¿Por qué rezamos los Mil Jesuses?

Hoy, miércoles, es el Día de la Santa Cruz, el día en que se rezan los mil jesuses. ¿Sabe usted en qué consiste esta tradición religiosa?. FOTO Shutterstock

POR:CLAUDIA ARANGO HOLGUÍN

Cuenta la Arquidiócesis de Bogotá que el origen del día de la Santa Cruz está en el hallazgo de Santa Elena de la cruz donde murió Cristo, “pero lo cierto es que el arraigo popular de la fiesta proviene de ciertas celebraciones de los romanos”.

TOMADA DE:elcolombiano.com

“Esta devoción consiste en invocar el Nombre de Jesús mil veces para derrotar de las casas a las huestes del mal”, dice la arquidiócesis. ¿Y cómo se reza?

El ritual de los mil Jesús comienza rezando el acto de contrición para luego seguir con un Padre Nuestro y finalmente con la ayuda de una camándula, se empieza a repetir Jesús, Jesús, Jesús, en cada decena se repite una de las siguientes frases:

Renuncia Satanás, que conmigo no contarás porque el Día de la Santa Cruz dije mil veces Jesús, Jesús…”.

“Si a la hora de mi muerte el demonio me tentara, le diré que no tiene parte de mí, porque el día de la Santa Cruz dije mil veces: Jesús, Jesús…”.

“Santísima Cruz, mi abogada has de ser, en la vida y en la muerte me has de favorecer. Si a la hora de mi muerte el demonio me tentare, le diré: Satanás, Satanás, conmigo no contarás ni tendrás parte en mi alma, porque dije mil veces Jesús”.

“Satanás a mi casa no entrarás, en nuestros corazones no reinarás porque el Día de la Santa Cruz diremos mil veces: Jesús, Jesús…”

En la tradición paisa, las familias para rezar los mil jesuses se ayudan con granos de frijol o de maíz para contar cada una de las 20 vueltas que hay que rezar con la camándula. Hay otros que prefieren hacer rayas con lápiz y papel de a 100 en 100 pero en general hay alguien encargado de hacer la cuenta para que se llegue hasta 1.000. Esta tradición religiosa se da también en otras ciudades del país.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARA SABER MÁSORIGEN DEL DÍA DE LA SANTA CRUZ

Históricamente se dice que el emperador Constantino I el Grande, en el sexto año de su reinado enfrentó una batalla que creía imposible de ganar dado que el ejército enemigo era muy superior en número de combatientes. “Una noche Constantino tiene una visión en el cielo en la que se le apareció brillante la Cruz de Cristo y encima de ella unas palabras, “In hoc signo vincis” (Con esta señal vencerás)”, cuenta la página web de la Arquidiócesis de Bogotá.

Continúa el relato: el emperador construyó una cruz que puso al frente de su ejército y que desde ese momento venció sin dificultad al enemigo. La madre de Constantino era Santa Elena quien viajó a Jerusalén a buscar la verdadera Cruz de Cristo, la encontró y de ahí nace la veneración a la Santa Cruz. “Santa Elena murió rogando a todos los que creen en Cristo que celebraran la conmemoración del día en que fue encontrada la Cruz”.

Compartir: