Dos marineros de Bangladesh llevan ocho días perdidos en Barranquilla

Cortesía

Fiscalía investiga si bangladesíes se fueron a EEUU

POR: KENJI DOKU@KENJIDOKU

Continúa la búsqueda de los marinos asiáticos que salieron de Palermo a “conocer” Barranquilla. Fiscalía maneja hipótesis de un supuesto escape para llegar de manera ilegal a los Estados Unidos.

Autoridades policiales y de Fiscalía empezaron a hacer un trabajo conjunto para tratar de descifrar qué pasó con Abdul Awal, de 57 años, y su compañero Mohammad Nur Nabi, de 58, los dos marineros de origen bangladesí que desaparecieron desde el 30 de abril, cuando salieron del Puerto de Palermo, en jurisdicción del Magdalena, con dirección hacia la capital del Atlántico aparentemente con la finalidad de turistear.

TOMADO DE: elheraldo.co

Los bangladesíes, según lo que manejan hasta ahora las autoridades, tomaron dos mototaxis en Palermo con dirección a Barranquilla luego de abandonar la zona portuaria a las 11:35 de la mañana de aquel martes. Según testigos, vestían ropa particular y solo llevaban consigo identificaciones y algo de dinero. No cargaban maletines, ni botas, ni cascos industriales. Los dos marinos pertenecen a la tripulación del buque mercante Banglar Samriddhi, de origen y tripulación originaria del país surasiático Bangladesh, que había llegado unos tres días antes a desembarcar una carga de acero proveniente del puerto de Suape, en Pernambuco, Brasil.

La Agencia Marítima Pharo, como representantes en tierra de la embarcación Banglar Samriddhi, dio aviso a las autoridades colombianas sobre el extravío de Abdul y Mohammad después de que no llegaran a Palermo en la mañana del primero de mayo.

Guillermo Ruan, gerente de Marventura Services Ltda., la empresa aseguradora del buque de bandera bangladesí, manifestó ayer que las autoridades no habían entregado un reporte distinto desde que se alertó sobre la desaparición de los extranjeros que trabajan en el área de limpieza de la embarcación..

Señaló que no es común que los tripulantes de las embarcaciones salgan de zona portuaria y, si lo hacen, es para “abastecerse de lo que les haga falta en el barco”.

“No es prohibido que salgan, pero ellos no lo hacen comúnmente. No es tan común. Cuando lo hacen es para abastecerse, salen unas horas y luego retornan. Pero en este caso no sucedió así”, apuntó Ruan.

Una hipótesis

EL HERALDO conoció una de las hipótesis que maneja la Unidad de Búsqueda de personas desaparecidas de la Fiscalía sobre los marinos extranjeros. Esta versión está relacionada con un abandono de la tripulación del Banglar Samriddhi, al parecer, para tomar rumbo hacia los Estados Unidos.

Supuestamente, Abdul Awal, y su compañero Mohammad Nur Nabi, habría aprovechado el punto más cercano entre Suramérica y Centroamérica, en este caso Barranquilla, para emprender rumbo hacia Norteamérica.

Frente a esta versión, Guillermo Ruan recordó a través de contacto telefónico que luego del reporte de extravío de los marinos Marventura contrató un inspector a bordo, quien indagó dentro de la embarcación cualquier novedad que pudiera haber ocurrido, pero este no encontró nada fuera de lo normal. “Los demás tripulantes manifestaron que no sabían qué tenían pensado hacer sus compañeros al salir del puerto”, dijo Ruan. “Nadie manifestó que estos querían desertar o abandonar la tripulación”,  añadió.

Cabe recordar que Colombia se ha convertido en un territorio de paso para muchos inmigrantes de distintas nacionalidades. Autoridades han detectado en los últimos años en diversos puntos de Colombia ciudadanos cubanos, nepalíes, somalíes, bengalíes, ghaneses, indios, paquistaníes, dominicanos, ecuatorianos y sirios.

Redes de tráfico de migrantes, según información detectada por Migración Colombia cobran montos que van entre $5 y $10 millones para realizar procesos de nacionalización de extranjeros.

Días atrás, luego de la captura de un líder de una red de falsificadores de documentos dedicada a identificar extranjeros como nacionales colombianos, el director de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento, aseguró que las autoridades colombianas actualmente están en una “guerra frontal” contra las redes de tráfico de migrantes. “No descansaremos hasta que los coyotes y los migrantes entiendan que la ruta segura para cruzar Colombia está en cumplir con la normatividad”, sostuvo.

Las redes de tráfico de migrantes elaboran pasaportes y cédulas de ciudadanía colombianas, así como sellos notariales, certificados de universidades, cédulas de extranjería, registros de instrumentos públicos y licencias de conducción, con el fin de identificar como colombianos a los extranjeros.

Por su parte, en la mañana de ayer el general Mariano Botero Coy, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, precisó que además del trabajo conjunto desarrollado con la Fiscalía para detectar qué le pasó a los bangladesíes ordenó que un grupo especializado del Gaula iniciara la indagación correspondiente.

Dos marineros de Bangladesh llevan ocho días perdidos en Barranquilla

POR: DIANA NAVARRO LUIS MIGUEL ARANGO J.

La embarcación del país surasiático llegó al puerto de Palermo (Magdalena) el 27 de abril a traer mercancía. Los tripulantes bajaron a conocer la ciudad y desde el 30 no se sabe nada de ellos.

El pasado 27 de abril atracó en aguas colombianas, procedente de Brasil, la embarcación Banglar Samriddhi, cuya misión consistió en la entrega de una carga de acero recogida en Suape, Pernambuco.

El buque mercante, de origen y tripulación originaria del país surasiático Bangladesh, arribó  en el puerto de Palermo (Magdalena) para empalmar con la Agencia Marítima Pharo, la cual  gestionó su ingreso a Colombia con el fin de cumplir con el pedido realizado por un cliente colombiano.

Pasados tres días, a las 11:35 a.m. del 30 de abril, luego del descargue de la mercancía, dos tripulantes de la embarcación optaron por salir a pasear en los alrededores del puerto con la condición de regresar por la tarde.

Fue así como Abdul Awal, de 57 años, y su compañero Mohammad Nur Nabi, de 58, salieron con destino a Barranquilla “para conocer”, como reza en la circular de búsqueda emitida por la Fiscalía General de la Nación a quienes les fue reportada la desaparición de los marinos.

Durante la madrugada del 1º de mayo, en vista de que los ciudadanos bangladesíes no aparecieron en el puerto, la Agencia Marítima Pharo, como representantes en tierra de la embarcación Banglar Samriddhi, dieron aviso a las autoridades colombianas.

Sobre Abdul Awal y Mohammad Nur Nabi se conoció que trabajan en el área de limpieza de la embarcación. De hecho, según datos del pasaporte, Nabi cumple años mañana.

En labores de campo por parte de agentes de la Unidad de Desaparecidos del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía evidenciaron que ambos sujetos quedaron captados por las cámaras de seguridad del puerto cuando iban saliendo y de ahí se les perdió el rastro.

El Banglar Samriddhi continuó su itinerario y zarpó el pasado 3 de mayo del puerto de Palermo con rumbo hacia Fortaleza, Brasil.

¿Cómo avanza la búsqueda?

Guillermo Ruan, gerente de Marventura Services Ltda., la empresa corresponsal para la aseguradora del buque Banglar Samriddhi, afirmó que están al tanto de lo ocurrido con los tripulantes Abdul Awal y Mohammad Nur Nabi, aclarando que son Fiscalía y Policía quienes deben efectuar la búsqueda de los extranjeros.

“Somos el corresponsal en Colombia del seguro del barco. Entramos en función solo si el barco llega a presentar un problema o incidente, de lo contrario muy posiblemente desconocemos de su arribo”, explicó Ruan.

“Si el barco asegurado presentara algún problema que involucre su responsabilidad, como sería el caso de un tripulante accidentado o desaparecido, daño a la carga, colisión, etc., es ahí cuando nos van a contactar, como ahora que se desaparecieron estos dos marinos”, precisó el gerente de Marventura Services Ltda.

Ruan ratificó que no son las personas responsables de la búsqueda de los bangladesíes; sin embargo, aseguran que han trabajado en lo que más han podido.

 

 

“El 30 de abril sobre las 11.35 de la mañana se desembarcaron y al día siguiente no aparecieron. Ese 1º de mayo es cuando nos ponen al tanto del caso. A partir de ese momento contratamos un inspector a bordo, quien indagó dentro de la embarcación cualquier novedad que pudiera haber ocurrido, pero no encontró nada fuera de lo normal. Los demás tripulantes manifestaron que no sabían qué tenían pensado hacer sus compañeros al salir del puerto”, añadió Ruan.

“Como corresponsales estamos a la espera de que aparezcan para brindarles el apoyo necesario, incluyendo asistencia médica en caso en que hubiesen sufrido algún accidente, para luego si proceder con su repatriación”, finalizó Ruan.

Sobre Bangladesh

Este país está ubicado en el sur de Asia y limita al norte con India, al este con India y Birmania, al sur con el golfo de Bengala y al oeste también con India.

Bangladesh obtuvo la independencia de Pakistán en diciembre de 1971, tras una contienda que duró nueve meses y que dejó tres millones de muertos.

Tiene una población de 164,7 millones de habitantes y su capital es Daca; el idioma oficial es el bengalí, aunque también está presente el inglés y su moneda es el taka.

Entre Colombia y Bangladesh hay una distancia aérea de 16.460 kilómetros, unas 20 horas en vuelo directo. Vía marítima la distancia es de 8.882 millas.

En Bangladesh las principales actividades económicas son la ganadería, la agricultura y la industria textil. Sin embargo, este país surasiático es uno de los más pobres del mundo en el que más de un tercio de la población vive con un dólar al día, considerado el umbral de la pobreza extrema.

La Unidad de Búsqueda de la Fiscalía dispuso las líneas celulares 313-5851985 y 317-5172701 para entregar información que conduzca al paradero de los ciudadanos extranjeros.

Compartir: