Medellín invierte $125 mil millones en atención a habitantes de calle

FOTO CORTESÍA MANUELA MONTES

Juan Alberto Gallo, Isabel Higuita y Díver Llanos, tres habitantes de calle que abandonaron el sórdido mundo de las drogas y ahora laboran y generan sus ingresos.

TOMADA DE:elcolombiano.com/

Mientras inmersos en su drama este año han muerto asesinados 15 habitantes de calle de Medellín, otros 400 dejaron las calles. Ayer, 100 de ellos se presentaron en sociedad como personas que laboran en diversos oficios y han recuperado sus vidas, extraviadas en la droga y el desdén social.

En un emotivo acto celebrado en la Plaza de la Libertad, varios narraron sus historias y agradecieron la oportunidad de reintegrarse que les dio la sociedad y en especial la Alcaldía y su programa de atención al habitante de calle Somos Gente.

“Estuve 27 años en las calles, no tuve padre, solo supe quién era cuando murió, porque me lo dijeron y resultó que éramos muy amigos, eso me dio muy duro, y empecé a caer en la depresión, primero el licor y luego en las drogas”, relató Juan Alberto Gallo, de 54 años y que ahora labora como escobita en Emvarias.

Juan Alberto admite que le hizo mucho daño a su familia, que perdió a su esposa y sus hijos, pero ahora espera no defraudar a quienes lo apoyaron.

La historia de Díver Llanos, 32 años, no es menos cargada de drama. Él estuvo sumido en las drogas por diez años. Hace dos inició la recuperación y reinserción y ahora labora en una de las granjas del programa Somos Gente.

“Yo tenía un buen empleo, y esa buena vida me llevó a las drogas, que se mezcló con problemas y terminé en las calles. A ese infierno es más fácil entrar que salir”. Afirma que para abandonar las calles es vital el apoyo y poner voluntad.

Luis Bernardo Vélez, secretario de Inclusión Social, Familia y D.H, a cargo del programa Somos Gente, invitó a la sociedad a entender que un habitante de calle no es un “desechable” sino una víctima de las drogas y la violencia intrafamiliar.

“Este año hemos graduamos 400, de 1.500 que atiende el programa con apoyo del alcalde, Federico Gutiérrez. Son 400 personas que sacamos de las calles y que dejan de consumir drogas”, recalcó Vélez.

Jorge Lenin, gerente de Emvarias, confirmó que ya hay 64 exhabitantes de calle laborando en su entidad, con excelentes resultados.

“A ellos Emvarias les ofrece trabajo con la fundación del sindicato y la Fundación Universidad de Antioquia, empezamos este año con 24 y ya tenemos casi 70 con mucho éxito, son comprometidos, dinámicos y aman la oportunidad que se les da”, indica Lenin.

Admite que ha habido deserciones, pero la mayoría se debe a que encuentran oportunidades incluso mejores que las de su entidad.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARÉNTESISINVERSIÓN SERÁ DE $125 MIL MILLONES

Este grupo de 100 exhabitantes de calle están vinculados laboralmente a entidades como Planeta Brújula, La Cocina de Luis, Pastoral Social, Salvaterra, Agroindustria La Hondura, Mercados Campesinos y Empresas Varias. Pero el proceso sigue, porque la tarea de darles oportunidades está planeada para el cuatrienio. Cerca de 150 jóvenes avanzan en procesos de resocialización para su inclusión familiar, laboral y social.

Para el cuatrienio, la Administración Municipal, a través de la Secretaría de Social, tiene previsto invertir en el programa de atención e inclusión al habitante de calle $125 mil millones.

 

Compartir: