Si dormimos mal, feos nos ven

ILUSTRACIÓN ARCHIVO ELENA OSPINA

POR RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ |

Si no duerme lo suficiente y al otro día luce ojeroso y cansado tiene un problema adicional: los demás notarán su insomnio y, posiblemente, evitarán tener contacto con usted.

TOMADO DE: elcolombiano.com

Su rostro pálido y esas ojeras son una especie de señal que las otras personas evaluarán y relacionarán con una salud deficiente. Además, lo verán menos atractivo.

Esas son las conclusiones de un estudio publicado en Royal Society Open Science, realizado por Tina Sundelin, del Departamento de Neurociencias Clínicas del Instituto Karolinska en Estocolmo (Suecia), y colegas.

Sundelin explicó a EL COLOMBIANO que “en el estudio, a las personas se les mostraron solamente fotografías de rostros. Así que hay algo definitivamente en la cara que revela un sueño pobre”.

En un estudio anterior, dijo, “demostramos que algunos de esos factores son ojeras y una piel pálida, eso no lo medimos específicamente con este grupo de participantes”.

En el estudio no se analizó si existen diferencias entre hombres y mujeres al evaluar el rostro de alguien somnoliento.

Riesgo

En el artículo, los investigadores indicaron que la importancia de evaluar señales sociales evolutivas relevantes sugiere que los humanos deberían ser sensibles a la historia de sueño de los demás, porque esta puede indicar algo sobre su salud así como sobre su capacidad de interacción social.

Estudios recientes, escribieron, muestran que la privación del sueño y lucir cansado se relacionan con ser menos deseables para los otros pues instintivamente rechazamos a quienes tienen poca salud.

“Esto sugiere que uno podría evitar también el contacto con personas privadas de sueño, o que parecen somnolientas, como una estrategia para reducir los riesgos y las interacciones inadecuadas”.

Pero, ¿cómo se hizo el estudio? Veinticinco participantes (14 mujeres entre ellos, de 18 a 47 años) fueron fotografiadas luego de dos días de restricción del sueño, y luego de dormir bien.

Las fotografías fueron calificadas por 122 personas (65 de ellas mujeres de 18 a 65 años) sobre la base de cuánto les gustaría socializar con los participantes.

También calificaron el grado de atracción, la salud, la confianza y la somnolencia.

Los resultados muestran que los evaluadores estaban menos inclinados a socializar con individuos que no habían tenido suficiente sueño.

Sutil

Entonces, ¿sugieren las conclusiones que las personas tienden a evitar a aquellas privadas del sueño?

Para Sundelin, la principal implicación de lo hallado es que “lucir con sueño afecta cómo otros lo perciben a uno, puede ser negativamente si usted no ha dormido lo suficiente”.

Es que decirle a alguien que luce cansado dice más sobre lo que uno percibe de lo que podría pensarse.

Dada la tendencia de los humanos de otorgarle cualidades positivas a las personas atractivas, en particular cualidades interpersonales, es menos el interés de andar entre personas que parecen cansadas, pues diversos estudios han mostrado que esos individuos se sienten menos optimistas y sociables, y son peores para entender y expresar emociones.

Así que el mejor consejo sería, duerma bien, y los demás lo percibirán atractivo y vital.

EN DEFINITIVA

Un nuevo estudio sugiere que las personas con privación del sueño son percibidas como menos atractivas y fiables, y con una salud desmejorada. Unas señales que muestra el rostro.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARÉNTESIS

HAY UN MENOR FLUJO SANGUÍNEO

Los investigadores explicaron que la pérdida parcial de sueño, como la total, hizo que los participantes parecieran menos atractivos y menos saludables. Este es el tercer estudio que conecta el sueño deficiente con una apariencia menos sana y atractiva. Un posible mecanismo para ese cambio es la diferencia en la coloración sanguínea de la piel. Un rostro atractivo y sano se caracteriza por cierto grado rojizo, que a la vez es indicativo de vasodilatación y vascularización. El flujo sanguíneo a la piel es fuertemente promovido por el sueño, una vasodilatación que puede ser el modo en el que el cuerpo distribuye sus medios de defensa. Con falta de sueño, ese flujo se reduce.

 

RADIOGRAFÍA

EFECTOS SOCIALES Y LABORALES

En un estudio en 2013 publicado en Sleep, Tina Sundelin y colegas observaron que la falta de sueño producía fatiga, que puede derivar en consecuencias sociales para la persona, al verse más tristes.

En su trabajo de grado doctoral, la investigadora sueca encontró que la falta de sueño puede incidir en el éxito de la persona, porque su rostro demacrado incidiría hasta en encontrar un buen trabajo, por eso recomienda no robarle horas al sueño.

Compartir: