Pediatras advierten que bebida lanzada en La Guajira no aporta a la nutrición de los niños

Menores junto a publicidad de la bebida.

Se trata de Kufu de la empresa Postobón, que fue lanzada en este departamento con el lema que ayudaría a la nutrición de los niños colombianos.

TOMADA DE:elheraldo.co/

La Sociedad Colombiana de Pediatría ha advertido que la bebida de nombre Kufu de la empresa Postobón, que fue lanzada en La Guajira, no   contienen algunos micronutrientes esenciales para mejorar la nutrición de los niños como el calcio y el hierro y que además, no contienen nada de proteínas y aportan escasas o ninguna caloría.

En un comunicado la Junta directiva comité Pediatría Social y Derechos Sociedad Colombiana de Pediatría, asegura que esto va en contravía de lo informado por la empresa cuando dice que es una “bebida con propósito social, que ayudará a la nutrición de los niños colombianos… Kufu es una bebida fortificada con vitaminas y minerales, que tiene como propósito aportar a garantizar la seguridad alimentaria, y ejerzan su derecho a un desarrollo integral”.

Explican que esta  bebida viene en dos presentaciones, una es un agua gasificada a la que se adicionan edulcorantes, CO2 y algunos micronutrientes. Esta se presenta, como las demás bebidas gaseosas, en envases de vidrio, lata y plástico. La otra es una bebida con mango y avena a la que se adicionan también algunos micronutrientes, la cual se presenta en envase tetrapack, similar a otros productos de la misma empresa.

“La bebida se ha lanzado inicialmente en el departamento de La Guajira, que como es de dominio público tiene una grave situación de desnutrición infantil, principalmente de la población indígena, por lo que pedimos al ministerio de Salud y Protección Social, al Invima y demás entidades del Estado encargadas de la vigilancia de los productos que se expenden en el país a pronunciarse sobre estas bebidas, así como sobre otros productos que están en el mercado y que se presentan como alternativa a los problemas nutricionales de los niños y niñas”, se indica en la comunicación.

Agregan que el ministerio de Salud y Protección Social, basado en el conocimiento acumulado tanto nacional como internacionalmente, ha desarrollado estrategias definidas tanto para prevenir como para corregir la desnutrición.

Estas estrategias han venido siendo acompañadas y apoyadas por diferentes actores del sector privado, tanto en La Guajira como en otras regiones del país, las cuales deben ser apoyadas por la empresa privada, y no que “se lancen bebidas como estas, que se presentan como contribuciones a la seguridad alimentaria, por parte de industrias con intereses en promover el consumo de bebidas consideradas no saludables”.

La Sociedad Colombiana de Pediatría afirma que estas bebidas, si bien tienen adición de ciertos micronutrientes, no contienen otros micronutrientes esenciales para mejorar la nutrición de los niños del país.

“Teniendo en cuenta que la más grave problemática nutricional del país se concentra en la primera infancia, estas bebidas podrían promover en las nuevas generaciones el consumo de bebidas gaseosas y bebidas no naturales empacadas, las cuales no hacen parte de la alimentación recomendada para un buen crecimiento y desarrollo y para lograr una buena salud”, advierten.

Los pediatras dicen que el sector privado debe jugar un papel fundamental en aportar recursos para promoción de hábitos saludables, así como para para acciones de prevención, detección y manejo oportuno de la malnutrición infantil, para lo cual se debería unir a las estrategias que a nivel nacional e internacional han sido efectivas con este fin.

“Además, se debería abstener de introducir nuevos productos que no llenan las necesidades nutricionales, confunden a la población y crean falsas expectativas, anteponiendo intereses privados al bien común”, aseguran.

Adicionalmente advierten que “en un mundo que tiene el reto del desarrollo sostenible la utilización de empaques cuyo costo supera o iguala al de la bebida envasada y generan desechos difícilmente reciclables que van a aumentar los problemas ambientales no es una práctica responsable”.

Compartir: