Con agua de poza se abastecen en Zipacoa, corregimiento en Villanueva

GISELLA LÓPEZ ALVEAR @ElUniversalCtg Zipacoa

“Aquí se meten los puercos, los burros, los perros… pero a nosotros obligatoriamente nos toca sacar agua de aquí porque no tenemos de dónde más hacerlo”.
Mientras bañaba a una de sus hijas con agua que acababa de extraer de la poza, Erlis Polo contó la situación que como ella vive gran parte de los habitantes de Zipacoa, corregimiento de Villanueva.

TOMADA DE:eluniversal.com.co

Una poza, en la que está estancada agua lluvia desde la pasada temporada invernal, es el punto de abastecimiento al que le ha tocado recurrir a la comunidad. El corregimiento no cuenta con cobertura de redes de acueducto, por lo que dependen de la llegada periódica de carrotanques. Sin embargo, aseguran que desde diciembre no arribaban a esa zona los enviados por la Alcaldía de Villanueva para abastecer albercas comunitarias; solo llegaban carrotanques de propiedad de particulares que comercializan el líquido.

“Nos venden a 5 mil pesos un tanque en el que caben 10 galones de agua. Si tengo para comprar, lo compro, cuando no tengo, compro medio, y si no, me toca venir a la poza, pero lo hago es por necesidad porque sabemos que esta agua está sucia”, relató Carmen Castro, otra habitante de Zipacoa, quien reveló que el agua de la poza se usa para beber, cocinar y lavar la ropa.

“MERECEMOS AGUA POTABLE”
La precaria situación de los zipacoeros fue expuesta ayer en la mañana en algunos medios de comunicación. Horas después, varios carrotanques contratados por la administración municipal llegaron a abastecer el municipio, además de los que ocasionalmente lo hacen, pero vendiendo el agua. Por ello, la comunidad insistió en que el suministro sea constante. “Queremos que nos ayuden a resolver esta gran problemática que tenemos con el agua, desde que dejó de llover estamos pasando trabajo. No es lógico que estemos tomando de esta agua, no se justifica. Le hago un llamado al gobierno nacional, departamental y municipal. Ellos están tomando agua potable, nosotros también lo merecemos”, reclamó Diana Mata, coordinadora de la Mesa de Víctimas del Conflicto Armado de Zipacoa.

BARCAZA AVERIADA
Ante las quejas de la comunidad, Aguas de Bolívar explicó que el desabastecimiento en Zipacoa y otras zonas rurales de Villanueva, obedece a una emergencia ocurrida en el acueducto regional de La Línea.

“La barcaza de captación de agua en el Canal del Dique se volcó y sufrió una avería el pasado sábado 28 de enero y fue necesario adecuar una bomba hidráulica auxiliar y reparar el tablero del sistema eléctrico, para lo cual Aguas de Bolívar aportó 30 millones de pesos el día lunes 30 de enero, mientras se construye una nueva barcaza en un plazo máximo de 30 días. En la noche del miércoles se reanudó el bombeo de agua y hoy (ayer) se normalizó el servicio”, indicó la entidad. Por tanto, mermó el abastecimiento de carrotanques desde el casco urbano para ser trasladados a la zona rural, de acuerdo a lo explicado.

El alcalde de Villanueva, Gilberto Amaya, agregó que además del daño reciente que reportó Aguas de Bolívar, la barcaza ya se había volcado a finales de diciembre, lo que ha provocado los inconvenientes desde entonces. “Contamos con un acueducto regional muy frágil, pero hay que recordar que con la Gobernación ya se contrató la primera fase del Plan Maestro de Agua, ya está adjudicada y se está construyendo. Con esa inversión, se realizarán muchas mejorías al sistema, solucionándose el problema de manera completa al ejecutarse la segunda fase”, dijo.

Compartir: