El icónico Cerro Tusa se convirtió en un parque arqueológico

Cerro Tusa es una montaña de origen volcánico de más de 50 millones de años. FOTOS Manuel saldarriaga

VANESA RESTREPO |

Una diosa de piedra es la guardiana de la pirámide natural más alta del mundo: Cerro Tusa, en el municipio de Venecia, Suroeste de Antioquia. Su rostro se ve a cualquier hora desde la cara norte de la montaña, pero adquiere cierto halo de magia al mediodía cuando el sol baña el rostro y acentúa las líneas de los ojos y la boca.

A pocos metros de allí, sobre un camino prehispánico que comunica a Venecia con Ciudad Bolívar, está la piedra de las escaleras —un monolito con forma de altar— y otros 43 sitios de alto valor arqueológico e histórico que, en conjunto, fueron declarados como parque arqueológico y natural por la Asamblea de Antioquia.

Cerro tusa en el Municipio de Venecia declarado Parque natural y arqueológico de Colombia. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
Cerro tusa en el Municipio de Venecia declarado Parque natural y arqueológico de Colombia. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero

TOMADO DE: elcolombiano.com

 

La ordenanza, que ya pasó a sanción del gobernador Luis Pérez, es el primer paso para consolidar un atractivo turístico y proteger el que, probablemente, sea el santuario precolombino más importante de Antioquia según Pablo Aristizábal, arqueólogo PhD de la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales de París, EHESS, y el responsable de la investigación más amplia que se ha hecho sobre esta zona.

Cerro tusa en el Municipio de Venecia declarado Parque natural y arqueológico de Colombia. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
Cerro tusa en el Municipio de Venecia declarado Parque natural y arqueológico de Colombia. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero

Pablo sueña con que Cerro Tusa repita las experiencias positivas de San Agustín, en el Huila, —el parque arqueológico más importante de Colombia— y que en algunos años este rincón del Suroeste adquiera la categoría de parque nacional, y su conservación sea más sencilla.

La piedra de las escaleras es uno de los sitios arqueológicos más importantes. FOTOS Manuel saldarriaga
La piedra de las escaleras es uno de los sitios arqueológicos más importantes. FOTOS Manuel saldarriaga

Paso a paso

La primera acción para consolidar el atractivo turístico y conservar los tesoros escondidos de Cerro Tusa es la adquisición de 137 hectáreas de terreno ubicados en los alrededores de la montaña. Juan Manuel Valdés, secretario de Productividad y Competitividad de Antioquia, explicó que uno de los bienes perteneció a antiguos narcotraficantes y fue sometido a extinción de dominio.

“Estamos en negociación con la Sociedad de Activos Especiales para expropiar o adquirir esos lotes que ya fueron declarados zona de interés público. Ese lote y otro cercano que es de la Sociedad Mercantil Inmobiliaria, suman unos $2.400 millones que saldrán del gobierno departamental”, dijo.

Esos terrenos se añadirán a otras 1.200 hectáreas que ya han sido protegidas mediante acuerdos municipales. El propósito es que allí se hagan cerramientos para controlar el acceso de turistas, ciclorrutas, senderos peatonales, zona de camping y equipamientos para el avistamiento de aves y paisajes.

Cerro tusa en el Municipio de Venecia declarado Parque natural y arqueológico de Colombia. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero
Cerro tusa en el Municipio de Venecia declarado Parque natural y arqueológico de Colombia. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero

Aventura de primer nivel

El centro del parque será, por supuesto, el cerro, uno de los más apetecidos por los aventureros que hacen un ascenso de 2,5 kilómetros con 60 grados de inclinación en un tiempo estimado de dos horas.

El recorrido está dividido en tres partes: la pared, el bosque y la cima, cada uno con niveles de exigencia física alta y en los que es imprescindible llevar guantes de protección —las raíces y helechos son puntos de apoyo importantes—, por lo menos dos litros de agua y bloqueador solar.

La recompensa, en la punta, es el paisaje con un letrero de bienvenida y una cruz de metal que, según el guía local Camilo Maya, se instaló en memoria de un hombre del pueblo que cada año en Semana Santa —hasta su muerte— escaló el cerro con una cruz a cuestas.

Pero el verdadero reto viene con el descenso. La inclinación del terreno hace que la exigencia física sea más alta y que en algunos tramos sea más fácil deslizarse en el suelo que caminar.

“Hay que hacerlo con cuidado porque tiene su riesgo. Ha habido algunos accidentes y por eso la recomendación es que los viajeros vengan con uno de los guías locales que conoce el terreno, sabe reaccionar cuando hay algún percance y además tiene seguros por si hay alguna emergencia”, explicó Víctor Restrepo, el líder de los guías locales .

EN DEFINITIVA

Una ordenanza de la Asamblea de Antioquia convirtió a Cerro Tusa y sus alrededores en un parque natural. Se invertirán más de 2.000 millones de pesos para comprar predios y protegerlo

CONTEXTO DE LA NOTICIA

Hace 20 años, el arqueólogo Pablo Aristizábal empezó a estudiar los vestigios de la cultura que habitó la cuenca del río Sinifaná entre los años 0 y 800 y se maravilló con los tesoros. “La montaña mágica del Cerro Tusa tiene una acústica perfecta, probablemente utilizada como un anfiteatro para ceremonias hace cientos de años”, explicó. Por el camino colonial que encontró —llamado el Camino de Bolívar— llegó hasta las Cuevas de Santa Catalina, unas caídas de piedra en las que encontró más de 6.000 fragmentos de piezas de cerámicas. “Había poporos para el consumo de coca, alcarrazas de doble vertedera para bebidas rituales, representaciones de murciélagos y seres mitológicos, y la mayoría fueron quebradas intencionalmente contra las rocas, en un ritual de renovación”, agregó. La mayoría de esas piezas forman el museo arqueológico de Venecia, otro de los atractivos que el pueblo tiene para ofrecer.

Compartir: