación del tití gris, especie única de Colombia que está al borde de la extinción debido a la acelerada pérdida del bosque.

Una tití gris con dos crías aferradas a su espada fueron avistadas la semana pasada merodeando por el campus de la Universidad de Antioquia, un primate que en el mundo sólo hace presencia en algunos relictos boscosos del centro y norte de Colombia.

TOMADO DE: semana.com

Según Iván Darío Soto Calderón, profesor del Instituto de Biología de la universidad, los pequeños titíes son mellizos y tienen aproximadamente unos pocos días de nacidos. Aún se desconoce el sexo de las crías, que apenas abren sus ojos.

El mejor indicador de rehabilitación de las especies en cautiverio es el nacimiento. Aunque para los humanos no es muy habitual, en los titíes es relativamente común un parto de dos crías. Haremos un monitoreo para saber cómo van desarrollándose, sobre todo en estas primeras etapas de la vida que son delicadas”, señaló Soto, coordinador del proyecto de conservación del tití gris.

Los mellizos no se despegan del lomo de su madre. Foto: Iván Darío Soto Calderón.

El campus de la Universidad de Antioquia se convierte en una luz de esperanza para Saguinus leucopusuna especie catalogada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) como en peligro de extinción debido a la acelerada pérdida del bosque.

Le puede interesar: Día del tití cabeciblanco, especie colombiana única y en grave peligro

En 2018, cuatro monos recuperados del tráfico de fauna llegaron al campus universitario a convivir con dos primates residentes, gracias a un convenio entre la Universidad de Antioquia y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá. Un año después, una pareja le dio la bienvenida a Brownie y Vainilla, que actualmente están en transición a la etapa adulta. 

Los otros miembros de la camada participan en la crianza de los mellizos. Foto: Iván Darío Soto Calderón.

“Con la llegada de los mellizos, el grupo de titíes grises quedó conformado por seis monos. Brownie y Vainilla ya son semi-adultos, el primero es muy activo como cualquier adolescente y la segunda más retraída y distante. Los otros dos adultos están en buena condición, a pesar de que la hembra tiene dos crías y eso es demasiado demandante. Una hembra adulta falleció en marzo de este año y otro macho fue retirado del campus por su comportamiento agresivo”, dijo Soto.

Le puede interesar: Cinco animales que sólo habitan en los bosques y selvas de Colombia

En el caso de que los primates sigan reproduciéndose, el experto considera que será necesario realizar un control. “No pueden crecer de manera indefinida, por lo cual vamos a evaluar con el Área Metropolitana si es necesaria una intervención. No queremos que el grupo crezca y se vuelva consanguíneo, es decir que se empiecen a aparear mamá con hijo, o hermano con hermana, porque eso puede traerles problemas y enfermedades producto de la consanguinidad”.

El proyecto de conservación del tití gris busca que estos primates silvestres y endémicos de Colombia logren adaptarse a un ambiente urbano con el mínimo de intervención del humano. El objetivo es que la especie pueda mantenerse por sí sola, “por lo cual no es adecuado alimentar a los monos”, indica Soto.

El tití gris es una especie en peligro de extinción. Foto: Iván Darío Soto Calderón.

Los investigadores de la Universidad de Antioquia llevan un año estudiando el comportamiento de los titíes, tiempo en el que evidenciaron que pueden conseguir la comida por sí solos, aunque por su apariencia las personas creen que son indefensos. “Si este proyecto es viable, podría replicarse en otras zonas de la ciudad para que esta especie endémica recupere poco a poco su hábitat”, anota el experto.

Soto afirmó que al darles comida se pueden presentar conflictos con la comunidad, como ingresar a las oficinas y salones a robar alimento o realizar sus necesidades fisiológicas. “Esto incrementa la dependencia de los monos y los vuelve mendigos, un problema porque se pueden volver agresivos ante la falta de personas que los alimente, relación de dependencia que los vuelve más vulnerables”.

Le puede interesar: Un experto en biodiversidad que nunca pisó un salón de clases

También puede aumentar el riesgo de transmisión de enfermedades, parásitos que se transmiten por la saliva, comida, envolturas o utensilios, no solo de transmisión del hombre al mono, sino también del mono al hombre. El hogar de esta familia de titíes grises está conformada por las 23,4 hectáreas del campus universitario, que cuenta con 3.000 árboles de 280 distintas especies, su principal fuente de alimentos.

Desde 2018, la Universidad de Antioquia trabaja en un proyecto de conservación del tití gris. Foto: Iván Darío Soto Calderón.

La familia de titíes

En julio de 2018, cuatro titíes grises rescatados del tráfico ilegal y rehabilitados fueron trasladados a la Universidad de Antioquia para convivir con otros dos monos que habitaban el campus.

En esa época, la familia de primates quedó conformada por Ricardito y Viejita, los adultos residentes; Tarzán y Maple, reproductores introducidos; Cocoa, hembra reproductora introducida; y Almendra, hija de Tarzán y Maple.

Brownie y Vainilla nacieron en el campus el año pasado. Foto: Iván Darío Soto Calderón.

Tarzán fue retirado del campus en diciembre de 2019 por su comportamiento agresivo, año en el que Oblea, una cría, murió al caer de un árbol. Almendra, la hija de Tarzán y Maple, falleció electrocutada accidentalmente; y Viejita cumplió su ciclo de vida en marzo de este año.

Le puede interesar: Ocho años después de ser descubierto, el mono Tití del Caquetá ya está en peligro de extinción por cuenta de la deforestación

A pesar de las pérdidas, el año pasado nacieron Brownie y Vainilla, llegada que arrojó nuevos datos en el estudio de estos primates. “Se creía que una sola hembra del grupo era la que se reproducía, pero estas dos crías muy probablemente son de hembras distintas, porque la gestación de un tití es de cinco meses y las crías se llevan entre uno y dos meses. Esto es una buena noticia para la especie”, enfatizó Soto.

El tití gris solo habita en bosques de departamentos como Antioquia, Bolívar y Tolima. Foto: Iván Darío Soto Calderón.

Otro dato es que pueden reproducirse en más de dos periodos con variación en la época y no dos veces al año, como se creía inicialmente. Aunque la madre se encarga del cuidado de la cría, los otros adultos del grupo le ayudan con esta labor.

El tití gris es una especie de mono citadino endémico del noroccidente colombiano que vive en entornos urbanos y está amenazada por el tráfico de fauna y la deforestación.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE