Connect with us

Nacionales

El sur del Valle de Aburrá se vigilará con drones

Aunque Sabaneta e Itagüí contemplan en sus planes de gobierno la implementación de drones, no han fijado fechas de inicio ni presupuestos. Envigado será el primer municipio en aplicar esta tecnología en puntos neurálgicos. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ

Envigado, Itagüí y Sabaneta incorporarán nueva tecnología para vigilar sus territorios por tierra y aire.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

El Colombiano

Con drones buscarán cumplir dos propósitos: cuidar a los ciudadanos y apoyar acciones para capturar a los implicados en actividades ilícitas.

Aunque la idea no es nueva, pues ya se aplica en Bogotá y en algunas zonas del Centro de Medellín, para los tres municipios del sur del Aburrá sí es una novedad.

Las alcaldías de Itagüí y Sabaneta incluyeron en su planes de gobierno los drones como parte de su apuesta por ciudades inteligentes y seguras, pero aún no han definido las fechas para la adquisición de los equipos.

“Está claro que los vamos a implementar como una medida de seguridad porque hemos visto que ha funcionado en las capitales del país y que es útil para el municipio. Pero aún estamos a la espera de fechas y asignación presupuestal”, dijo Luis Palacio, vocero de la Alcaldía de Sabaneta.

Envigado, por su parte, ya destinó recursos para la compra y puso fechas para la prueba piloto y la puesta en funcionamiento.

Los antecedentes

Desde el seis de febrero, el alcalde de Envigado, Braulio Espinosa, anunció la compra de estas aeronaves como parte del programa de seguridad. “No vamos a tener solo la Policía en tierra, sino que vamos a tener ayuda desde el aire con drones que no son de uso deportivo o para aficionados si no que son de uso militar”, aseguró el mandatario.

El proyecto fue asesorado por el actual director de la Región 6 de la Policía, el brigadier general Luis Enrique Méndez, quien es pionero en el uso de drones para la seguridad en el país, y por el brigadier general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá que estuvo en el proceso de implementación en Medellín.

“La estrategia ha funcionado bien en otras ciudades”, aseguró, por su parte, el comandante de la Estación de Policía de Envigado, mayor Yeison Gordillo, quien hizo parte del proceso en la Policía Metropolitana de Bogotá. Sobre la experiencia de esta tecnología en la capital del país, aseguró que “fue sumamente positiva para la individualización y seguimiento de las estructuras criminales, como el microtráfico”, lo que se tradujo en capturas y prevención de homicidios.

¿Cómo se hará?

En Envigado el nuevo sistema que apoyará la seguridad constará de dos drones DJI -Matrice 210 con reconocimiento facial y sensores térmicos que le permiten operar en la noche y de un automóvil adaptado para los pilotos. “La inversión será cercana a $900 millones”, contó el alcalde.

El secretario de Seguridad y Convivencia, Rafael Alejandro Betancourt, afirmó que los equipos estarán enlazados en tiempo real con la central de monitoreo donde se supervisan todas las cámaras del municipio destinadas a las labores de seguridad y que la información obtenida será analizada con los protocolos de la Policía Nacional.

Además, explicó que estos nuevos aparatos serán usados en operativos, puntos o zonas específicas en las que se ya se hayan identificado problemáticas concretas. Es decir, no tendrán horas o días programados de vuelos, si no que se irán adaptando a las necesidades que reporten las estadísticas y los informes que surjan en las reuniones de seguridad que se hacen semanalmente.

Hay que tener cuidado
“Los drones llegaron para quedarse”, de eso está seguro Wilson Ospina, director de Colombia Dron Expo. De hecho, una investigación de la Price Waterhouse Cooper, publicada en 2016, proyectaba que para 2020 la industria de drones superará los 127.000 millones de dólares en el mundo.

Ospina ve potencial en el país para el diseño y desarrollo de estas aeronaves no tripuladas que cada vez se usan más en todas sus facetas. Pero advierte, que “así como son grandes soluciones, también se pueden convertir en amenazas”.

De hecho, hace un mes, el excandidato presidencial Humberto de la Calle, denunció en su cuenta personal de Twitter la presencia de varios drones sobrevolando su casa con la intención de vigilarlo en Bogotá. Por este tipo de casos Carolina Botero, directora de la fundación para la defensa de derechos humanos en el mundo digital, Karisma, insiste en la necesidad de regular los datos que están siendo recopilados (Ver Paréntesis).

¿Cómo hacerlo bien?

Aunque falta regulación para esta industria en temas relacionados con la privacidad de los datos y lo que están autorizados a hacer o no, en el país están regidos por el Reglamento Aéreo Colombiano, que establece las especificaciones con las que deben contar los pilotos aficionados y los profesionales.

Pablo Andrés Heredia, presidente de la Asociación de Profesionales de Drones, dice que antes de implementarlos hay que tener claro en qué se van a usar específicamente, priorizar. “Pueden servir para muchas cosas, pero si en un municipio los empiezan a usar para todo, se pierden de vista los objetivos y se pueden ver menos resultados”.

Frente a esto, el alcalde de Envigado dijo que, si bien han pensado en utilizar los drones en varios temas de seguridad y seguimiento, la prioridad es la vigilancia del corredor de Las Vegas.

Luego se deben definir los estándares y protocolos que indiquen por dónde pueden volar y por dónde no, y cómo se procederá en casos en los que haya que reaccionar de inmediato, por ejemplo.

Por último, Heredia alertó sobre la necesidad de que el proceso esté auditado por un tercero que asegure que se están cumpliendo las normas internacionales tanto con el buen funcionamiento como con los datos y la información personal que almacenan.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARÉNTESIS

¿Y LA SEGURIDAD DE LOS DATOS QUÉ?

La Fundación Karisma es una organización de la sociedad civil que trabaja en la promoción de los derechos humanos en el mundo digital. Carolina Botero, su directora, advierte que es necesario prestar atención a este tipo de prácticas que pueden llegar a invadir la privacidad de los ciudadanos. “Cuando aparece un dron no sabes de quién es ni que información está almacenando”, ejemplifica Botero. Por este tipo de riesgos hay ciudades como San Francisco (California) que prohibieron su uso o como Seattle (Washington) que dejaron de usarlos para temas de seguridad. “Para que sean seguros deberían estar identificados y permitirnos saber qué información se tiene”, concluyó.

Daniela Osorio Zuluaga

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE