A turistas franceses les cobraron $850 mil por una picada de mariscos en Cartagena

La pareja que se negó a pagar el excesivo precio, fue atracada por un grupo de jóvenes.

TOMADA DE:elespectador.com

Cartagena es, tal vez, una de las ciudades turísticas más costosas de Colombia, pero Dominique y René Torá, dos turistas franceses, nunca pensaron que la cuenta en un restaurante los dejaría literalmente ‘sin un peso en el bolsillo’.

La pareja que disfrutaba de sus vacaciones en esa ciudad, decidió pasar la tarde y disfrutar del sol en las paradisiacas playas de La Boquilla, un sector reconocido por tener la gastronomía más apetecida por los turistas.

Como cualquier turista, Dominique y René fueron abordados por estos jóvenes que sirven de guía o puente para los restaurantes que están en la playa. Los denominados ‘pide-pide’ los instalaron en una carpa y les ofrecieron el menú.

Con tantas y tan dedicadas atenciones, la pareja se decidió y ordenó: dos robalos en zumo de leche de coco, tres cervezas y una botella de agua. Hasta ese momento la cuenta sumaba 60 mil pesos.

Avanzada la tarde, los jóvenes que los guiaron, llegaron sorpresivamente con una bandeja mixta de mariscos, un manjar irresistible. Al caer la tarde la pareja solicitó la cuenta. Enorme sorpresa la que se llevaron cuando se dieron cuenta que debían $850.000.

De inmediato René sentó su voz de protesta y pidió hablar con el propietario del restaurante ‘El Rey Arturo’, al considerar que el precio era excesivo por los alimentos, sin contar con la comisión por la guía, la carpa y las atenciones.  

“Llegué a la carpa y encontré la discusión. Traté de mediar porque el nombre de mi restaurante estaba de por medio. Ellos me dijeron que cuánto me debían por lo que les había ofrecido y dije que 60 mil pesos. Él sacó dos billetes de 50 mil y me canceló lo que me debía”, comentó Carlos Arturo Jiménez, en declaraciones recogidas por El Heraldo.

Según Jiménez, el turista extranjero les dijo a los jóvenes que lo dejaran tranquilo porque no tenía más dinero. Fue entonces cuando decidieron seguirlos en dos motos y veinte minutos más tarde Dominique gritaba que la ayudaran porque los estaban atracando.

En efecto, los turistas fueron despojados de sus pertenencias, entre las cuales tenían dos gafas de sol, un celular Samsung S6 y una mochila con dinero en efectivo.

René Torá interpuso la denuncia ante las autoridades por este bochornoso hecho. Sin embargo, sostuvo que este tipo de situaciones pasa en cualquier parte del mundo y no dejará de recomendar la ciudad con sus amigos.

El caso está en manos de las autoridades que vienen investigando este tipo de abusos por parte de los comerciantes, ya que este no es el primer episodio que se registra. Gracias a la colaboración de los lugareños, los jóvenes están siendo plenamente identificados.

Se conoció que días atrás la Asociación de Restaurantes de La Boquilla, firmó un acuerdo donde ajustaban los productos ofrecidos a precios reales y sin abusos.

Compartir: