En Guatapé hay un policía fluvial para todo el embalse

Así quedó la lancha en la que viajaba Santiago García, menor de 16 años, que murió por causa de las lesiones luego de la colisión con otro bote en el embalse de Guatapé. FOTO ASENRED

POR DIEGO ZAMBRANO BENAVIDES |

La colisión de dos lanchas privadas en el embalse de Guatapé, el pasado sábado en la noche, terminó con la muerte de un joven de 16 años. ¿Qué está pasando con el control a las embarcaciones en la represa?

TOMADO DE: elcolombiano.com

Según la sargento Marta Vergara, comandante del cuerpo de bomberos de El Peñol, sobre el papel existe una resolución que prohíbe la navegación luego de las 6:00 p.m., pero con un solo policía fluvial, ubicado en el casco urbano de Guatapé, es muy difícil controlar un cuerpo de agua tan extenso.

Armada llegará al embalse

Después del accidente del barco El Almirante, el primero que puso en evidencia la falta de seguridad en la represa, la Armada Nacional intensificó el trabajo con las autoridades locales para la instalación de un puesto de control para tener presencia permanente en el lugar.

El 3 y 4 de agosto se llevó a cabo una de las jornadas de la mesa técnica para la implementación de políticas de navegación segura, que inclusive, según informaron las autoridades, se empezaron a diseñar desde el año pasado.

“Estamos presentes con el personal de la Dirección General Marítima con el fin de mostrar y que se logren tomar todas las medidas necesarias para que el día de mañana todas las personas y turistas que llegan a Guatapé puedan sentirse seguros al hacer uso del embalse” expresó Luis Alberto Aldana, capitán de corbeta de la Armada.

EL COLOMBIANO intentó comunicarse con la Alcaldía de Guatapé para indagar sobre avances para una navegación con mayor control a embarcaciones turísticas y particulares, pero no respondieron las llamadas.

Evasión de normas

En el embalse de Guatapé, no solo hay planchones y lanchas para todos los visitantes que llegan al municipio, sino que también algunos particulares cuentan con sus propios botes.

“Por estos días hay gran cantidad de veraneantes, y uno puede dar todas las instrucciones posibles, pero muchos hacen caso omiso”, señaló Vergara.

Nueva tragedia

Esto es lo que habría sucedido la noche del sábado pasado, cuando a las 7:30 p.m. —una hora y media fuera del horario permitido— dos lanchas colisionaron cerca a la Hostería y Marina Navegar.

“Una de las lanchas no llevaba luces y por eso se produjo el choque. Por fortuna fue cerca a la orilla y las tres personas que iban en ellas llevaban chaleco salvavidas”, relató Vergara.

No obstante, un menor de 16 años identificado por el cuerpo de bomberos como Santiago García, sufrió graves lesiones en el accidente, y tuvo que ser trasladado esa misma noche al hospital San Juan de Dios de Rionegro, donde finalmente falleció el día de ayer.

El gerente del hospital San Juan de Dios, Luis Otálvaro Sánchez, informó que Santiago llegó al centro médico en condiciones críticas.

“Los neurocirujanos que lo evaluaron le diagnosticaron muerte cerebral. Estuvo con soporte vital, pero en las condiciones de salud en las que ingresó fue imposible salvarle la vida”, expresó Otálvaro.

Por otro lado, el hombre y la mujer que iban en la segunda lancha sufrieron heridas menores —explicó el gerente—, por lo cual la atención la recibieron en el lugar del accidente porque no era de gravedad.

“El domingo en la noche, al conocer la situación del joven, los familiares tomaron la decisión de desconectarlo. En la madrugada de ayer fue ingresado al quirófano, se tomaron sus órganos, que serán donados, y luego se procedió a desconectarlo, a la 1:30 a.m.”, reveló Otálvaro.

Esta nueva tragedia señala directamente a las autoridades para implementar medidas más estrictas en la navegacuón en el embalse de Guatapé .

EN DEFINITIVA

El último accidente por omisión de las normas de navegación en el embalse de Guatapé, pone de nuevo en evidencia la falta de seguridad y control por parte de las autoridades de la jurisdicción

CONTEXTO DE LA NOTICIA

El hecho que puso el foco sobre las fallas en los controles a la navegación en el embalse de Guatapé, fue el hundimiento del planchón turístico “El Almirante”, que naufragó cerca del malecón en la tarde del domingo 25 de junio con 167 personas a bordo. De este accidente sobrevivieron 158 personas, y otras nueve fallecieron. El operativo de rescate duró más de 90 horas y contó con el apoyo de múltiples cuerpos de bomberos, buzos de la Armada Nacional y personal de gestión del riesgo. Sin embargo, no solo planchones y lanchas turísticas navegan en la represa, sino que también hay embarcaciones privadas que deberían someterse a un mayor control.

Compartir: