Abandono y hacinamiento: los casos más comunes de maltrato animal

La humanización de mascotas, como perros y gatos, es considerada un tipo de maltrato animal.iStock

POR:Mónica Rivera Rueda / @Yomonriver

El Distrito priorizará la atención en las localidades de Ciudad Bolívar, Usme, Tunjuelito y San Cristóbal, que son las zonas donde más sucesos se presentan. Entre los errores más comunes de los dueños de mascotas están la humanización de los animales y considerarlos objetos.

TOMADA DE:elespectador.com

A diario, el Instituto de Protección Animal atiende 70 casos. Las situaciones más comunes son abandono, hacinamiento o mascotas que han sido usadas para peleas. La atención primaria consiste en la verificación del caso y luego, de ser necesario, se procede al decomiso del animal. Sin embargo, no todos los hechos que se reportan en la ciudad tienen la misma atención.

En la ciudad existen tres entidades que trabajan por la atención de animales en riesgo. La primera es Zoonosis, que se encarga de los animales que se encuentran en la calle y que, de alguna forma, pueden representar un riesgo para la salud. Además, se encargan de controlar factores de riesgo, como vectores, promoviendo hábitos de sana convivencia con los animales. Al mes llegan al centro, ubicado en el barrio El Muelle (Engativá), casi 300 animales, entre perros y gatos.

Por otro lado, la Policía cuenta con patrullas que, además de prestar ayuda a animales como perros, gatos y caballos maltratados, también se encarga de los casos de tráfico de fauna silvestre y de procesar a los responsables de violencia contra los animales. A diario la unidad recibe mínimo 20 denuncias y trabaja con el Distrito para atender los casos más complejos.

Por último está el Instituto de Protección Animal del Distrito, que atiende el 90 % de los reportes por maltrato. La entidad se encarga de la atención primaria de las denuncias y, de ser necesario, del decomiso de los animales afectados.

“Como instituto recibimos a diario casi 70 reportes por maltrato animal. Nuestro equipo verifica primero la queja, ya que muchas veces se trata de casos de personas que dejan sus perros mucho tiempo en la terraza. Luego hacemos un plan de mejoramiento y seguimiento, y si se observa que el animal ha sido maltratado y necesita atención, inmediatamente lo decomisamos y le damos la atención necesaria en urgencias veterinarias”, asegura Claudia Liliana Rodríguez, directora de Protección Animal del Distrito.

Casos de maltrato

En la ciudad los casos de maltrato suelen ser recurrentes. Según la funcionaria, la mayoría de denuncias que se reciben son por abandono de mascotas, hacinamiento de animales y, recientemente, se han presentado casos de perros pitbull, que son utilizados en peleas y luego son abandonados en las calles. Para su atención, el Distrito creó salas de “Urgencias veterinarias”, que están adecuadas para los eventos más complejos, como el de los pitbull o el de los animales atropellados.

Pero más allá de estos eventos, para la funcionaria hay prácticas en las que incurren los dueños de mascotas y no son conscientes de que también podrían estar incidiendo en maltrato animal. Para Rodríguez, una de las principales es que las personas piensan que los animales son objetos que se pueden comprar y botar. “Muchos regalan o abandonan a los animales cuando se aburren y no entienden que es su responsabilidad”.

Otra de las conductas que preocupa es la de personas que, por su amor a los animales, empiezan a acumular mascotas sin tener clara su capacidad para cuidarlos. Para Rodríguez esto es perjudicial, especialmente en aquellos casos en los que el ciudadano llega a tener tantos animales, que se presenta un hacinamiento que supera su capacidad para garantizar el bienestar de los animales.

Finalmente, una de las prácticas más comunes es la humanización de los animales. Rodríguez aclara que no es malo acariciar o consentirlos. Sin embargo, dice, “los están humanizando cuando los dejan subir a la cama, cuando los disfrazan o con acciones como que no los dejan tocar el pasto, porque se ensucian. Eso es una forma de crueldad”, agregó la funcionaria.

Aunque no hay cifras exactas de abandono en Bogotá, por lo que no se tiene un censo de animales domésticos, la Unidad de Protección sí tiene priorizada la atención en las localidades de Ciudad Bolívar, Usme, Tunjuelito y San Cristóbal, que son las zonas donde más se presentan casos de animales atropellados y abandonados. “Lo que sí es claro, es que cinco de cada diez animales en la calle han sido botados por sus dueños”, asegura Rodríguez.

A este panorama se suma que en la ciudad no hay conciencia sobre la adopción. Según la funcionaria, de los 300 animales que son atendidos al mes por las entidades distritales, sólo 70 son adoptados en las jornadas que se adelantan cada bimestre. Por esta razón, uno de los principales retos de la Dirección de Bienestar es motivar a la gente a no comprar, sino a adoptar. “Hoy vamos a tener una jornada en el centro de Zoonosis y el domingo la vamos a repetir con los perritos que han llegado a urgencias veterinarias”.

El cambio es una cuestión de conciencia y mayor responsabilidad al hacerse cargo de una mascota. Si bien tanto el Distrito como la Policía mantienen controles de protección, la solución está en crear mayor conciencia entre los que quieren tener mascota.

Compartir: