Denuncian maltrato a perrita que fue dada en adopción

Chiqui’, la perrita que fue dada en adopción y la devolvieron con el 30% de su lengua@juliherrerap

Por:Laura María Sánchez Pico

El animal se encuentra recibiendo transfusiones de sangre.

presunto caso de maltrato animal ha dejado consternados a los usuarios de las redes sociales. Una perrita llamada Chiqui fue dada en adopción y después apareció con la lengua cortada y muy deshidratada.

TOMADA DE:.rcnradio.com

Todo comenzó el pasado 10 de febrero, cuando el refugio ‘Super mascotas’, ubicado en el municipio de Malambo, Atlántico, rescató a ‘Chiqui’, una perrita que habitaba en un basurero. La propietaria del lugar, que se identifica como Mely Hernández, recibió al animal para prestarle los servicios de ayuda médica, alimenticia y de vivienda.

Dos meses después del proceso de rehabilitación, la perrita se encontraba lista para llegar a un hogar que la recibiera y le brindara el amor que ella necesitaba.

Cabe destacar que el animal se encontraba en óptimas condiciones, como lo evidencian los registros fotográficos de su entrega.  

Una solicitud de adopción llegó al refugio de animales por parte de una amiga de la propietaria Mely Hernández, quien se identifica como Sandra Risco. Ella informaba que una mujer de la ciudad de Barranquilla se encontraba muy interesada en adoptar a ‘Chiqui’.  

El calvario comenzó ese mismo día cuando la mujer interesada en recibir a la perrita, Angelica Donado Jiménez, solicitó que le llevaran a ‘Chiqui’ a su centro estético en el municipio de Soledad, Atlántico, donde se realizaría la entrega oficial del animal. 

Horas previas a la entrega, se le solicitó a la adoptante enviar los datosrespectivos de verificación y protocolo que piden los refugios para poder hacer oficial la adopción. Entre esos datos se pedía  el número de cédula, la dirección de residencia y una fotografía en compañía de su nuevo animal. 

Al recibir estos datos, el refugio emprendió el viaje hacia la estética de Donado Jiménez para entregarle el animal.

Desde el día 27 de abril, ‘Chiqui’ quedó a cargo de Donado Jiménez, quien responsablemente mandaba el reporte fotográfico que mostraba el estado de la perrita en su nuevo hogar.

La historia cambió cuatro días después, cuando Mely Hernández recibió una llamada de Donado Jiménez para pedirle que recogieran a ‘Chiqui’ debido a que no se estaba alimentando y su hocico olía demasiado fuerte. 

El refugio no tardó en recibir la solicitud y llegar a recoger al animal. Lo que se encontraron al llegar al lugar fue demasiado triste. ‘Chiqui’, la perrita alegre y activa que entregaron cuatro días atrás, se encontraba en precarias condiciones.

El 30% de su lengua, un sangrando excesivo, deshidratación total, y un golpe en la cabeza fueron los primeros reportes médicos que permitieron evidenciar el estado crítico en el que se encontraba ‘Chiqui’.  

Desde ese preciso momento la denuncia se hizo publica por las redes sociales.RCN Radio se contactó con Rosa Juliana Herrera, periodista y ambientalista quien actualmente es la responsable de ‘Chiqui’.

Herrera contó que elste martes había ido a recoger a la perrita hasta Barranquilla para trasladarla con urgencia a Bogotá, donde sería intervenida por una clínica veterinaria especialista en casos críticos de animales.

Además, relató cómo había encontrado a ‘Chiqui’ y la respuesta que, según ella, le había dado Donado Jiménez frente a la brutal agresión que tuvo el animal.

Según Herrera, sus abogados ya investigan el caso y determinaron que el número de cédula que entregó Donado Jiménez no correspondía a su identificación real. Herrera añade que la dirección de residencia entregada por Donado Jímenez no es la actual, pues hace más de un año ella ya no vive en ese lugar.

RCN Radio contactó a Donado Jiménez para averiguar cuál es su versión respecto a la denuncia, a lo que ella respondió:

“La perrita la solicité muy amablemente y con la intención de darle una mejor vida y una familia. Sin embargo, hasta ahora veo la insistencia de la señoraSandra Risco cuando me decía que si algo no me gustaba de ella la devolviera. Tengo los chats que confirman la conversación… la señora Meli, que es quien tiene a cargo a la perrita y que me he comunicado con ella en muchas ocasiones (…), sabe que la perrita, en todo el tiempo que ella la ha tenido, no ladra”.

Me llamó la atención que el día que me la entregaron se estrellaba con la pared y con las cosas que estaba a su paso. Esto no fue impedimento para recibirla. Ese día varias personas que estuvieron alrededor de ella sentimos un olor extraño en la boca; ese día no comió, ni bebió agua, ni al siguiente día. Al tercer día notamos el olor más intenso, pero no pensamos que era la perrita. Sólo cuando la cargaron para devolverla fue que notamos que era la perrita la que olía así de feo”.

“En ningún momento se le hizo daño a ‘Chiqui’, porque yo tengo un perro y está en excelente estado. Soy una persona, una madre de familia honesta, respetada y muy honrada y muchas personas pueden dar fe de lo que digo (…) No tengo más nada que alegar. Nadie me quitó la perrita y aún mantengo comunicación con la señora Mely, que es quien tiene a la perrita a cargo”, agregó.

La denunciante y la denunciada dicen tener pruebas de lo sucedido, el caso de ‘Chiqui’ está siendo investigado y puesto a disposición de abogados quienes determinarán cómo sucedieron las cosas.

clínica veterinaria Pet Company,

Respecto al estado de salud de ‘Chiqui’ , los médicos veterinarios que la atienden dan dos posibles hipótesis de lo sucedido con su lengua: una es que fue quemada y la otra es que fue mutilada con un objeto cortopunzante.  

El animal se encuentra hospitalizado, recibiendo transfusiones debido a la pérdida sangre. Además, presenta una fuerte anemia y deshidratación corporal.

Compartir: