Revelan magnitud de hallazgo de restos arqueológicos muiscas en Soacha

El descubrimiento se hizo San Antonio del Tequendama en Soacha, Cundinamarca. Foto: Cortesía: Codensa

El hallazgo ocurrió en la construcción de la subestación de energía ‘Nueva Esperanza’ de Codensa.

En el sur del municipio de Soacha, Condensa encontró  612 restos óseos y 88 piezas de cerámica que pertenecieron al pueblo indígena Muisca, que habitaron la zona hace más de 2.000 años.  

TOMADA DE:eltiempo.com

Ese fue el balance de las piezas recuperadas por expertos que desde el 2015 se hicieron cargo del hallazgo, que se encontró en la etapa inicial de construcción de la subestación ‘Nueva Esperanza’.

Según Codensa, este descubrimiento se hizo durante el estudio previo del terreno, en la etapa anterior a la construcción de la planta energética,  en donde se comprobó que el 97 %  del suelo tenía probabilidad de hallazgo arqueológico relevante. En total, se excavaron 15.500 metros cúbicos de tierra, con un equipo de 200 personas entre arqueólogos, antropólogos, bioantropólogos y auxiliares del sector.

El Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) se encargó del desarrollo del Plan de Manejo Arqueológico con una inversión de $ 10.500 millones.

David Felipe Acosta, gerente general de Codensa, dijo que el costo de la recuperación arqueológica fue de 10.500 millones de pesos. Entre el material rescatado hay restos de vasijas, ollas, platos, copas, figuras antropomorfas y zoomorfas, herramientas de piedra y material óseo humano.

Tatiana Santa,  de Inerco, consultora encargada de la excavación arqueológica de los tres mil metros de superficie, comentó que con este hallazgo se obtiene nueva información sobre la conformación social de esta cultura, de la  cual no se tenía registro previo. 

De igual forma, se identificaron 3.126 plantas de 79 especies y mamíferos como el oso perezoso de dos garras en la región.  Algunas de las piezas estarán expuestas en la Alcaldía Local de Soacha.

El proceso de excavación empezó en el 2015, y la recuperación de las piezas terminó en el 2016, cuando se inició la construcción de la subestación que ya está en servicio, pues entró a funcionar el 1.° de julio pasado.

Nueva Esperanza

La Subestación Nueva Esperanza cuenta con una potencia instalada de 450 MVA, que apoyará al sistema de Bogotá y a la zona centro-oriente del país, para robustecer y dar mayor estabilidad a la prestación del servicio.

Compartir: