Playas de Punta Roca: invasión de basuras aleja a los turistas

Aspecto actual de las playas de Punta Roca, en Sabanilla, llenas de troncos, taruya y plásticos. Luis Rodríguez y cortesía

por:VIVIAN NARVÁEZ ORTEGA

Troncos, taruyas, plásticos y otros desechos son arrastrados por la corriente del río Magdalena hasta la zona. La CRA dice que hace limpiezas periódicas en el lugar.

TOMADA DE:elheraldo.co

Las playas de Punta Roca, en Sabanilla, se han convertido en un gran depósito de desechos que afectan el disfrute del mar por parte de turistas, e imposibilitan las faenas de pesca de algunos aficionados y pescadores de la zona.

A través de la línea Wasapea a EL HERALDO, usuarios reportaron la situación e indicaron que troncos, taruya, plásticos y otros desechos están siendo arrastrados por el río Magdalena hasta las playas, donde se acumula gran parte de este material, provocando un daño al ambiente por contaminación.

“No podemos utilizar las playas ni para bañarnos, ni para recrearnos porque está llena de basuras. Siempre está así o a veces hasta más, puesto que estamos cerca de donde desemboca el Río y en temporada de lluvias toda la taruya y los residuos llegan hasta acá”, sostuvo Francisco Wharrf, habitante del sector.

Por su parte, Diego Niño, un aficionado a la pesca deportiva que desde hace 15 años realiza sus faenas en las playas de Punta Roca, dijo que aunque es un efecto natural lo que se da con los troncos y la taruya, la falta de limpieza imposibilita las labores de pesca porque “uno lanza los señuelos, se enreden y se pierden”.

“Este lugar es de gran valor para Barranquilla y Puerto Colombia, se debe evitar arrojar las basuras de hogar que llegan acá por los arroyos. Las autoridades deben apersonarse de la situación”, expresó Niño.

José Moreno, otro habitante de la zona, sostuvo que ni él pesca, ni se baña en las playas por los desechos acumulados en el lugar.

“Esta zona es solitaria y es poco apropiada para bañarse en esas aguas”, afirmó Montes.

Alberto Escolar, director de la Corporación Autónoma Regional (CRA), indicó que lo que ocurre en las playas de Punta Roca no es un problema nuevo y que desde siempre los desechos que son arrastrados por el río Magdalena terminan afectando a las poblaciones ribereñas.

“Nosotros de forma periódica hemos hecho operativos de recuperación de madera ahogada y de limpieza en la zona, pero esto es un problema constante, y Punta Roca siempre va a seguir recibiendo estos desechos”, dijo Escolar.

Agrega que la situación es recurrente debido a que el río Magdalena “es el sumidero de residuos más grande del país, porque el  75 por ciento de la población de Colombia habita en la cuenca del Magdalena y porque hay muchos municipios sin sistemas de tratamiento de aguas servidas. Entonces, lo que vemos en Punta Roca es el reflejo de todo eso”.

Explica que el problema no radica en cada cuanto la autoridad ambiental hace operativos de limpieza, sino en que debe existir una normativa nacional que permita retribuir o compensar a los municipios costeros que reciben el impacto de todos estos residuos de manera permanente. Puesto que actualmente no existe ningún mecanismo para ello.

“Habría que establecer una regulación normativa que permita que los municipios que están recibiendo ese impacto, por encontrarse ubicados en la cuenca baja del Magdalena, reciban algún tributo económico que les permita invertir en la recuperación de esa zona”, puntualizó.

Por último, enfatizó en que el país debe tener más conciencia de todo lo que se está arrojando al Río para que se logre evitar tantas afectaciones al cuerpo de agua y a las comunidades de estas zonas costeras.

Compartir: