Santa Marta: aguacero deja 29.450 familias afectadas

El agua inundó los carros en la Avenida Primera o Paseo Bastidas, mientras que la gente requirió de una lancha para poder transitar tras el aguacero. José Puentes

Viviendas de 33 barrios fueron inundadas por el agua y el lodo, tras la lluvia de una hora caída el miércoles. Retiran 400 ton. de sedimentos de las calles, sigue la alerta.

TOMADA DE:elheraldo.co

Tareas de limpieza manual y con maquinaria amarilla en diferentes puntos geográficos de Santa Marta han permitido el retiro de 400 toneladas de sedimentos dejados por la torrencial lluvia de una hora, caída la tarde del miércoles y que dejó 29.450 familias afectadas.

En María Eugenia, 1º de mayo, Pescaíto, 17 de diciembre, Juan 23, Taganga, El Parque, Curinca, Chimila, Luis R. Calvo, Nacho Vives, Los Fundadores, 7 de Agosto y otros, el diluvio hizo que desde los cerros adyacentes se deslizara tierra que con el agua se convirtió en lodo, dejando las vías con dificultades para el tránsito vehicular.

María Eugenia, al sur de la ciudad, fue el barrio con más retiro de sedimentos con un total de 160 toneladas, por lo que se trabajó con cinco volquetas doble troque y un retrocargador. Igualmente, camiones de succión-presión para controlar rebosamientos.

La Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta, Essmar, Bomberos, Defensa Civil, Cruz Roja, la Oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático, Ogricc y Alcaldía, están al frente de la emergencia.

Balance 

El balance de daños señala que hay 20.234 casas afectadas moderadamente, la mayoría ubicadas en la ronda hídrica; hubo un deslizamiento en el barrio Luis Carlos Galán debido a una construcción que se desarrollaba en el cerro; una casa colapsada en el cerro Las Tres Cruces. Igualmente, desprendimiento de rocas de un cerro aledaño a la calle 22 con carrera 13.

Dos escenarios

Hubo dos escenarios para los Juegos Bolivarianos afectados, el coliseo de Gaira que presentó filtración de agua y el Parque de raquetas, en donde las rejillas no funcionaron. Ello permitió corregir las fallas antes del inicio de las justas. “Esto nos sirvió para exigirle al contratista mejorar”.

El total de barrios inundados fue de 33, incluyendo el Centro histórico, cuya Carrera primera, o paseo Bastidas, quedó convertido en un río que atrapó cientos de vehículos.

Debido a las inundaciones en las principales calles y avenidas, al igual que en todo el Centro histórico, los lavaderos de autos estaban atestados con servicios de overhaul o mantenimiento general, ello en razón a que el agua ingresó a los vehículos.

En solo dos negocios visitados por EL HERALDO en horas de la mañana del miércoles, habían separado 52 servicios de esta especialidad. Es de anotar que el valor del mismo por automotor es de $170 mil.

Creciente súbitas 

La alerta naranja se mantiene vigente debido a la posibilidad de crecientes súbitas de los ríos que bajan de la Sierra Nevada, caso particular del Piedras, Minca, Manzanares, Minca, Guachaca y Buritaca, en la jurisdicción de Santa Marta.

La quebrada Tamacá, en el sector de La Lucha, se torna amenazante, lo mismo que el río en Manzanares, que atraviesa la ciudad de oriente a occidente.

El Ideam reportó lluvias sectorizadas durante los próximos dos días, situación que acrecienta el desespero de los habitantes de los barrios en donde la emergencia aún está latente.

Compartir: