Connect with us

Vida

Así puede evitar la muerte por derrame cerebral

Algunos síntomas de la enfermedad incluyen dificultades para hablar, confusión y entumecimiento repentino. Foto: Shutterstock.

HELENA CORTÉS GÓMEZ |

Quien padezca un ataque cerebrovascular puede darse cuenta, lo importante es que actúe y no asuma que esa parálisis o ese dolor de cabeza que nunca antes había tenido, mejorará con una aromática o un poco de descanso. Cada 29 de octubre se conmemora el Día mundial de la Lucha contra el ACV, también llamado trombosis, embolia o Enfermedad cerebrovascular (ECV). Más allá de los tecnicismos, si se reconocen los síntomas así como las instituciones de su territorio que tienen la capacidad para atender a los pacientes con uno de estos, se podría salvar una vida.

Una de las particularidades de esta enfermedad, frente a otras, es que quien lo sufre no solo debería ser dirigido hacia la institución más cercana, sino a la más apropiada para ofrecer la atención adecuada según dijo Mario Muñoz, de la Red Colombiana contra el Ataque Cerebrovascular en el Foro Actúe con velocidad ante el ACV.

TOMADO DE: elcolombiano.comResultado de imagen para elcolombiano.com

No cualquier hospital puede hacer frente a esta enfermedad. Aún se debate cuál es la institución ideal para tratar una situación tan grave como la de aquel que tiene una herida por arma de fuego en el abdomen. Angels, iniciativa contra los ataques cerebrovasculares, ha mapeado 150 instituciones en el país que cuentan con el equipo tecnológico y grupo médico para tratar esta circunstancia y en su portal web informa que estas se caracterizan por ser de tercer nivel y que cuentan con la posibilidad de hacer tomografía computarizada (TAC).

Debido a que una “gran mayoría de pacientes se trasladan a urgencias en taxis y no en ambulancias”, según anotó Muñoz, será clave que con antelación identifique cuáles son aquellas clínicas que están cerca a su lugar de vivienda o trabajo. Si es acompañante es clave que llame con antelación para anunciar un código ACV, como le llama el personal de salud. Si no tiene el teléfono del hospital, llame al 123 y manifiéstese seguro al hablar de los síntomas que cree estar viendo en el paciente o en usted mismo. Esto porque en algunas ocasiones el personal que contesta podría dudar de lo que usted dice y esto le restará tiempo.

Algunas de ellas en Medellín son el Instituto Neurológico de Antioquia, Hospital Manuel Uribe, Hospital Pablo Tobón Uribe, Clínica Medellín, entre otros.

 

Cuatro horas y media

Desde que se presenta el primer síntoma, una persona con un accidente cerebrovascular pierde dos millones de neuronas por minuto, dijo Pablo Amaya, neurólogo vascular y coordinador del Programa Código ACV de la Fundación Valle de Lili. Por lo que esta es una carrera contra el tiempo. Lo ideal, agrega Muñoz de Recavar, es que una hora después de haber llegado al hospital el paciente sea diagnosticado y tratado adecuadamente. Así que también allí hay un reto de superar las limitaciones administrativas, advierte Amaya.

De acuerdo con información del foro, complementada con la de la Clínica Mayo, algunos de los síntomas de esta enfermedad que interrumpe el suministro de sangre que va a una parte del cerebro, pueden ser:

– Problemas para hablar y comprender.

– Dificultad para hablar o emisión “arrastrada” de palabras.

– Confusión.

– Parálisis o entumecimiento de la cara, los brazos o las piernas.

– Entumecimiento repentino, debilidad o parálisis en el rostro, los brazos o las piernas. Por lo general, esto ocurre en un solo lado del cuerpo. Trate de levantar los brazos por encima de la cabeza al mismo tiempo. Si un brazo empieza a caer, es posible que estés padeciendo un accidente cerebrovascular.

– Un lado de la boca puede caerse cuando trate de sonreír.

– Dificultades para ver con uno o ambos ojos.

– Visión borrosa de repente en uno o en ambos ojos, o visión doble.

– Dolor de cabeza intenso y repentino, que puede estar acompañado de vómitos, mareos o estado alterado de conciencia

– Problemas para caminar. Puede tropezar o tener mareos repentinos, pérdida del equilibrio o pérdida de coordinación.

Ante la premura que se ha identificado una enfermedad como esta genera, no llame a su médico de confianza, no jale el dedo del corazón, no tome una agüita para paliarlo, no le dé tiempo a la parálisis del rostro o a la de sus brazos. Acuda al centro de salud más cercano y ojalá al ideal.

Continuar Leyendo...
Advertisement
Click por comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE