Acusan a residente de Puerto Rico por fraude en enorme operativo a nivel de Estados Unidos

Rosa Emilia Rodríguez, jefa de la fiscalía federal en la Isla. (GFR Media)

PUERTO RICO:

Según la acusación, la imputada conspiró con otra persona para para hacerle creer a una mujer de 62 años que su hijo había sido secuestrado y le solicitaban $4,000.

TOMADA DE:elnuevodia.com

Una residente de Puerto Rico fue una de 260 acusados en todo Estados Unidos en un operativo coordinado por las autoridades federales en contra del fraude hacia adultos mayores.

En comunicado de prensa, el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que la redada fue la mayor en la historia, superando otro realizado el año pasado.

En el caso de Puerto Rico, la jefa de la fiscalía federal en la Isla, Rosa Emilia Rodríguez informó que un gran jurado federal emitió un pliego acusatorio con dos cargos contra Celinés Rivera Díaz por extorsión y por interferir con el comercio mediante extorsión.

Según la acusación, Rivera Díaz conspiró con otra persona para contactar por teléfono a una mujer de 62 años para hacerle creer que su hijo había sido secuestrado y le solicitaban $4,000 que supuestamente él le debía, para que fuera liberado o de lo contrario resultaría herido.

La otra persona llevó a la víctima hasta un banco en Humacao, donde entró sola, mientras que el sujeto la esperaba afuera.

En ese momento, la víctima aprovechó para informarle a los empleados del banco que estaba siendo extorsionada, por lo que llamaron a los policías, quienes llegaron a la escena poco después y una investigación posterior reveló que el hijo de la mujer no había sido secuestrado.

En comunicado de prensa, el fiscal general de Estados Unidos, William Barr indicó que la administración refuerza sus esfuerzos para intervenir contra el fraude a adultos mayores.

“Hoy estamos anunciando el operativo más grande de las autoridades de ley contra el fraude a adultos mayores en la historia de Estados Unidos”, indicó Barr en declaraciones escritas.

“La redada de este año involucra 13% más de acusados, 28% más en pérdidas y el doble de las víctimas por fraude que el año pasado”, agregó.

Por su parte, Rodríguez señaló que las personas que “engañan las víctimas para enviarles dinero antes de que sepan que es un engaño, jugando con sus emociones, deben saber que serán procesados con todo el peso de la ley”.

Compartir: