Logo RimixRadio

RimixRadio, Noticias para latinos
Nacionales

Alerta roja y gobernador (e) contagiado: retos de Antioquia para próximas semanas

El pasado jueves, luego de las 9:00 p.m., una reunión de integrantes del gabinete de la Gobernación de Antioquia fue interrumpida con la noticia de que tres personas del equipo de gobierno tenían coronavirus, entre ellos el gobernador encargado, Luis Fernando Suárez.

TOMADA DE:https://www.elcolombiano.com/

Noticias de fútbol | El Colombiano

Este le contó ayer a EL COLOMBIANO cómo cree que se contagió, la inminente declaratoria de la alerta roja por ocupación de las UCI y las medidas anunciadas para enfrentar el pico.

¿Cómo se encuentra?

“Pasé buena noche. Esto no deja de preocuparlo a uno por toda la responsabilidad, pero eso es lo que la vida nos pone al frente, un nuevo reto, más cosas por atender y aquí estamos, poniéndole el pecho a la brisa con todo el amor por esta tierra”.

¿Por qué se hizo la prueba si no tenía síntomas?

“Ayer (jueves) en la mañana una compañera del equipo me contó que se hizo la prueba y que había salido positiva. Nosotros estuvimos en reunión con ella el viernes pasado y ese día dijo que estaba indispuesta y se fue a casa, se aisló. Después de saber el resultado positivo, inmediatamente nos hicimos la prueba 35 compañeros del equipo y salimos positivos tres: la directora de Planeación Claudia García Loboguerrero y el jefe de la oficina de Comunicaciones, Henry Horacio Chaves”.

¿Quién es el “caso cero”?

“Es Alba María Quintero, de la Oficina Privada. Ella está por un convenio con EPM acompañándonos en proyectos estratégicos como la modernización”.

La alcaldía dijo que donde haya más de dos casos se considera como brote y hay cierre. ¿Podría pasar eso en la Gobernación?

“La fórmula de dos casos tiene que aplicarse con un criterio acorde al tamaño del problema. A la Gobernación hoy están ingresando, de los más de 3.000 empleados, máximo 500 diarios. Pero tenemos muy restringida la circulación entre pisos. Lo que sí vamos a tener que hacer es aislarnos algunos de los compañeros del equipo que hemos estado en sesiones de trabajo, aunque hemos mantenido y extremado los controles y las medidas de protección. Mire cómo llega de fácil el virus. Entonces parte del equipo se va a aislar, trabajará desde casa. Por ejemplo las secretarias de Productividad Maritza López y de Salud, Lina Bustamante, son algunas de las que estarán aisladas en casa. Esta es la realidad que nos corresponde. Hoy afortunadamente tenemos estas herramientas tecnológicas que nos permiten seguir activos y con este reto de seguir gobernando aunque sea desde la distancia, pero seguimos al frente”.

El gerente del coronavirus, Leopoldo López, ¿también está en ese grupo de contacto primario con usted?

“Sí, él ha estado en las reuniones pero en los últimos días estuvo por fuera atendiendo otros temas y por eso no estuvo tan directamente en el piso (piso 12 del edificio de la Gobernación, donde se ubica la oficina de Suárez y la sala de juntas). Hoy (viernes) en la mañana todo el equipo iba a hacer ese cerco, las entrevistas, a mirar videos, a mirar todo para definir quiénes deben aislarse para trabajar desde la casa”.

¿Cómo funciona una gobernación con las cabezas aisladas en sus casas?

“Desde la virtualidad y los teléfonos. No es un impedimento. Es la realidad que nos toca. De hecho le cuento que en el mapa de Antioquia tenemos afectación en 30 alcaldías y esa es la realidad. Y es muy distinta la Gobernación a la alcaldía de un municipio pequeño. Allá ocho o nueve personas es casi toda la alcaldía aislada, pero todos siguen trabajando desde la virtualidad.

El alcalde de Nechí estuvo contagiado. La de Hispania es la última. La semana pasada el secretario de Gobierno estuvo trabajando en el Plan Cosecha en el Suroeste y estuvo en reuniones con ella, entonces también está aislado. Le hicimos la prueba y salió negativo”.

¿Se extreman medidas para quienes sigan en la Gobernación?

“Sí. Así lo estamos haciendo desde hace 20 días. Allá estaban entrando 1.500 personas diarias y bajamos el aforo del edificio a máximo 600 con visitas muy restringidas”.

Usted con tantas reuniones, ¿había tomado medidas de prevención adicionales?

“Eso es lo duro. Que con todos los cuidados y aún así pasa. Es que yo mantengo el alcohol al lado, el gel antibacterial en el bolsillo, doble tapabocas, el distanciamiento con la gente, saludo a la distancia…”.

¿Entonces, cómo cree que se contagió?

“Ese día en esa reunión (con Alba María Quintero el pasado viernes) almorzamos y en ese momento uno se quita el tapabocas. Póngale la firma que ahí estuvo el contacto”.

Usted esta semana estuvo en el centro de la polémica por las diferencias con el alcalde de Medellín sobre la cuarentena. ¿Qué pasó?

“Aquí lo único que hay es buen ánimo y buena disposición. Hay mucha angustia y preocupación para que las cosas salgan bien. Nadie estando en estos cargos quiere que esto salga mal y en medio de esta situación se presentan ese tipo de tensiones. Pero para mí, como lo hablé con Daniel (Quintero), eso es totalmente secundario y los propósitos superiores nuestros son salvar vidas, salir bien librados de este proceso tan difícil, que a Antioquia le vaya bien y sobre esa base seguimos trabajando de la mano, tomando decisiones. Seguramente se seguirán presentando diferencias en el camino, pero eso se supera dialogando”.

¿Se va a ampliar la capacidad de UCI?

“Sí, claro. Todos los días. La proyección que teníamos de incremento de camas de UCI en julio ya la superamos. En los próximos días van a entrar casi 100 camas más. Pero además con todo el equipo de expertos y con las EPS se avanzó en definir un modelo nuevo que son las UCRE: Unidades de cuidados respiratorios especiales, para personas que necesiten soporte ventilatorio sin estar en cuidados intensivos. Ya estamos habilitando algunas unidades con esas UCRE y eso, sin duda, ayudará a controlar la ocupación de camas de cuidados intensivos”.

¿Y dónde estarán?

“En el Hospital La María, el Hospital General, IPS Universitaria. Esta semana hubo una reunión y todos los gerentes de clínicas conocieron el modelo, pienso que fue muy bien definido”.

¿Y en regiones?

“Muy posiblemente en el hospital La Merced de Ciudad Bolívar, en Santa Fe de Antioquia, los que tradicionalmente han sido de segundo nivel”.

¿Llegarán más UCI a otras regiones?

“Sí, en el hospital César Uribe Piedrahíta de Caucasia se están haciendo unas adecuaciones finales con temas de oxígeno para habilitar camas UCI. Pero también de los ventiladores que llegaron del Gobierno Nacional se le entregaron unos a la clínica Pajonal en Caucasia, que es privada y que ya habilitó nuevas camas. Y esta próxima semana empezarán a operar las de Urabá en la Clínica Fundadores y el Hospital Francisco Valderrama de Turbo”.

¿Sí tenemos suficientes intensivistas y medicamentos que se usan en UCI?

“Esos son dos temas claves. El de medicamentos es crítico y el problema de abastecimiento es nacional. Hemos estado en contacto permanente con el Ministerio de Salud para que ayude con este tema porque depende del Gobierno Nacional. En el tema de recurso humano tenemos un diálogo permanente con ellos y a nosotros nos ha venido asesorando uno de los intensivistas más reconocidos, que fue decano de la UPB, Marcos González, y con él construimos un modelo de trabajo para intensivistas en medio de la crisis. Eso ayudará a que cuando las camas estén en su máximo nivel, el servicio no se reviente. Es un reto gigante y nosotros siempre daremos agradecimiento enorme a los gerentes de las clínicas y a médicos, enfermeras y auxiliares que atienden a la gente, aún cuando puede estar en riesgo su vida”.

¿Tenemos un estimado de cuántos pacientes por intensivista hay?

“Hay un estándar nacional que se mejora con este modelo. Creo que es un médico por 10 camas. Pero ya desarrollamos con ellos un modelo de teleasistencia con intensivistas que están aislados porque tienen cormobilidades. Eso porque estamos encontrando que en hospitales de baja complejidad quieren remitir pacientes y con teleasistencia se les puede dar la orientación porque hay médicos que se angustian con pacientes que se están descompensando”.

¿Habrá cerco epidemiológico en su casa?

“Vivo con mi esposa. Nos deben visitar de la EPS para darnos las indicaciones del caso. Estamos durmiendo en habitaciones independientes, aislados, usando tapabocas dentro de la casa, haciendo el lavado de manos y desinfección de sitios. Ya los médicos indicarán si es necesaria la prueba para ella”.

¿Alguien asumirá la labor de delegado suyo mientras usted pasa el aislamiento?

“No. Una de las fortalezas que tiene Antioquia es el equipo de trabajo que tiene todas las capacidades, están dispuestos y conectados. Desde la distancia estaré atendiendo todos los temas de la agenda”. .

CONTEXTO DE LA NOTICIA
EN UN MINUTO
SOBRE LAS PRUEBAS
¿Tenemos pruebas suficientes y resultados a tiempo?

“Buscamos que el Gobierno Nacional nos entregue un nuevo lote, lo vamos a necesitar incluso para la cosecha cafetera y vamos a comprar otras con recursos propios. Además estamos acudiendo a la solidaridad de los empresarios que han sido muy generosos y con eso seguimos gestionando pruebas. Estamos haciéndole seguimiento estricto a la oportunidad en la entrega de los resultados de laboratorio, porque hay retrasos importantes”.

¿Y cuántas pruebas esperan del Gobierno Nacional?

“Estamos pidiendo 20.000, de ellas 10.000 para la cosecha cafetera y las otras para ese proceso de tamizajes con informales que es buenísimo, nos ha ido muy bien. Lo tenemos en Itagüí, Sabaneta y Bello, y pensamos en llevarlo a Urabá y a la cosecha cafetera. Esa búsqueda activa en territorio es muy importante”.

DECLARARÍAN ALERTA ROJA POR CORONAVIRUS

Related posts

Por derrumbes, 8.000 campesinos están afectados en plena cosecha cafetera en Betulia

admin

Colombia sigue rompiendo récord de contagios de la covid-19: experto

admin

El miércoles arranca prueba piloto de apertura de iglesias en Puerto Berrío

admin