Milagro de vida, mujer en coma dio a luz en Argentina

Pixabay

Amelia Bannan, una policía argentina quedó en coma hace cinco meses tras un accidente, su bebé nació por cesaría en navidad. Al despertar, no sabía que era su hijo, pero su familia cree que fue el motor de su recuperación.

TOMADA DE:elespectador.com

Una policía argentina que quedó en coma hace cinco meses tras un accidente vial y dio a luz en la Navidad pasada, despertó y pudo abrazar a su bebé, motor de su recuperación, contó su hermano a la AFP este jueves.

Amelia Bannan acaba de cumplir 34 años en la clínica privada donde está internada en Posadas, 840 km al norte de Buenos Aires, donde hace casi cuatro meses nació su niño, Santino, al que ahora comienza a reconocer conscientemente.

Para celebrar su cumpleaños, sus tres hermanos le llevaron el miércoles flores, globos y torta.

“Fue emocionante cómo nos respondía. Amelia habló por teléfono con  mi papá. Se puede expresar pero por la traqueotomía habla muy bajito”, detalló César Bannan, su hermano, también policía.

El 1 de noviembre pasado, la mujer embarazada de seis meses sufrió una fractura de cráneo con coágulo de sangre al volcar el auto en el que viajaba junto a otros policías que salieron ilesos, entre ellos Cristian Espíndola, el padre del bebé.

Por su estado fue trasladada a Posadas, la capital de la provincia de Misiones, a 300 km de San Pedro, la pequeña ciudad donde vive la familia Bannan.

La mujer quedó en coma pero el embarazo avanzó hasta que el 24 de diciembre, en la Nochebuena, comenzó con el trabajo de parto y finalmente nació Santino por cesárea, sin ningún problema de salud.

El bebé, el mayor estímulo

“Norma, mi otra hermana, se vino a instalar en Posadas y se hizo cargo de Santino. Todos los días a las seis de la tarde le llevaba el bebé a Amelia. Nuestra esperanza era que Santino fuera el motorcito de ella y él fue el estímulo de la mamá“, explicó César.

Durante los tres meses que pasaron, a veces la mujer se movía, daba señales, pero no hablaba. Había días que no registraba las visitas. En ocasiones abrazaba al bebé cuando se lo ponían cerca del pecho en la cama.

El jueves pasado, en Semana Santa, estábamos en la clínica y de repente escuchamos un ‘sí’. No sabíamos quién hablaba. Nos acercamos y era ella. Fue un momento muy emocionante”, recordó el hermano.

Le acercaron al bebé y Amelia primero creyó que era su sobrino. La hermana le explicó que era su hijo. Y ella lo abrazó y comenzó a recordar. Al principio decía palabras que no se entendían. De a poco mejora el habla.

“Los médicos dicen que Amelia rompió la ciencia, que su caso es un verdadero milagro”, dice César, que aclara que no es muy religioso pero cree en Dios.

Sus padres son evangélicos y la propia Amelia, que trabajó nueve años en la Comisaría de la Mujer de San Pedro, concurría a una iglesia bautista en su ciudad.

“Amelia es una persona joven, a pesar del traumatismo de cráneo grave que tuvo sigue dando sorpresas. El estímulo del hijo y de la familia es muy importante”, declaró a Canal 6 Digital de Posadas el neurocirujano Marcelo Ferreira, que la atiende.

El médico consideró que “recién van cinco meses (del accidente), tiene mucho para dar, hay que darle tiempo, no hay que apresurarse. Nos va sorprendiendo”, agregó.

Compartir: