Así se repartían las coimas de los contratos de San Andrés

Foto: Ronald Housni Jaller Twitter

Según la Fiscalía, los contratos corruptos suman 120.000 millones de pesos.
Por: Sylvia Charry, Blu Radio

TOMADO DE: bluradio.com
Blu Radio conoció los interrogatorios del excontratista Fernando León y de César Augusto James, exsecretario privado de la Gobernación, quienes relatan la manera descarada cómo se habrían repartido las coimas de los contratos a Ronald Housny, gobernador actual de San Andrés, y Aury Guerrero, exgobernadora del departamento.

Según la Fiscalía, los contratos corruptos suman 120.000 millones de pesos y, supuestamente, habrían sido entregados a cambio de sobornos que podrían superar los 11.000 millones de pesos.

Fernando León relata que uno de los modus operandi consistía en que los empresarios que querían contratar en la región debían primero financiar las campañas de los candidatos a la Gobernación y el ganador, posteriormente, pagaba la deuda con contratos.

“Hernán Moreno me dijo que con la adjudicación de estos contratos la gobernadora (sic) le estaba pagando la financiación de la campaña (…)”, les dijo a los fiscales del caso.

Añade que posteriormente, antes de que concretaran la adjudicación del contrato, se pagaba un porcentaje adicional de las coimas que iban para los altos funcionarios.

“Hernán Moreno me dijo que con la adjudicación de estos contratos la gobernadora le estaba pagando la financiación de la campaña (…). Del valor de los contratos iniciales de Flowers y Bolivariano se pactaron pagos del 10% para que nos fueran adjudicados los contratos (…) Yo lo que hacía era recibir cheques de Furel a nombre mío por valores aproximados de 100 millones, 150 millones y 200 millones, estos cheques los cambiaba en San Andrés y el dinero en efectivo se lo entregaba a César James, esta entrega la hacía en efectivo generalmente en la oficina de César James o al interior del vehículo de la Gobernación (…). Este 10% que se enviaba a César para que se la entregara a la gobernadora Auri Guerrero salía de la ejecución de las obras (…). Las entregas estaban sujetas a que la Gobernación hiciera los pagos de las actas (…)”.

León añade que “1000 millones de pesos se entregaron a César James para la gobernadora Aury Guerrero y $200 millones a Jack Housni Jaller”.

Hay que recordar que, por los hechos, la Fiscalía compulsó copias a la Corte Suprema de Justicia para que investigue las actuaciones de Jack Housni, pues para la época de los hechos era congresista.

León le contó a la Fiscalía también que “para ese momento ya el gobernador era Ronald Housni y como Hernán Moreno y yo ayudamos a financiar la campaña de la Gobernación de Ronald, de mis recursos yo saqué 100 millones de pesos para aportar a esa campaña, yo los entregué en efectivo a San Andrés por intermedio de Angarita, no recuerdo en este momento a quién se los entregó si al gobernador Ronald o a su hermano Jack, Hernán Moreno me dijo que él había puesto otros 100 y que otra persona había aportado 1000 millones de pesos y que había que reponerle esos 1000 millones con otros negocios (…)”.

Sobre el tema, César Augusto, quien era el que manejaba el tema de platas y porcentajes de coimas, le dijo a la Fiscalía: “Luego de cada adjudicación de contratos a Hernán Moreno y a Fernando Diez, me entregaban paquetes similares donde me especificaban que era dinero para que se los entregara a Jack Housni y Aury Guerrero dependiendo de quién estuviera disponible (…)”.

Incluso, añadió que los contratistas exigían adiciones a los contratos cuando no les cuadraban los aportes a las campañas y los contratos ganados en el departamento.

“Fernando León, que él fue con el señor Hernán Moreno Pérez y con el empresario Mauricio Botero en noviembre de 2016 a la Isla en un avión privado del empresario para reclamarle a los señores Jack y Ronald Housni Jaller resultados de ese aporte económico (…). De esta reunión se obtuvo como resultado las adiciones de los contratos de Megacolegio, Bolivariano y del Archivo-Sies”.

Por los hechos, la Fiscalía le solicitó a un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá que envíe a los gobernadores a prisión.

“Estructura que delinque de carácter expansivo, con acuerdos previos, cuya única finalidad era apropiarse de dineros del Estado, instrumentalizando la contratación, al extremo de recurrir a actos de corrupción con la participación de autoridades interdepartamentales”, aseguran los investigadores del caso.

Incluso, tienen pruebas de que la organización que habría desangrado al departamento durante 7 años a través de las siguientes maneras:

1. Había un acuerdo previo sobre el monto a cancelar.

2. El dinero que debía ser entregado a los funcionarios salía de los contratos.

3. La forma de legalizar la salida del dinero era a través de facturas, casi siempre de transporte.

4. El dinero se hacía efectivo y a través de César James le era entregado a sus destinatarios.

Blu Radio también conoció la Fotografía de manuscrito de cuentas tomada por Fernando León Diez Cardona el día 21 de noviembre de 2016 en reunión con el gobernador Ronald Housni. Esta es una de las pruebas que tiene el ente acusador.

 

Compartir: