En mi casa no había mercado y el profesor pidió algo para no perder matemáticas

Compartir: