Argentino capturado por un millonario caso de extorsión se fugó de una estación de Policía

Guido Dante Fortunati, argentino que se fugó de una estación de Policía en Itagüí.Cortesía

Su nombre es Guido Dante Fortunati y tiene a un grupo especial de la Policía siguiéndole el rastro. Su fuga sucedió en Itagüí.

TOMADO DE: noticiascaracol.com

Noticias Caracol conoció que este argentino fue detenido en febrero cuando – en compañía de otro hombre- presuntamente le exigía a un comerciante el pago de 105 millones de pesos colombianos, para liberar a un familiar que había sido secuestrado.

Para lograr la entrega del dinero, comunicaron en ese momento desde la Policía, los dos supuestos extorsionistas les dijeron a sus víctimas que eran miembros de un grupo criminal denominado La Oficina de Cali.

Pero con apoyo de hombres del Gaula Metropolitano, las víctimas organizaron la entrega del dinero y luego de citar en un centro comercial del centro de Medellín a los delincuentes, estos fueron capturados.

Tras las audiencias judiciales, en las que se le imputaron delitos como extorsión en modalidad de tentativa, el extranjero y su presunto cómplice fueron enviados a prisión por un juez de control de garantías y luego, por causa del hacinamiento que hay en las cárceles colombianas, fueron traslados a una estación de Policía.

Noticias Caracol supo por fuentes consultadas que el lugar designado para la detención de los dos capturados fue la estación de Los Gómez, en Itagüí, en el sur del área metropolitana.

Sin embargo, varias fuentes judiciales consultadas por este medio confirmaron que los dos procesados escaparon durante la Semana Santa, en hechos que son materia de investigación, por lo que la Policía designó un grupo especial del Gaula para que los recapturara.

El presidente de la Unión de Trabajadores Penitenciarios, dragoneante Luis Alberto Pinzón, dijo que les preocupa la indiferencia del estado ante el hacinamiento en las cárceles.

“En este momento hay 896 internos en unas 11 estaciones de Policía, en las que no debería haber uno. Ellos deben pasar a un centro de reclusión”, manifestó el funcionario penitenciario.

Las autoridades indagan si el presunto delincuente escapó de Colombia, país donde llevaba cerca de 18 meses viviendo.

Este año, en el área metropolitana, según fuentes judiciales, se han fugado de estaciones de policía al menos cuatro presos que deberían haber sido enviados a penales: uno de Bello, otro de La Candelaria y dos de Itagüí.

Compartir: