En El Progreso, estudiantes hacen sus sillas de cartón

Algunos estudiantes reciben clases tirados en el piso. // Cortesía.

POR: DEIMER PRIMO FERREIRA

El ingenio y la creatividad ante una condición adversa dieron resultados. Meses de recolección de cartón y otros materiales reciclables se transformaron en varios diseños de sillas, que fueron construidas por los estudiantes de la Institución Educativa Fe y Alegría El Progreso, en San Pedro Mártir.

TOMADA DE:.eluniversal.com.co

Una posible salida de la crisis por la falta de sillas que hay en la institución es la principal motivación de los estudiantes que se unieron al proyecto que nació en un aula de clases.

El profesor de tecnología nos puso a crear un proyecto, tocó investigar y elegir qué queríamos hacer. Nosotros nos decidimos por las sillas, porque consideramos que es una de las maneras más útiles en que podíamos utilizar los materiales, además que pueden servir de mucho en este momento”, afirmó Kenlly Ruiz Murillo, estudiante de la institución.

Aunque dentro del proyecto aún no se han comenzado a elaborar las sillas aptas para un aula de clases, los estudiantes esperan poder lograrlo, ya que están cansados de que muchas veces les toque ver clases sentados en el piso.

“Sabemos que esto puede ayudar en un futuro, por eso estamos trabajando para lograr tener sillas, porque si la Secretaría de Educación no nos colabora, nos toca a nosotros mismos solucionar”, afirmó Ruiz.

Por su parte, el docente Borys González, encargado de guiar el proyecto, aseguró que “es una manera de ayudarlos a desarrollar la creatividad y a aportar cosas buenas a la institución. Aún no se han creado sillas escolares, pero estamos seguros que sin duda este proyecto ayudará mucho”.

Los más de 30 jóvenes que participaron en este proyecto piden a la Secretaría de Educación un apoyo para lograr grandes cosas para la institución.

“Lo que necesitamos es apoyo, que desde el Distrito nos volteen a ver y nos den la mano, porque así podemos salir adelante”, aseguró Ruiz.

Más de 20 modelos, entre los que se encuentran sillas y sillones, fueron presentados por los estudiantes durante el miércoles, jueves y viernes. En las especificaciones, los creadores manifestaron que los artefactos pueden resistir hasta 100 kilos, por lo que están aptas para ser usadas por cualquier persona.

Sin sillas

El 6 de mayo, este medio denunció que en la institución se está pasando por una situación crítica en cuanto a la falta de sillas para los estudiantes.

En el colegio se podía ver a muchos estudiantes sentados en pedazos de cartones, tablas, cuadernos y otros objetos, con el fin de evitar ensuciarse. Esto debido a que las sillas con las que cuenta la institución no son suficientes para la cantidad de alumnos. La situación generó un conflicto debido a que las clases en muchas oportunidades debían ser suspendidas. En esa ocasión, la rectora del plantel informó que se encontraba haciendo gestiones para conseguir las sillas que faltaban.

El Universal conoció que en la institución aún sigue la problemática. La comunicación con los directivos de la institución no fue posible en esta ocasión.

El ingenio y la creatividad ante una condición adversa dieron resultados. Meses de recolección de cartón y otros materiales reciclables se transformaron en varios diseños de sillas, que fueron construidas por los estudiantes de la Institución Educativa Fe y Alegría El Progreso, en San Pedro Mártir.

Una posible salida de la crisis por la falta de sillas que hay en la institución es la principal motivación de los estudiantes que se unieron al proyecto que nació en un aula de clases.

“El profesor de tecnología nos puso a crear un proyecto, tocó investigar y elegir qué queríamos hacer. Nosotros nos decidimos por las sillas, porque consideramos que es una de las maneras más útiles en que podíamos utilizar los materiales, además que pueden servir de mucho en este momento”, afirmó Kenlly Ruiz Murillo, estudiante de la institución.

Aunque dentro del proyecto aún no se han comenzado a elaborar las sillas aptas para un aula de clases, los estudiantes esperan poder lograrlo, ya que están cansados de que muchas veces les toque ver clases sentados en el piso.

“Sabemos que esto puede ayudar en un futuro, por eso estamos trabajando para lograr tener sillas, porque si la Secretaría de Educación no nos colabora, nos toca a nosotros mismos solucionar”, afirmó Ruiz.

Por su parte, el docente Borys González, encargado de guiar el proyecto, aseguró que “es una manera de ayudarlos a desarrollar la creatividad y a aportar cosas buenas a la institución. Aún no se han creado sillas escolares, pero estamos seguros que sin duda este proyecto ayudará mucho”.

Los más de 30 jóvenes que participaron en este proyecto piden a la Secretaría de Educación un apoyo para lograr grandes cosas para la institución.

“Lo que necesitamos es apoyo, que desde el Distrito nos volteen a ver y nos den la mano, porque así podemos salir adelante”, aseguró Ruiz.

Más de 20 modelos, entre los que se encuentran sillas y sillones, fueron presentados por los estudiantes durante el miércoles, jueves y viernes. En las especificaciones, los creadores manifestaron que los artefactos pueden resistir hasta 100 kilos, por lo que están aptas para ser usadas por cualquier persona.

Sin sillas

El 6 de mayo, este medio denunció que en la institución se está pasando por una situación crítica en cuanto a la falta de sillas para los estudiantes.

En el colegio se podía ver a muchos estudiantes sentados en pedazos de cartones, tablas, cuadernos y otros objetos, con el fin de evitar ensuciarse. Esto debido a que las sillas con las que cuenta la institución no son suficientes para la cantidad de alumnos. La situación generó un conflicto debido a que las clases en muchas oportunidades debían ser suspendidas. En esa ocasión, la rectora del plantel informó que se encontraba haciendo gestiones para conseguir las sillas que faltaban.

El Universal conoció que en la institución aún sigue la problemática. La comunicación con los directivos de la institución no fue posible en esta ocasión.

Compartir: