Lluvias siguen afectando al país, pese a obras de mitigación

El corregimiento de Bolombolo (Venecia) lleva una semana inundado. Según autoridades locales son 180 las familias que han tenido que reubicar en albergues. FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ.

Concilia el sueño a cuentagotas. No se confía de los descensos que durante el día tiene el nivel del río Cauca, porque está segura que mientras no cesen las lluvias, en la madrugada entrará igual o con más fuerza.

TOMADO DE: elcolombiano.com

Gilma Bolívar pernocta, junto con su mamá, en un albergue ubicado en el parque de Bolombolo (Venecia), donde está segura, pero dice que no estará tranquila hasta que el río retorne a su cauce y puedan sacar el lodo de su casa, en el sector La Inspección, que calcula debe tener una altura de más de un metro.

Pero esta mujer, que también le tocó vivir la ola invernal del 2010, en la que perdió la mayoría de sus enseres, tendrá que esperar, por lo menos otras dos semanas, pues según Carlos Iván Márquez, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgos de Desastres, Ungrd, las lluvias irán hasta principios de junio.

Menos damnificados

Aunque al cierre de edición el reporte oficial era de 12 departamentos en alerta roja y más de 6.000 familias afectadas, Márquez le dijo a EL COLOMBIANO que el 92,5 % del territorio inundado en 2010 no tuvo afectaciones esta vez por las 5.400 obras de mitigación construidas. Esto representa 7,4 millones menos de personas damnificadas.

“Ayapel (Córdoba) quedó protegido, al igual que Girón (Santander) donde antes hubo 8.000 familias afectadas en este municipio. Sin las obras tendríamos 80.000 familias afectadas en todo el país”, como las hubo en 2010.

Drama en Meta y Valle

Una mujer embarazada y un hombre de 28 años perdieron la vida luego de ser arrastrados por el caño Maizaro, que se desbordó por las lluvias en Villavicencio (Meta). Otras 150 personas resultaron damnificas y 30 casas quedaron semidestruidas.

En el Valle la Secretaría de Gestión del Riesgo reportó cerca de 624 familias se encuentran afectadas en 15 municipios por el desbordamiento del río Cauca. También fue cerrada de manera temporal la vía Cali – Candelaria, a la altura de Juanchito.

De otro lado, según la Dirección de Emergencias de Cundinamarca las lluvias de los últimos días causaron el incremento de caudales en los ríos y colapso de la red de alcantarillado en varias poblaciones. El municipio de Quetame sigue incomunicado y la vía Fusagasugá-Bogotá presenta deslizamientos de tierra e inundaciones.

En la capital del país el río Tunjuelito se desbordó y afectó al barrio San Vicente al sur de la ciudad donde la inundación ocasionó daños materiales. En la tarde se inundó el deprimido de la 94, en el norte.

Antioquia, alerta máxima

Según Márquez en este departamento han realizado 3.500 evacuaciones preventivas.

Margarita Moncada, directora (e) del Departamento Administrativo para la prevención y atención de desastres (Dapard), precisó que 12 municipios de Antioquia están afectados por el invierno y en los últimos días han aumentado los afectados. Son La Pintada, Fredonia, Caucasia, Cáceres, Salgar, Venecia, Valdivia, Yondó, Puerto Triunfo, Puerto Nare, Puerto Berrío y Nechí”

Moncada agregó que este último era el único que faltaba: ya tienen inundados dos corregimientos y el 50 % de la zona urbana. De igual manera continúan labores de búsqueda de las dos personas desaparecidas en Valdivia desde la vivienda hasta la desembocadura del río Valdivia.

La funcionaria hizo un llamada a las familias que están zonas de riesgo por inundación o deslizamiento para que acaten la orientación de evacuación de las autoridades.

EN DEFINITIVA

Por lo menos en lo que queda de mayo persistirá la emergencia invernal en 12 departamentos del país. Según la Ungrd van solo 13.000 familias afectas debido a las obras de mitigación.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

POLÉMICA

EN CAUCASIA PIDEN AGILIZAR CONTRATO

Las lluvias de ayer en Caucasia (Bajo Cauca) agudizaron el problema del desbordamiento del río Cauca. El alcalde de esta población, Óscar Suárez, afirmó que los caños están represados.

“Tenemos 3.500 personas afectadas y 300 familias damnificadas en 12 barrios. Como no podemos ocupar los coliseos y colegios, muchos están en sus casas, porque los niveles del agua están al tope. Otras personas están en casas de familiares”. El mandatario agregó que ya fue adjudicada la construcción de una muralla de contención de 1,8 kilómetros para prevenir las inundaciones, pero que espera que la Gobernación de Antioquia le ayude a agilizar la contratación y estudios.

Compartir: