Policía selló local de Uber en Medellín

FOTO CORTESÍA.

VANESA RESTREPO |

El local que la aplicación de transporte Uber tiene en el centro comercial Vizcaya, en Medellín, fue sellada este martes en la mañana y por un período de ocho días.

Lea aquí: Así se registró el cierre de uno de los centros de atención de Uber en Bogotá

El general Óscar Gómez Heredia, comandante de la Policía Metropolitana, explicó que en el sitio se hizo una inspección y se encontraron irregularidades en la documentación legal exigida. “Encontramos que ese local no tenía ni cámara de comercio, ni uso de suelo, ni certificado de bomberos ni el de la Secretaría de Salud”, dijo.

TOMADO DE: elcolombiano.com

El adhesivo que notifica el cierre fue firmado por el comandante de la estación de Policía de El Poblado, mayor Julián Trujillo, argumentando incumplimiento del artículo 92 del código de Policía, que en su numeral 16 contempla que está prohibido “desarrollar la actividad económica sin cumplir cualquiera de los requisitos establecidos en la normatividad vigente”.

¿Acuerdos entre taxistas y Policías?

La inspección que terminó con el cierre del local coincidió con una protesta que los taxistas habían convocado para este martes en los alrededores del centro comercial

Uno de los líderes de la marcha difundió el pasado lunes un audio a través de la aplicación Whatsapp en el que asegura que acordó con el mayor Julián Trujillo, el cierre de la oficina con la condición de que no se hicieran bloqueos de vías. “Vamos a hacer el cierre del establecimiento, de qué forma legalmente se puede hacer”, se escucha en el audio.

El general Gómez Heredia aseguró que no hay ningún tipo de alianza entre taxistas y policía. “El cierre se dio porque no se cumple con los requisitos de funcionamiento del local. Eso es algo que va más allá de si Uber puede operar legalmente en el país o no”.

Sobre la marcha, el general aclaró que aunque pidieron no hacer bloqueos, los taxistas estaban en su derecho de hacer la protesta. “Ellos hubieran podido marchar, pero yo estuve personalmente en el sitio de concentración y apenas llegaron como tres taxis, no fueron más”.

Y agregó que escuchó el audio del taxista y la grabación del mayor Trujillo, y lo que hubo fue una mala interpretación: “Él lo que dice es que va a revisar la legalidad del local, que fue lo que se hizo”.

Compartir: