Sofía Vergara se queda con la custodia de sus embriones congelados

Sofía Vergara.AFP

En 2015, cuando ya habían finalizado la relación sentimental, Nick Loen demandó a la colombiana para quedarse con la custodia de Emma e Isabella -como llamó a los embriones-, pues decía que quería ser padre a toda costa.

TOMADA DE:elespectador.com

Sofía Vergara ganó una batalla judicial contra su exnovio Nick Loeb, quien en 2015 solicitó la custodia y el control de los dos embriones que crearon en 2013, cuando eran pareja y tenían planes de tener hijos.

Según el portal TMZ, un juez de Luisiana, uno de los estados más ‘provida’ de Estados Unidos, resolvió el lío judicial al decir que él no tiene jurisdicción en el caso ya que los embriones a los que Loeb llamó Emma e Isabella fueron concebidos en California, y que la pareja sólo vivió temporalmente en Luisiana.

Sofía Vergara y Nick Loeb comenzaron su relación en 2010 y dos años después se comprometieron, momento en el que él, según dijo al periódico New York Times, empezó a presionarla para tener hijos.

En mayo de 2014 la actriz canceló su compromiso con Loeb y en noviembre de 2015 se casó el actor Joe Manganiello, año en el que el exnovio interpuso una demanda en Santa Mónica (California) para reclamar dos embriones congelados y utilizarlos para conseguir su deseada paternidad, aunque fuera con otra pareja y alegó motivos morales.

Tal y como aparece en mi demanda, mi prometida insistió en que recurriéramos a la subrogación. Con sus óvulos y mi esperma creamos dos embriones femeninos. El primero que implantamos no funcionó. Y la segunda vez que lo intentamos se produjo un aborto espontáneo y yo me quedé destrozado“, reveló Nick Loeb en 2015.

Tal eran sus ganas de ser padre, que se ofreció a “pagar todos los gastos necesarios para criar a nuestras hijas”, declarando a la actriz colombiana “únicamente una donante de óvulos”.
Tras el rechazo en ese estado, el caso llegó a Luisiana cuando el exnovio de la colombiana dijo que Emma e Isabella habían sido privadas de heredar un fideicomiso que ha sido creado para ellas con el objetivo de costear su educación y sus cuidados médicos al no habérseles permitido nacer.

La intención de Nick Loeb era conseguir que se le entreguen losembriones congelados para que fueran implantados en una madre subrogada, y permitir así que -de llegar a término el embarazo- ambas niñas se beneficiaran del fideicomiso. La demanda también solicitaba que se anularan los derechos como madre de Sofía Vergara.

En el momento de recurrir a la fecundación in vitro, Nick Loeb y Sofía Vergara firmaron un contrato que estipulaba que ninguno podría utilizar los embriones que crearan sin el consentimiento del otro.

En mayo de 2015 la mejor actriz pagada de Estados Unidos dijo en el programa de radio “The Howard Stern Show”, que sería “egoísta” tratar de traer al mundo niños en un contexto en el que todo está mal planteado para ellos desde el principio.

“(Los niños) necesitan una relación cariñosa de sus padres, que se lleven bien, que no se odien. Yo no lo odio (a Loeb) pero obviamente él tiene un problema conmigo”, aseguró en ese tiempo la estrella de la serie “Modern Family“.

Compartir: