Condenan a 53 años de cárcel a mujer que raptó una bebé y mató a su hermanita

Luz Mery Soto Castrillón, condenada.

La mujer empujó a la mamá de la menor y a su hija de 4 años, que falleció, a un canal de agua y se llevó a la bebé. Fingió estar embarazada para engañar a su pareja. Ocurrió en Chinchiná (Caldas).

Diez meses bastaron para que la justicia esclareciera uno de los hechos que más repudio han causado en el país.

Se trata de la condena a 53 años y 8 meses de prisión impuesta a Luz Mery Soto Castrillón, a quien la Fiscalía le imputó los delitos de homicidio agravado, secuestro agravado y tentativa de homicidio agravado, por hechos relacionados con la muerte de una menor de 14 años, el intento de asesinato de la madre de esta, y el rapto de una menor de apenas un mes de nacida.

El caso se presentó el 22 de diciembre pasado en Chinchiná (Caldas) y en las últimas horas, con base en las pruebas presentadas en audiencia de juicio oral por la Fiscalía, el Juzgado Primero Penal del Circuito impartió la mencionada condena contra Soto Castrillón quien fue encontrada responsable de los delitos de homicidio agravado, secuestro agravado y tentativa de homicidio agravado.

En la sentencia condenatoria a la procesada le fueron negados los subrogados de sustitución de la pena en su domicilio, por lo que deberá cumplir la condena en un centro carcelario.

Los hechos

De acuerdo con la investigación Soto, de 47 años, días antes de concretar el delito abordó a una joven quien llevaba consigo a sus dos hijas, una de 4 años y la otra de un mes de nacida.

La estrategia desplegada por Soto fue clara, quería hacerse amiga de la madre y con regalos para las niñas logró ganarse su confianza, y el 22 de diciembre Luz Mery Soto citó en zona urbana de Chinchiná a la mujer.

El encuentro se dio en un paso de agua con desembocadura al lago Balsora. La idea era, supuestamente, entregarle regalos para ella y para sus hijas.

Ese día, según logró determinar la Fiscalía, la hoy condenada empujó al canal de agua a la madre de las menores, lo mismo que a la niña de 4 años, quedándose con la recién nacida, a quien desde ese momento raptó e hizo pasar como si fuera hija suya.

La madre sobrevivió, y fue su testimonio contra Soto Castrillón, como la responsable del homicidio de su hija mayor, y el posterior secuestro de su hija recién nacida, las pruebas con base en las cuales se sustentó el caso en los estrados judiciales.

La explicación de Soto, relacionada con la bebé, fue el haber dado recientemente a luz. Para encubrir lo que había hecho dejó la menor al cuidado de una vecina del sector, aduciendo tener problemas con su suegra; pero, aseguró que regresaría a la media noche por la niña.

Compartir: