Mujer le propinó fuerte golpiza a su hija de apenas 11 horas de nacida

El caso se presentó en el municipio de Córdoba, en Quindío, donde la mujer arremetió contra la recién nacida, al parecer, por su incesante llanto.

TOMADA DE:elespectador.com

Una madre de 21 años golpeó a su hija de tan solo 11 horas de nacida, en hechos registrados el pasado fin de semana en el municipio de Córdoba (Quindío). Según las primeras versiones, la razón del ataque fue el prolongado llanto de la menor.

Por la gravedad de los golpes que recibió, la menor fue remitida a la clínica Esimed de la ciudad de Armenia, donde permanece estable, aunque con problemas para respirar de forma adecuada.  El ICBF en articulación con la Comisaría de Familia, autoridad administrativa a cargo del caso, le asignó una madre sustituta a la bebé para que esté a cargo de su cuidado mientras se recupera.

Por su parte, la directora general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Cristina Plazas, condenó el hecho y pidió a la justicia tomar todas las medidas necesarias, además expresó “no es justo que pase esto con una niña que acaba de llegar al mundo. Necesitamos mamás y papás que amen a sus hijos, los protejan y garanticen sus derechos. Quienes no lo hagan deben recibir una sanción ejemplar”.

De acuerdo con el secretario del interior del Quindío, Héctor Marín, la agresora escondió su embarazo después de ser abandonada por su pareja y ser amenazada por su madre y su padrastro con ser excluida de su hogar.

Las autoridades del municipio también expresaron su repudio por el caso. La defensora del Pueblo del Quindío, Piedad Correal, señaló que seasignará una abogada de víctimas que represente la bebé dentro del proceso penal que ha iniciado. También, la comandante operativa de la Policía en Quindío, Sandra Sánchez, informó que, al iniciar las labores de investigación, los agentes lograron establecer que la mujer era madre de otra menor de 7 años que fue entregada a la Comisaría de Familia y ubicada por el ICF en Hogar Sustituto.

La directora del ICBF elevó un llamado a las familias para que “ejerzan su rol como primera línea de defensa de sus hijos y a las instituciones para que las apoyen. Los hogares tienen que ser entornos protectores para nuestros niños y no una amenaza para su integridad, como en este caso”.

Compartir: