¡Y ahora! ¿quién podrá ayudarme?

Ella decía que tenía que salir de frente.

Compartir: