El VIH sigue latente en Medellín

ILUSTRACIÓN ELENA OSPINA

El sida ha causado la muerte de más de 35 millones de personas, según cifras de la OMS, desde que se identificó. En 2005 fallecieron 1.7 millones de individuos por causa del VIH. En 2013, 1.3 millones, y en 2015, 1.1 millones. Parece positivo. Disminuyó la mortalidad y la enfermedad dejó de ser un tema central de las políticas públicas, precisamente por los avances científicos en su tratamiento y programas de prevención.

TOMADA DE:elcolombiano.com

Sin embargo, sin importar cómo se analice, este virus todavía representa una amenaza seria: han aumentado los casos de contagio.

En los ochenta, las expectativas y la calidad de vida de una persona infectada eran bajas, pues se conocía poco acerca de este tema y de su forma de contagio. Ahora los avances en los tratamientos farmacológicos permiten que quienes la padecen puedan seguir su vida y tratarla casi como si fuera un transtorno crónico, por ejemplo, una diabetes. No se cura, pero se sobrelleva con medicamentos.

Esto ha significado que se le pierda el miedo, pero no significa que el VIH sea menos peligroso y contagioso.

¿Por qué nuevos casos?

El incremento en Colombia, según investigadores como Cataño, se debe a las relaciones sexuales sin protección: 9 de cada 10 personas diagnosticadas entre 2012 y 2014 no utilizaron preservativo.

“Para la gente ya no es una novedad infectarse de VIH”, asegura Juan Carlos Cataño, médico residente de la Fundación Antioqueña de Infectología. La población joven (entre 14 y 35 años), que es la que parece está dispersando el virus con más eficacia, “cada vez experimenta con más drogas, y esto combinado con sexo, no permite racionalizar sobre la importancia de usar el condón cuando de intimidad sexual se trata”, replica el infectólogo.

En 2015, 2,1 millones de personas se infectaron con el virus. Muchos desconocen el número y creen que no es una infección grave, sino solo un trastorno alimentario (bajan de peso y sufren mucho por la alimentación) y nada más. No existe para ellos.

Actualmente, 44.556 hombres viven con VIH en Colombia, y ello corresponde al 72.83 %; el número de casos para las mujeres es de 16.618, siendo un 27.17 % del total de infectados.

Medellín es la ciudad con la prevalencia más alta, según últimos informes del Instituto Nacional de Salud, incluso por encima de ciudades como Bogotá, que tiene el doble de la población. Esto significa que coinciden una serie de características como que hay un aumento de casos de personas que adquieren VIH y una mayor población en riesgo.

La protección

Diferentes organizaciones públicas y privadas del país han unido esfuerzos para generar conciencia en la población sobre la importancia de usar preservativos, no solo como método anticonceptivo de barrera, sino como un mecanismo de prevención de Infecciones de transmisión sexual (ITS).

No ha sido una tarea sencilla: un estudio realizado por la marca de condones Today refleja que el 53 % de las personas consideran que no es fácil contagiarse de una ITS, lo que indica que un gran porcentaje de la población percibe estas infecciones lejanas, creen que les puede pasar a otros, pero no a ellos. Es solo un mito urbano que no va a tocarlos.

Según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2015, las relaciones sexuales de alto riesgo –es decir, con una persona diferente a la pareja estable–, son practicadas, en su mayoría, por los hombres. En la encuesta, el 52.9 % de hombres entre 13 y 49 años afirmó tener relaciones de este tipo. Para las mujeres en el mismo rango de edad, el porcentaje fue de 35.3.

Para el doctor Cataño, muchas parejas estables tienen relaciones sexuales sin condón, “y aunque el común de la gente crea que así está a salvo, no siempre es de esta manera”.

El condón

Carlos Pérez, médico especialista en infectología de la Universidad Nacional, asegura que la última campaña que recuerda el público de a pie para promover el uso del condón es “Sin protección ni pío”, y eso fue en los 90.

También señala que “es necesario fortalecer la educación sexual a través de un lenguaje claro, prudente y franco, frente a la importancia de la prevención de este tipo de infecciones, con prácticas como el uso del condón en las relaciones sexuales. Además es importante asociar el autocuidado y la construcción de un plan de vida”.

Pérez afirma que uno de los mitos más comunes para no usar preservativo en las relaciones sexuales tiene que ver con el imaginario de que al utilizarlo se disminuye el placer.

Estas leyendas representan un alto riesgo para la salud, debido a que el placer está relacionado con otros elementos como el deseo, la afinidad, la conexión física y emocional, juegos eróticos y la toma de decisiones de manera autónoma y responsable.

Por esta razón el infectólogo indica que “llevar el condón siempre será una garantía para disfrutar de una vida sexual tranquila y placentera”.

Todavía no hay cura para el VIH y el sida. Los tratamientos han avanzado en que los fármacos cada vez tienen menos efectos secundarios, son más certeros y menos agresivos, y le permiten a la gente vivir más y mejor aún teniendo la enfermedad.

El panorama

De las más de 30 ITS identificadas, ocho se han convertido en las de mayor incidencia en el mundo entre este grupo de enfermedades (ver ranking).

De estas, solo algunas se consideran curables si se diagnostican y se consulta al médico de forma inmediata para evitar riesgos.

Sin embargo, para enfermedades tan graves como el VIH y el virus del papiloma humano, entre otras, aún no hay cura y solo existen medicamentos y alternativas que mitigan los síntomas y atenúan la evolución de la enfermedad.

Según el informe Global AIDS para 2015, aproximadamente 36,7 millones de personas vivían con VIH, de las que 2 millones eran de Latinoamérica y el Caribe.

¿Cuál es el peligro?

De acuerdo con el doctor Pérez, “se han estudiado múltiples tratamientos para el manejo de ITS, dada la tasa de resistencia que algunos de estos patógenos vienen presentando a través del tiempo”.

Sin embargo, el experto afirma que “lo primordial no es el tratamiento para dichas enfermedades sino la prevención de las mismas”.

Aunque estas infecciones no son siempre mortales, las secuelas sí son severas. Pueden desatar problemas pulmonares, neurológicos, e incluso llegar a producir el estado vegetativo en una persona en condición grave.

Algunas ITS, como el herpes y la sífilis, pueden multiplicar tres veces o más el riesgo de contraer el VIH.

La transmisión de la madre al niño puede dar lugar a muerte prenatal o neonatal, insuficiencia ponderal al nacer y prematuridad, septicemia, neumonía, conjuntivitis neonatal y deformidades congénitas.

Anualmente, la infección del VPH (Virus del Papiloma Humano) provoca 528.000 casos de cáncer cervicouterino y 266.000 defunciones.

ITS tales como la gonorrea y la clamidiasis son causas principales de enfermedad inflamatoria de la pelvis, desenlace adverso del embarazo e infertilidad.

El tema es de protección y
de consciencia. Porque el hecho, por ejemplo, de que el VIH sea una enfermedad que se controla cada vez más, si bien es importante para la calidad de vida de las personas infectadas, hace que se le tema menos a estas infecciones. Así, han disminuido las muertes en varios lugares, pero no el contagio. Se debería volver al consejo del pollito: Sin condón, ni pio

CONTEXTO DE LA NOTICIA

1. Virus del herpes genital: 500 millones de personas infectadas
La enfermedad es causada por el virus del herpes simple y puede afectar tanto a los hombres como a las mujeres. Los primeros síntomas son dolor, comezón y pequeñas llagas. No tiene cura.

2. virus del papiloma humano: 290 millones de mujeres la tienen
Infección que provoca verrugas en los genitales o en la piel de los alrededores según la cepa. Algunos tipos son prevenibles con vacuna. No tiene cura y las verrugas pueden desaparecer solas.

3. tricomoniasis: 143 millones de personas la padecen
La tricomoniasis causa secreciones vaginales fétidas, picazón en los genitales y micción dolorosa en las mujeres. Por lo general, los hombres no presentan síntomas. Tiene tratamiento.

4. clamidiasis: 131 millones de personas se contagian
Afecta a individuos de distintas edades, pero es más común en las mujeres jóvenes. Puede ser asintomática, y si no es así, incluye dolor y secreciones genitales. Tratamiento con antibiótico.

5. gonorrea: 78 millones de personas con esta enfermedad
Infección bacteriana de transmisión sexual que, si no se trata, puede ser causa de infertilidad. La recuperación suele durar varios días o semanas. Se trata con antibióticos.

6. sífilis: 5.6 millones de personas se contagian con ella
Infección bacteriana, generalmente de transmisión sexual, que comienza con una llaga indolora. Si no se trata puede producir daños en el cerebro, los nervios, los ojos y el corazón. Se trata con penicilina.

7. hepatitis b: 257 millones de personas infectadas
Infección grave del hígado que se puede prevenir fácilmente mediante una vacuna. Por lo general, esta enfermedad se transmite por la exposición a los fluidos corporales infectados.

8. Virus Inmunideficiencia adquirida: 39.9 millones de personas infectadas
El VIH ocasiona el SIDA e interfiere con la capacidad del cuerpo de combatir infecciones. El virus se puede transmitir mediante el contacto con sangre, semen o fluidos vaginales infectados.

Compartir: