Los controladores aéreos denuncian falta de personal

La Asociación de Controladores Aéreos (Acdecta) es un sindicato con 40 años de funcionamiento que reúne al 70% de profesionales vinculados a este sector. FOTO COLPRENSA

En medio del paro de pilotos de Avianca, sindicalizados en la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac), y el cese de actividades que cumple 20 días, inició la operación tortuga de los controladores aéreos. El resultado es la mala hora de este medio de transporte que deja como principales afectados a los viajeros.

TOMADO DE: elcolombiano.com

Su reacción no solo se da como solidaridad al conflicto mencionado, sino por aspectos como el déficit de controladores, que va en 270; los horarios extra de su actividad, y la falta de retiro de las personas que por vejez ya no deberían estar trabajando en estas áreas de la operación, que dejan mal parada esta labor clave para la seguridad aérea.

Estos funcionarios, empleados en la Aeronáutica Civil, tienen la responsabilidad de asegurar el tránsito aéreo, controlar los vuelos en aire para evitar que choquen o se presenten accidentes, principalmente, por esto se entiende como un servicio público esencial, lo que implica que los empleados de esta área no pueden entrar en un cese de actividades total.

La Aerocivil explicó, a través de un comunicado de prensa, que gracias a la experiencia de pilotos y controladores “el trayecto entre dos destinos puede reducirse en tiempo optimizando la operación”.

Así las cosas, con la aplicación de la operación reglamento (tortuga) no habría este ahorro de tiempo ni inversión en horas extras laboradas, adicionales a las 60 horas que por norma deben cumplir estos funcionarios.

De acuerdo con Diana Pulido, presidente de la Asociación Colombiana de Controladores Aéreos (Acdecta), que reúne al 70% de los trabajadores en este segmento, en el país hay 660 cupos de funcionarios, ocupados por 638 empleados, es decir, hay espacios vacantes para 22 que no se han podido emplear por “restricciones presupuestales”.

Además, hay un déficit de 270 controladores, pues un estudio, citado por Pulido, revela que el número ideal de trabajadores vinculados a esta labor, clave para la seguridad aérea, es de 930.

La operación tortuga o reglamento implica que “tenemos que cumplir con lo que dice la ley. Hemos hecho el llamado para que no concedamos ningún tipo de colaboración fuera de los parámetros”, afirmó Pulido.

La líder sindical denunció que han recibido presión indebida para operar más del tiempo programado. Esto “genera riesgos para la salud y la seguridad aérea”; debido al tiempo suplementario que les es programado por la Aerocivil, cuando hay estudios que demuestran que por la relevancia de la labor estas “horas extras suplementarias” no deberían existir.

Para expertos de la aviación comercial, como Alberto Maya, esta medida es “contradictoria y hace preguntar: ¿Cómo es que en circunstancias diferentes de la operación reglamento pueden trabajar, si son más laxos o menos concentrados en su labor?”

Maya analiza este hecho como “un apoyo entre sindicatos, muy común en las industrias, aún cuando muchas veces un aspecto no tiene que ver con otro”. Esto lleva a pensar que es imperativo que Avianca y los pilotos de Acdac resuelvan sus diferencias en la mesa de negociación.

El coronel Édgar Francisco Sánchez Canosa, director (e) de la Aerocivil, señaló en el comunicado que “quiere dar un parte de tranquilidad a los usuarios del transporte aéreo”.

Por ahora, la Aerocivil señala que no se han presentado afectaciones en la operación, adicionales a lo sucedido con Avianca: “tenemos la tranquilidad de que con las medidas adoptadas el servicio continuará prestándose como siempre y conforme a los principios de seguridad, eficiencia y eficacia”.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

Continúa la pelea entre pilotos de Avianca y la aerolínea, que concentra más de 50% de la operación aérea. Todavía queda por resolver el recurso de apelación interpuesto por el sindicato ante la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia sobre la legalidad del cese actividades. Se espera que esta respuesta se dé en un periodo de dos semanas. Paralelo a este proceso también sigue la intención de llevar a feliz término el tribunal de arbitramento propuesto por el Ministerio del Trabajo, con el fin de tener una salida negociada a esta disputa y que se logre dar por finalizada la huelga de los pilotos.

Compartir: