Tenga cuidado con lo que le llega a sus equipos informáticos

Los correos electrónicos y las redes sociales son espacios adecuados para propagar virus informáticos. Lo importante es la precaución. El #Cazamentiras le da pistas para que no caiga en trampas y le puedan robar su información.

TOMADA DE:http://elmundo.com/

En las redes sociales, inescrupulosos se aprovechan de fallas informáticas para adquirir información

Un audio que está circulando en la aplicación WhatsApp afirma que los mensajes virales que se propagan en internet, a través de distintos medios, contienen virus informáticos y que, al compartirlos y difundirlos, se ayuda a propagarlos.

Entre otras cosas, el audio dice que “es bueno dejar esa costumbre de reenviar tontadas que no sirven para nada sino para expandir virus gusanos troyanos dentro de los celulares y las tablets. La campaña sería reenviar el mensaje para que la gente no reenvíe más mensajes dentro de internet y que no se hagan viral archivos que son usados por los cyberpiratas para expandir sus códigos y esos códigos se apoderan de cualquier cosa que tenga conexión a internet. Les recomiendo a todos tener cuidado con eso”.

A pesar de que hay contenidos virales y correos que se propagan en la red que sí contienen virus, no todos tienen el propósito de infectar el ordenador de los receptores. Es importante verificar la fuente de la información y el contenido de la misma ya que, usualmente, los mensajes infectados vienen acompañados con un link.

Para John Freddy Duitama, docente del Departamento de Sistemas de la Universidad de Antioquia, “es engañoso que todos los contenidos que nos llegan contengan virus, pero siempre hay que tomar ciertas precauciones. Para eso, tengo que asumir un comportamiento que proteja mi información”.

Agregó: “La información que yo tengo en mis equipos es valiosa y privada, por lo que es necesario protegerla, por eso tengo que asumir un comportamiento adecuado en la red que no comprometa la seguridad de mi ordenador”, sostuvo Duitama.

Eso significa que el receptor del mensaje no tendría por qué abrir un email o ejecutar archivos de audio de una fuente que es desconocida y que no se tiene certeza de que no hay problema.

“La gente tiene derecho a comunicarse e intercambiar información. Lo importante es preguntarse, si a mí me llega un mensaje, qué sentido tiene reenviarlo y para qué lo voy a reenviar, así como preguntarse por la veracidad, porque no todo lo que nos llega es cierto”, afirmó el docente

Duitama concluyó que la red puede usarse para cosas buenas o malas que desinforman a la gente y que, al replicarse, se convierte en “verdaderas”, causando desinformación.

Usted también puede ayudarnos a cazar las mentiras o encontrar temas que desinformen a la comunidad: si le llegan cadenas de mensajes con información que le generen sospechas, envíenos sus inquietudes vía Whatsapp: 310 4168851, Twitter: @Elmundomedellin, o e-mail: digital@elmundo.com.

Compartir: