Goulash húngaro

Ingredientes

  • 5 libras de carne para sudar (morrillo, pecho, costilla, etc.)
  • 6 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 zanahoria cortada en trozos
  • 1 rama de apio cortada en trozos
  • 1 cebolla blanca cortada en trozos
  • 2 tomates chontos maduros en cubos y sin semillas
  • 2 ramas de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 litro de vino blanco
  • 2 litros de caldo de pollo o de ternera
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1 cucharada de pasta de tomate
  • 2 cucharadas de páprika
  • 1 cucharadita de semillas de alcaravea (opcional)
  • ⅔ de taza zanahoria en cubitos (para terminar)
  • ⅔ de taza de apio en cubitos (para terminar)
  • Sal al gusto

TOMADO DE: olimpica.com

Para el spaetzle

  • 3 tazas de harina de trigo
  • 3 tazas de leche
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Sal al gusto

Preparación

    Para el spaetzle

  1. Ponga todos los ingredientes en un bowl y mezcle con la ayuda de un batidor manual hasta obtener una pasta. Tape con papel plástico y reserve en refrigerador durante diez minutos.
  2. Caliente agua en una olla a fuego alto hasta que rompa hervor.
  3. Ponga la mezcla en un colador metálico grueso o un pasapuré, y con la ayuda de una espátula plástica, haga presión para que caigan gotas o lágrimas de pasta sobre el agua hirviendo. Cocine durante cuatro minutos.
  4. Con la ayuda de una cuchara espumadora, retire las lágrimas de pasta y pase a agua con hielo. Escurra y pase sobre papel absorbente.
  5. En una sartén con mantequilla, dore ligeramente los spaeztle.
    Para el goulash

  1. Aparte, corte la carne en cubos de siete centímetros.
  2. En una olla que pueda ir al horno, caliente dos cucharadas de aceite. Dore por tandas la carne y reserve en una bandeja. Una vez esté lista, caliente en la misma a fuego medio una cucharada de aceite y dore la zanahoria, el apio cortado en trozos, la cebolla, el tomillo y el laurel.
  3. Devuelva la carne a la olla e incorpore la harina. Mezcle muy bien y cocine hasta que la harina tome un color dorado (aproximadamente por tres minutos).
  4. Vierta el vino y deje evaporar a la mitad. Añada el caldo y continúe cocinando hasta que hierva. Sazone con un poco de sal al gusto, agregue los tomates, la páprika, la pimienta, la pasta de tomate y las semillas de alcaravea (opcional). Revuelva. Cúbrala con papel aluminio y lleve al horno precalentado a 110 °C (230 °F) durante cuatro horas o hasta que la carne se pueda cortar con una cuchara, (también se puede cocinar en la estufa al fuego más bajo posible por cuatro horas o hasta que la carne esté muy blanda).
  5. Mientras tanto, en una olla con abundante agua con sal, cocine las zanahorias por cinco minutos o hasta que estén al dente. Haga lo mismo con el apio durante siete minutos. Retire del fuego y refrésquelos en agua helada. Reserve.
  6. Una vez la carne esté lista, sáquela del horno o de la olla. Retírela de los jugos de la cocción y cuele la salsa. Si tiene la consistencia deseada, consérvela caliente. Si aún está muy líquida, póngala a cocinar a fuego bajo por 15 o 20 minutos, hasta que reduzca y tenga la consistencia deseada. En este punto sazone con sal y pimienta al gusto.
  7. Incorpore la carne de vuelta a la salsa, el apio y la zanahoria en cubitos. Caliente y sirva.
Compartir: