Connect with us

Vida

Ahorro voluntario a pensión: entre más pronto, mejor

El ahorro es la clave para que cuando las personas se retiren de la vida laboral tengan una vejez tranquila. ISTOCK

Hacer aportes adicionales, así sean montos pequeños, ayuda para que los afiliados puedan obtener una mayor mesada al final de su vida laboral.

POR:
PORTAFOLIO /

En el escenario actual del sistema pensional colombiano, la conclusión es que para lograr una mesada digna al final de la vida laboral, la única alternativa es el ahorro.

Y aunque hay más de 16 millones de personas afiliadas a pensiones obligatorias, la realidad es que habrá casos de afiliados que cuando lleguen a la edad de retiro (62 años los hombres y 57 años las mujeres), no obtendrán una mesada acorde con sus expectativas.

Esto, si se tiene en cuenta que por las condiciones del mercado laboral y situaciones particulares, no todos los aportantes pueden hacer cotizaciones de manera permanente, con lo cual no alcanzan a ahorrar lo suficiente para que con su pensión puedan mantener el nivel de vida que traían en la época laboral.

TOMADO DE: portafolio.coResultado de imagen para portafolio.co

Información de Asofondos, citando recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), señala que para tener una vejez tranquila desde el punto de vista financiero, es necesario que una persona ahorre el 18 por ciento de lo que ha ganado toda la vida.

Por eso, hay dos alternativas para que en el transcurso de la etapa productiva las personas ahorren más: las pensiones voluntarias y el ahorro voluntario a pensiones obligatorias.

PENSIONES VOLUNTARIAS

Si el afiliado tiene la posibilidad de ahorrar dinero, con una vocación de largo plazo, en el mercado hay distintas alternativas de fondos de pensiones voluntarias.

Así, el aporte periódico que hace cada persona puede ir obteniendo rentabilidades, pues los fondos de pensiones invierten los recursos en distintos tipos de activos en Colombia y en el exterior, dependiendo del perfil de cada usuario y sus expectativas.

De hecho, el dinero se destina a otra cuenta individual a nombre del afiliado, en la cual se puede definir el objetivo del ahorro, el monto y la periodicidad de los aportes, y cómo quiere hacer la diversificación de sus inversiones, todo de la mano de asesores especializados.

Hay tres mecanismos para hacer el ahorro: de manera directa, que los hace cada persona cuando lo desee, o también puede autorizar a su empleador para que periódicamente le haga el descuento de nómina, e incluso hay casos en los que las empresas ofrecen este tipo de aportes como incentivos a sus trabajadores.

Más allá de la rentabilidad, el ahorro voluntario tiene beneficios tributarios. Según información de Asofondos, los aportes a estos fondos son considerados renta exenta hasta el 30 por ciento del ingreso laboral o tributario del año, y además están exentos del impuesto del 4 por mil.

Cabe recordar que estos recursos pueden ser utilizados no solo para mejorar la pensión, sino que conservan los beneficios si se destinan a la compra de vivienda o si se dejan invertidos por un mínimo de 10 años. Pero si el dinero se retira para otros fines, el usuario deberá pagar una tarifa de 15 por ciento por la administración.

También es importante que los usuarios sepan que sus cuentas de ahorro voluntario no necesariamente tienen que estar en la misma administradora de fondos de pensiones (AFP) en la que se hacen los aportes obligatorios.

Hay unos 961.000 afiliados a pensiones voluntarias, según la Superfinanciera.

APORTES VOLUNTARIOS A PENSIÓN OBLIGATORIA

Otra de las opciones que pueden usar los afiliados a pensiones, sean asalariados o independientes, es hacer aportes voluntarios a su fondo de pensiones obligatorio. Con esto, la idea es que los cotizantes puedan complementar y mejorar su pensión cuando llegue la etapa de retiro.

Según información de la AFP Porvenir, este tipo de ahorro “le ayuda al afiliado a mejorar el monto de la pensión o da la opción de pensionarse de forma anticipada”. A esto, añade que “también genera rentabilidades, pues son invertidos en los mismos portafolios donde se invierten los aportes de la pensión obligatoria”.

Cabe recordar que los afiliados a pensiones tienen la posibilidad de escoger en dónde se invierten sus recursos entre tres portafolios: moderado, conservador y de mayor riesgo.

Aunque la mayor cantidad de los recursos y afiliados estaban en el fondo moderado, desde este año los nuevos aportes de los trabajadores más jóvenes se están yendo por defecto al fondo de mayor riesgo, que si bien es el más volátil, es el que ofrece las mayores rentabilidades de largo plazo.

Al igual que en los fondos voluntarios, si el interesado en destinar más recursos a pensiones obligatorias es empleado, puede solicitarle a su empleador por escrito que realice el descuento del ahorro voluntario dirigido a su fondo de pensiones obligatorias y solicitando que se utilice para disminuir la base de retención en la fuente. Por otra parte, si trabaja como independiente, puede hacer aportes directos a través del operador por el cual pague los aportes a seguridad social.

“También se obtienen beneficios tributarios, ya que los aportes voluntarios que efectúe el afiliado no harán parte de la declaración de renta del año del aporte”, puntualiza Porvenir.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RADIOS ONLINE