Sellan restaurante donde atracaron a turistas franceses en Cartagena

Sellan restaurante en La Boquilla donde se presentó estafa y agresión a unos turistas extranjeros. Foto: Yomaira Grandett/ EL TIEMPO

En La Boquilla piden presencia de Policía y autoridades para evitar deterioro del pueblo pesquero.

TOMADA DE:eltiempo.com

El Distrito selló durante 10 días el restaurante El Rey Arturo, en el corregimiento de La Boquilla, escenario donde el viernes pasado se dio una estafa a una pareja de turistas franceses a quienes primero les quisieron cobrar 850.000 pesos por dos platos de pescado y un par de bebidas, pero como se negaron a pagar la exagerada suma, fueron atracados con arma blanca y despojados de sus pertenencias.

“La Policía Nacional después de tener conocimiento de los hechos y la alcaldía local cerraron el restaurante por 10 días. Los dueños están citados para el próximos martes a mi despacho donde deben presentar toda la documentación que los acredita para la venta de alimentos y bebidas”, aseguró Gregorio Rico, alcalde local del sector de la virgen y turístico.

René y Dominique Tora, los dos turistas asaltados, habían narrado ante el comandante de la Policía de la ciudad, que, mientras los amenazaban con cuchillos, a dentelladas los asaltantes quisieron arrancarles sus anillos de bodas. Es la primera vez que visitan el país.

“La asociación de restauranteros está hecha para el buen servicio, pero los dueños del Rey Arturo son reincidentes y las autoridades ya lo sabían, ellos han sido desobedientes con la asociación, y pedimos ayuda de las autoridades”, señaló José Luis Gómez, presidente de la Asociación de Restaurantes de La Boquilla.

Los dueños están citados para el próximos martes a mi despacho donde deben presentar toda la documentación que los acredita para la venta de alimentos y bebidas.

Después de despojarlos de sus pertenencias: morrales, gafas de sol y 102.000 pesos en efectivo, los hombres que los habían atendido huyeron, y aún son buscados por la Policía.

“Ellos no trabajan conmigo. Sientan al cliente en las mesas y cuando el cliente ordena van a la cocina y piden el producto que yo les vendo a un precio y ellos se lo ponen al cliente en la mesa en otro”, señaló Carlos Arturo Jiménez, propietario del restaurante donde fueron asaltados los turistas y que a partir de este jueves estará cerrado y solo podrá abrir si presenta toda la documentación para trabajar en regla.

En los últimos 12 meses, las playas de La Boquilla han sido escenario de cuatro hechos penosos para la primera ciudad turística del país, en los cuales algunos comerciantes de la zona han abusado de turistas extranjeros al cobrarles sumas exageradas de dinero.

JOHN MONTAÑO
Redactor de EL TIEMPO
@PilotodeCometas

Compartir: