Connect with us

Nacionales

Aspirantes a personero de Medellín denuncian presuntas anomalías en el proceso

En el proceso para elegir nuevo personero hay inconformismo de algunos de los aspirantes. FOTO ARCHIVO

GUSTAVO OSPINA ZAPATA

Un grupo de aspirantes al cargo de personero de Medellín, que adelantan un concurso a cargo de la Universidad Pontificia Bolivariana, UPB, le piden al Concejo de Medellín, en una carta, que se repita el proceso, toda vez que sienten que este tiene una “anomalía grave”.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

El Colombiano

La misma está relacionada con los tiempos otorgados para las pruebas adelantadas el pasado jueves 28 de noviembre en el bloque 7 de la sede universitaria.

Según explican, las pruebas se adelantaron en una jornada de 4 horas y 30 minutos y consistieron en dos tipos de examen: de conocimiento y de competencias.

La prueba de conocimiento constó de 90 preguntas con cuatro opciones de respuesta en forma de test.

La prueba de competencias tuvo 20 preguntas con tres opciones de respuesta.

Según los inconformes, “el tiempo que otorgaron los organizadores para absolver las dos pruebas fue de 4 horas, el cual dividieron arbitrariamente en dos horas para cada una, con un intermedio de media hora, cuyo cumplimiento fue radicalmente estricto”, dicen los participantes en una carta enviada a la presidenta del Concejo, María Paulina Aguinaga.

El problema radica en que, según los denunciantes, a pesar de la diferencia en la cantidad de preguntas y la complejidad, que era mayor para las pruebas de conocimiento, se dio el mismo tiempo para ambas (de a dos horas) y 143 de los 144 participantes no alcanzaron a responder con todo el juicio todas las 90 preguntas, mientras para las pruebas de competencias les sobró tiempo, “pues por su sencillo formato quedó excesivo, ya que no requería más de cuarenta minutos para ser respondido”.

Esta situación los lleva a decir que “evidentemente, no existió lógica, razonabilidad ni proporcionalidad entre el grado de dificultad y el tiempo asignado para cada prueba”, argumentan.

“No es razonable que de 144 aspirantes -muchos de ellos con excelente preparación y experiencia- solo uno supere dicha prueba. Pareciera entonces que el mecanismo usado para manipular el concurso fue exitoso en la medida en que eliminó del concurso a 143 participantes”, dice la carta, firmada por diez inconformes.

Esta situación genera un ambiente que, de no corregirse, se “afectaría la credibilidad de la Personería de Medellín para el próximo cuatrienio”, dicen.

En consecuencia, los firmantes le piden al concejo que, a través suyo, se interpongan los oficios para repetir la prueba con la supervisión, veeduría y acompañamiento de la Procuraduría General de la Nación, aplicando principios de racionalidad, pertinencia y proporcionalidad en la prueba para que se garantice “la transparencia” del proceso.

Responden el Concejo y la UPB

Al respecto, la presidenta del concejo, María Paulina Aguinaga, responde que la corporación carece de argumentos técnicos y jurídicos para pedirle a la universidad que repita los exámenes.

“Precisamente, como no tenemos el conocimiento ni la experticia en el diseño de estas pruebas, para eso fue que contratamos una universidad certificada y de prestigio; y además solicitamos tres propuestas a diferentes universidades”, precisa.

Señala que, además, la propuesta de la UPB fue la más económica y esa fue otra razón para escogerla.

Según Aguinaga, es la UPB la que deberá dar las explicaciones frente a los temas técnicos de la prueba como tal.

“Como concejo fuimos transparentes al seleccionar la UPB y confiamos en que la universidad también siga el principio de transparencia, porque nadie manipuló el proceso, no privilegiamos a ninguno de los aspirantes y nos mantuvimos al margen”, señala al indicar que las pruebas tampoco fueron diseñadas ni validadas por la corporación.

La corporada advierte que desde el principio se pusieron tres reglas claras que todos aceptaron y ninguno puso reparos: la primera era que el aspirante que llegara después de las 8:00 a.m. al aula a presentar el examen no podía entrar y el personero actual, Guillermo Durán Uribe, llegó a las 8:02 minutos y no pudo presentar los exámenes.

La regla dos era que para poder pasar el examen se tenían que alcanzar mínimo 80 puntos. Y la tercera, que si una sola persona ganaba el examen, el proceso debía continuar.

Tras los exámenes, en total se han presentado 28 reclamaciones. El paso siguiente es la ponderación de los antecedentes, experiencia laboral, formación académica y que los aspirantes que sigan no tengan ninguna inhabilidad para asumir el cargo de resultar elegidos.

El próximo miércoles 11 de diciembre se realizará la entrevista ante el concejo y la universidad y el proceso quedará listo para que, en los primeros diez días de enero, el nuevo concejo de la ciudad elija a este agente del Ministerio Público para el periodo 2020-2023.

La UPB, consultada sobre el particular, aduce que no se pronuncia por el momento porque el proceso no ha terminado.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE