Jóvenes desaparecidos en Guatapé aparecieron muertos en Granada

FOTOS CORTESÍA

VANESA RESTREPO |

En una vía terciaria entre Granada y_Guatapé, en el Oriente de Antioquia, las autoridades encontraron los cadáveres de William de Jesús Flórez Barrera y Sebastián Puerta Rendón, de 27 y 20 años de edad, respectivamente, quienes habían sido reportados como desaparecidos el pasado jueves 28 de abril.

TOMADO DE: elcolombiano.com

La Policía Antioquia informó que los cadáveres fueron hallados a las 2:30 p.m. del pasado martes en la vereda La Honda de Granada, y que estaban en estado de descomposición.

Ómar Gómez Artistizábal, alcalde de Granada, informó que la zona donde encontraron los cuerpos es limítrofe entre su municipio y Guatapé, donde los jóvenes fueron vistos con vida por última vez.

“Es una vía terciaria que tiene un trayecto de 11 kilómetros, ellos estaban más o menos en el kilómetro 3, dejando la vía Granada – San Carlos”, dijo.

El reporte policial entregado al mandatario da cuenta de que uno de los jóvenes estaba desmembrado y el otro tenía impactos de bala. Sin embargo, las autoridades están a la espera del reporte de Medicina Legal que confirme las causas de la muerte.

Lea aquí: En casa de Guatapé habrían desmembrado a dos jóvenes

¿Qué pasó con ellos?

Las familias de William y Sebastián le dijeron que el último contacto con ellos había sido el 28 de abril a las 8:00 p.m. Los jóvenes estaban en una finca de la vereda La Peña.

A la Sijín llegó información de que el predio estaba relacionado con posibles integrantes de la banda “la Oficina”, por eso se ordenó un allanamiento para la mañana del viernes 29 de abril.

El Cuerpo Técnico de Investigación Seccional Antioquia encontró en la finca varias seguetas y machetes que, creen, fueron usadas para dar muerte y desaparecer a los jóvenes.

Según informó la Fiscalía, los investigadores descubrieron que las paredes de la casa estaban recién pintadas y que los pisos fueron lavados con combustible Acpm, al parecer para ocultar rastros de sangre.

Con ayuda de luces forenses, descubrieron y recuperaron 10 muestras de sangre y tejidos en las paredes y pisos, que más tarde fueron enviadas para su análisis en el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Dos mayores de edad y un menor fueron capturados en el lugar. Los dos adultos fueron llevados ante el Juez Promiscuo de San Rafael que les impuso medida de aseguramiento.

Ninguno de ellos aceptó los cargos por concierto para delinquir, desaparición forzada, utilización de menores para la comisión de delitos y porte ilegal de armas de fuego de uso civil y militar, a pesar de que la Policía y la Fiscalía dicen que fueron capturados en flagrancia.

Fuentes judiciales le dijeron a EL COLOMBIANO que una vez se entregue el informe forense, a los detenidos se les imputarán también los delito de homicidio y tortura.

Sobre las víctimas, el coronel Wilson Pardo, comandante de la Policía Antioquia, aseguró que se está investigando su relación con la banda delincuencial de La Piedra que delinquía en la zona de Guatapé.

Compartir: