Campesino se ahoga durante emergencia invernal en Ayapel

Muchos campesinos de la zona rural de Ayapel prefieren las partes altas y no salir para proteger sus propiedades. Cortesía Defensa Civil

El cuerpo fue avistado por los habitantes de esa zona rural, quienes dieron aviso a su familia.

TOMADA DE:elheraldo.co

La emergencia invernal en Ayapel, subregión del San Jorge cordobés, cobró su primera víctima, el campesino William Jáller Ávila, de 47 años, quien se ahogó en el caño el Lata, corregimiento de Pueblo Nuevo, cuando trataba de salvar un lote de ganado.

El labriego inicialmente había sido reportado como desaparecido, hasta que su cuerpo flotó a los tres días, en el mismo sector donde se cayó del mulo en el que se transportaba en medio de la creciente. Al parecer sufrió un golpe en la cabeza que lo dejó inconsciente y no le permitió pedir ayuda.

El cuerpo fue avistado por los habitantes de esa zona rural, quienes dieron aviso a su familia en el perímetro urbano de Ayapel, donde fue sepultado en las últimas horas, según lo narró el presidente de la junta directiva de la Defensa Civil en Ayapel, Saúl Donado.

También reveló el líder de los socorristas que en esa misma zona se han ahogado once reses de distintos propietarios. Sin embargo, la entidad coordinó la disposición final para evitar que aumentara el riesgo de contaminación.

Además del brote de varicela que se ha detectado en algunas veredas y corregimientos la Defensa Civil de Ayapel detectó que muchas personas que no han querido salir de la inundación para proteger sus propiedades presentan otros síntomas como enfermedades de la piel, dolor de estómago y dolor de garganta.

El reciente censo del organismo de socorro arrojó la afectación de 245 familias en las veredas Caño Pescado I y II, El Cairo 30, Caño Hondo 39, Caño Gil 135, Las Marías 27, El Cuchillo 62, Guayabal cuatro, Las Contras 101, Las Mercedes 23, Nuevo Oriente 15, La Pita 13, Costa Azul uno, Aguas Claras 43, Barcelona 50, Los Negritos 45 y Sincelejito 59, para un total de 892 familias, que superan las cinco mil personas.

“A pesar que la administración municipal tiene dos albergues temporales, no se han presentado evacuaciones masivas, pero si se han trasladado algunas personas que tienen familiares en la zona urbana, de igual forma también se han reubicado familias en zonas que permanecen secas, por la resistencia de trasladarse al casco urbano”, explica el presidente de la junta de Defensa Civil en Ayapel.

Agrega Donado que la afectación en la agricultura y la ganadería es “excesivamente sorprendente”, que se representa en la inundación aproximada de unas dos mil hectáreas de cultivos de arroz, plátano, yuca, maíz, ñame, papaya, entre otros y la perdidas de animales domésticos.

La emergencia en este municipio cordobés es producto de la ruptura del río Cauca, en dos partes, pero en jurisdicción de Nechí, Antioquia. Sin embargo, la creciente ha corrido hacia la parte baja de Ayapel.

Compartir: