Autoridades descartan limpieza social en Medellín

Las autoridades de Medellín no descartan que la mayoría de los 8 homicidios ocurridos en menos de 48 horas en Medellín esta semana tenga que ver con conflictos de bandas. FOTO RÓBINSON SÁENZ

POR RODRIGO MARTÍNEZ ARANGO

Ante las muertes violentas, el lunes y martes de esta semana, de ocho personas en Medellín, surgieron hipótesis que trascendieron las redes sociales y que apuntaban a una limpieza social, versiones que fueron desmentidas por analistas y autoridades.

TOMADA DE:elcolombiano.com

Según un informe oficial del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia, Sisc, el lunes fueron asesinados: en el barrio Salado de la comuna 13, un alistador de buses de 21 años, quien tenía antecedentes por hurto; En el sector El Manzanillo, del corregimiento Altavista, le dieron muerte a bala a un hombre de 21 años, a quien le dejaron sobre su cuerpo una hoja con un escrito que decía “por rata”; en Belén Las Mercedes dos hombres en moto mataron a un muchacho de 20 años de quien dijeron testigos, era consumidor de drogas; en el barrio Aures 2, pistoleros sorprendieron subido en un árbol a un individuo de 42 años, quien también consumía y lo bajaron a bala.

Además, el martes fue reportado en el mismo informe otros cuatro homicidios, pero de ellos llamaron la atención el de un hombre de 35 años, quien según los familiares, estaba amenazado, y el de un mensajero de 20 años, a quien hombres armados lo sacaron de una cancha de fútbol, donde jugaba, y le dieron muerte en una cañada del sector de El Cucaracho, en Robledo.

Un malentendido

El comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, general Óscar Gómez Heredia, manifestó que las especulaciones sobre una limpieza social pudieron surgir, porque se dijo que algunas de las víctimas eran consumidoras o estaban relacionadas con casos de hurtos.

“Ya hicimos el análisis uno por uno de los casos del lunes y el martes y descartamos que se trate de limpieza social”, enfatizó el oficial.

El politólogo Lukas Jaramillo, integrante de la Casa de las Estrategias de la comuna 13, dijo que dos días con ocho homicidios es para alertarnos y exigir una mayor intervención de la institucionalidad, para que se investiguen y esclarezcan bien estos casos.

Explicó que lo que tienen en común las víctimas en Medellín es que son jóvenes excluidos que viven en la periferia pobre con escasas redes de apoyo e integran familias que llegaron hace pocos años a la ciudad y se tuvieron que ubicar en barrios donde causan poco impacto sus asesinatos y se investigan poco.

Por esto, advirtió “tenemos que salir de la idea de que los que están matando es gente mala, metida en el crimen con cuentas pendientes. Esto indica que la misma sociedad justifica sus muertes y en ningún momento se cuestiona al asesino, al sicario”.

Especificó que en la Casa de las Estrategias hicieron el análisis de 12 homicidios ocurridos en los últimas 5 años en Medellín y encontraron que en 8 casos las víctimas no tenían que ver con grupos ni con delitos y seis de los muertos no consumían drogas. Entonces no se puede pensar que este es el patrón de los homicidios en la ciudad.

“Lo que sí encontramos, agregó, en 11 de los 12 casos, las víctimas quedaron en medio del conflicto por la disputa de plazas de vicio y del poder del territorio”, agregó.

Puso como ejemplo un caso de un muchacho que le gustaba la música y vivía en un callejón y tenia que pasar por una esquina donde se hacía una banda. Uno de ellos le pidió prestado un parlante y este se negó. Desde ese momento entró en conflicto con la pandilla y lo asesinaron. Luego se especuló que fue por un ajuste de cuentas y un enfrentamiento entre bandas.

Concluyó que en hurtos sí se han presentado casos de linchamientos, pero en ningún momento los combos asesinan por consumo de drogas, porque ellos sostienen sus organizaciones con las ventas de esas drogas.

El secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Tobón dijo que estos casos del lunes y el martes, ni la Alcaldía ni la Policía los considera como limpieza social.

Más de la mitad de los homicidios este año en Medellín tienen que ver enfrentamientos de bandas criminales, dijo por último el funcionario.

Según el Sisc, en 2017, hasta el jueves, iban en Medellín 428 homicidios (en 2016 hubo a 422).

Por grupos delincuenciales este año van 223 crímenes.

 CONTEXTO DE LA NOTICIA
 Fernando Quijano, presidente de la Corporación para la Paz y el Desarrollo, Corpades, dijo que “siete de los ocho muertos de estos dos días fueron en el occidente de la ciudad, donde hay una clara disputa de bandas por controlar territorios, en especial el que manejaba la banda de “los Pesebreros”, en las comunas 7, 13, 16 y el corregimiento Altavista, la cual entró en desgracia con la condena a 36 años de su cabecilla alias “Carlos Pesebre” y mucha gente ha muerto en medio de ese conflicto, porque se pasó una frontera o porque es familiar de una persona que está involucrada con las bandas”.
Compartir: