Con cinco años de cárcel y 250 mil dolares condenarán a parejas implicadas en fraudes matrimoniales para obtener residencia en USA

Juliana Henao
El Diario de El Paso |

Autoridades migratorias están destinando más recursos para detectar e investigar los matrimonios por conveniencia que permiten a inmigrantes conseguir la residencia permanente.

TOMADO DE: diario.mx/el_paso

Según el más reciente reporte de año fiscal por parte de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), de las 250 mil peticiones de residencia estadounidense por matrimonio recibidas, un total de 7 mil fueron identificadas como “fraudulentas”.

El matrimonio fraudulento es aquel cuyo único propósito es que uno de los cónyuges obtenga el beneficio migratorio, o green card.

“El matrimonio por conveniencia, cuando la razón principal fue el casarse para obtener la residencia estadounidense, es una violación muy seria para el Gobierno y el precio es muy alto para los responsables”, explicó el abogado de inmigración en El Paso, Diego Chávez.

Más control

Con el propósito de establecer un control más riguroso, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) lanzó recientemente una campaña para combatir el fraude de matrimonios, reiterando que de ser descubierto el ciudadano estadounidense asumirá multas y cárcel y el extranjero la deportación.

Dicha campaña es producto de las directivas impartidas el pasado 11 de abril por el fiscal general, Jeff Sessions, de investigar con severidad los fraudes migratorios, en especial los matrimonios por conveniencia.

“El matrimonio con un estadounidense siempre ha sido de gran atractivo para la comunidad inmigrante en El Paso, en especial cuando hay una urgencia de arreglar la situación migratoria. En muchos casos, incluso a extranjeros que han dejado vencer su visa pero ingresaron al país de manera legal, se les ha permitido arreglar su estatus a través del matrimonio”, explicó Chávez.

USCIS informó que todas las peticiones basadas en matrimonio, solicitudes de ajuste de estatus y de naturalización se someten a exhaustivos controles de antecedentes y de seguridad.

“La mayoría de los casos basados en matrimonio reciben una entrevista, ya sea en una oficina local o en un Consulado de Estados Unidos”, explicó Arwen Fitzgerald, portavoz de USCIS en Texas.

“La entrevista puede ocurrir ya sea durante la adjudicación de la petición de matrimonio, cuando el beneficiario solicita una visa de inmigrante o no inmigrante para entrar a Estados Unidos, o se llevará a cabo en el momento en que el beneficiario es pedido para ajustar su estatus al de residente legal permanente”, dijo Fitzgerald.

USCIS dice que, por ley, los ciudadanos y los residentes legales pueden pedir a sus cónyuges, tanto en casos de parejas conformadas entre un hombre y una mujer así como parejas homosexuales.

Consecuencias civiles y penales

Pero si el matrimonio fue fraudulento, las penas son severas.

La persecución penal por matrimonio fraudulento para conseguir beneficios migratorios es controlada por el Departamento de Justicia, y prevé una pena de cinco años de prisión y una multa de 250 mil dólares.

“La persona que vende los papeles para que un extranjero obtenga beneficios puede ser acusada por las autoridades federales. De probar el fraude el extranjero puede ser deportado”, explicó Chávez.

Un informe del Centro de Estudios de Inmigración (CIS) titulado “Hola, te quiero, dime tu nombre: Al interior del fenómeno del matrimonio por la Tarjeta Verde” (Hello, I Love You, Won’t You Tell Me Your Name: Inside the Green Card Marriage Phenomenon), aseguró que en el 2008 entre un 5 y un 30 por ciento de las green cards que se concedieron a cónyuges habrían sido fraudulentas.

Compartir: