CGT propone un 10% de incremento para el salario mínimo del 2018

Foto referencial cortesía Fenalco

El presidente de la Central General de Trabajadores -CGT-, Julio Roberto Gómez, afirmó que una propuesta digna para los 1.3 millones de empleados que devengan el salario mínimo es un incremento cercano al 10% para el próximo año.

TOMADO DE: rcnradio.com

Con esta propuesta comienza a calentarse la discusión sobre el aumento del salario mínimo para el 2018.

 

El dirigente sindical se mostró en desacuerdo con la propuesta que había esgrimido hace algunos días la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), sobre que el incremento salarial no sobrepase el 4,5%.

“La tesis de que un incremento mayor al 4,5% termina por golpear el desempleo fue evaluada en 2013, cuando se acordó un incremento de 4,5% y la inflación fue de 1,94%. Lo más digno para los trabajadores es un aumento de 5 puntos por encima de la inflación”, explicó.

Dijo por tanto que un buen aumento rondaría el 9,5% o incluso el 10%.

Este aumento del 10% equivaldría a cerca de $80.000.

Cabe recordar que el incremento del salario para este año fue del 7% en parte por la disparada de la inflación, derivada del Fenómeno del Niño y del paro camionero.

Reforma

De otra parte, el dirigente sindical señaló que será indispensable abrir el debate al problema de la tercerización laboral debido a que en Colombia proliferan los denominados ‘contratos basura’.

“Lo cierto es que hoy la mayoría de las actividades laborales en el país están tercerizadas, y en muchos casos sin ninguna clase de protección porque la tercerización laboral es el desconocimiento de los derechos de los trabajadores”, sostuvo.

Dijo que es urgente tratar este tema al interior de la comisión de concertación salarial. “Yo creo que es lo pertinente que miremos realmente en qué sectores se viene tercerizando el trabajo”, indicó.

Por su parte, el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, indicó que el debate debe de ir dirigido a la especialización en algunas de las áreas o profesiones, sin dejar de lado la protección a los derechos de los trabajadores que debe ser un imperativo en el país.

“Si tenemos un país más competitivo vamos a ser capaces de crear mejores condiciones de empleo y de reducir la informalidad”, apuntó.

Compartir: