Cambiarían proyecto educativo en Bello por vivienda popular

FOTO DONALDO ZULUAGA

Los Talleres de los Ferrocarriles fueron construidos entre 1921 y 1925 por Neftalí Sierra. Quedaron abandonados en la década del 70, cuando el Ferrocarril de Antioquia suspendió operaciones. Hace siete años el Mintransporte se lo cedió a Bello.

TOMADA DE:.elcolombiano.com

Los Talleres de los Ferrocarriles Nacionales, un terreno de 79.957 metros cuadrados, ubicado al lado de la Estación Bello, y que según empresarios de la zona está avaluado en cerca de 240 mil millones de pesos, es hoy el protagonista de un choque de poderes políticos y públicos.

La Alcaldía quiere entregárselo al Fondo Nacional del Ahorro (FNA) para el desarrollo de un equipamiento urbano, que incluye viviendas de interés social, mientras que la Gobernación, el Área Metropolitana y la Universidad de Antioquia prefieren un proyecto educativo.

Donación del Estado

En el 2009 el Ministerio de Transporte, en tiempos de Andrés Uriel Gallego, le cedió ese espacio al municipio de Bello (Resolución 1463), con la condición de que fuera usado para promover la cultura, el arte y la educación. No obstante dos resoluciones posteriores, la 2417 de agosto 2014 y 0118 de enero 2016, ampliaron esa destinación original.

La primera, previa consulta al Consejo de Estado, adicionó que el inmueble también podría usarse para la “la gestión de operaciones urbanas dentro del marco de la Ley 1508 de 2012 de Iniciativas Público Privadas”. La segunda le permitió al municipio disponer “del mismo para la consecución de los fines del Estado”, además de las descritas en 2009.

Ante el riesgo que suponía esta nueva disposición y el creciente rumor de que había empresarios y constructores interesados en desarrollar allí proyectos urbanísticos y comerciales, se prendieron las alarmas.

EL COLOMBIANO conoció un oficio en el que el propio gobernador de Antioquia, Luis Pérez, le pidió al Instituto Nacional de Vías (Invías) que los Talleres fueran solo destinados, nuevamente, a los fines establecidos en 2009, cuando el Estado entregó el lote.

El Invías le respondió en agosto a Pérez que esa modificación escapaba de su competencia, pero que coordinaría una reunión con el Ministerio de Transporte para atender con prontitud esa solicitud.

Facultades al alcalde

El mes pasado ocurrió lo temido por muchos. La Alcaldía de Bello le presentó al Concejo el proyecto de Acuerdo número 032, en el que pedía facultades por seis meses para que el alcalde adelante estudios y celebre un convenio marco con el Fondo Nacional del Ahorro (FNA) que permita crear allí un proyecto de desarrollo urbano e institucional.

La iniciativa trascendió a la Asamblea Departamental. A través de un comunicado la bancada del Centro Democrático le expresó al gobernador su inquietud por la entrega de ese lote al FNA y “el posible uso comercial” del mismo. Además, le pidieron interceder para que el bien continuara en poder del municipio para los propósitos planteados al inicio por el Mintransporte.

Una de las firmantes, la diputada y exsecretaria de Planeación de Antioquia, Ana Cristina Moreno, enunció que Bello no tiene ni un metro cuadrado por habitante en espacio público, cuando la OMS recomienda entre 10 y 15 metros. “Tampoco se puede olvidar la reactivación del Ferrocarril de Antioquia que pasará por allí, y necesitará parte de estas instalaciones”.

Este pedido no surtió efectos. El pasado viernes, en periodo de prórroga y en una sesión citada para las 6:00 a.m., el Concejo aprobó, con 14 votos de 19 posibles, esa solicitud. Casi de inmediato hubo reacciones de la oposición y de entidades cívicas.

Según el concejal Gabriel Giraldo (CD) en la coyuntura institucional que atraviesa la ciudad, con la suspensión del alcalde y por respeto a los bellanitas, ese proyecto debió ser aplazado o retirado.

“Bello está creciendo mucho. En menos de 10 años seremos un millón de habitantes y no tenemos universidad pública. En el proyecto la Administración no habla del tema educativo, sino de comercio, música y vivienda de interés social”.

Agregó que no tiene nada contra la vivienda de interés social (VIS), pero que para eso Bello tiene otros lotes. Harán marchas y emprenderán acciones legales. “El FNA no es constructor. Esto se lo van a dar a un tercero, que es donde está el negocio. No sabemos qué se va a construir”.

Para Alejandro Puerta, presidente de la Junta de Acción Comunal de Mánchester, el barrio en el que está el lote, la propuesta de la Administración es que vendiendo una parte van a poder invertir en VIS: “Esa área es muy valiosa y debe continuar con propósitos culturales y educativos”.

Ayer se reunieron en la Biblioteca Marco Fidel Suárez junto con líderes de otras entidades cívicas y culturales, para planear acciones jurídicas, políticas y culturales e intentar derogar el Acuerdo.

La Oficina Jurídica de la Gobernación de Antioquia, por ley, deberá hacer revisión de legalidad a este Acuerdo esta misma semana.

“No hemos definido nada”

El proyecto fue rechazado por un concejal del Partido Verde, otro de Opción Ciudadana, uno de Bello Unido y los dos del Centro Democrático.

El presidente del Concejo, Augusto Mosquera (PL), defendió su voto positivo porque el Ministerio cambió el uso del suelo. Añadió que no le entregarán el lote a un particular sino a una entidad del Estado, que se encargará de hacer el estudio sobre un centro administrativo municipal (CAM) y las VIS: “Se respetarán los espacios para artes y oficios”.

Agregó que Bello tiene otros sectores para VIS, como Las Araucarias, en la parte alta del barrio Pachely, donde en la actualidad están construyendo más de 2.000 viviendas.

En vista de que el alcalde tiene detención domiciliaria, en un proceso por presunta falsificación de documento público, la Alcaldía delegó a Adriana Salas, subsecretaria de Desarrollo Integral del Territorio, para hablar del tema.

En diálogo con este diario la funcionaria dijo que en el proyecto no dice en ninguna parte que los antiguos Talleres vayan a ser destinados para VIS, aunque reconoció que es una de las alternativas. Aclaró que la entrega en fideicomiso al FNA se hizo siguiendo el artículo 226 de la ley 1753 (Plan Nacional de Desarrollo).

“Con el FNA buscaremos un proyecto donde se enmarquen todas las competencias y la destinación que ese inmueble tiene. En la última Resolución del Ministerio dice que el lote es para cumplir los fines del Estado, y ahí cabe salud, educación, vivienda, y lo administrativo. No entiendo por qué dicen que hay un cambio de destinación si todavía no existe ningún proyecto”.

Salas también especificó que el FNA asesorará y hará una preinversión para construir un macroproyecto de hábitat, vivienda y desarrollo urbano, “y a eso le cabe todo”.

“Nadie puede negar que es el mejor lote del valle de Aburrá cercano a una estación del Metro, con una oportunidad de desarrollo increíble. Pero también tiene limitaciones, porque tiene una condición patrimonial”.

La funcionaria añadió que las prioridades son un CAM, equipamiento cultural y de ciudad, y espacios públicos.

De hecho, en la exposición de motivos del proyecto de Acuerdo se lee que la actual sede administrativa corresponde a un modelo de ciudad de la década de los 80 y se encuentra cada vez más distante de la nueva ciudad.

“Vamos a hacer VIS”: FNA

El Área Metropolitana es una de las entidades interesadas en un desarrollo educativo para la zona en cuestión. Su director, Eugenio Prieto Soto, afirmó que, hasta donde tiene conocimiento, la función del FNA es construir VIS.

Consultado por EL COLOMBIANO, el anterior presidente del FNA, Augusto Posada, quien firmó el convenio marco con el alcalde César Suárez, señaló que, a través del producto Gestión Territorial, el municipio pone la tierra y el FNA le presta los recursos al constructor para que edifique los proyectos de vivienda que el municipio necesite.

“El lote no es cedido, sino colocado en un patrimonio autónomo o fiducia. El Fondo es quien contrata un constructor privado institucional, de la talla de Marval, Amarilo o Bolívar. Firmamos 110 convenios de este tipo y mi política fue no permitir que se hicieran con los ingenieros amigos de los alcaldes, para garantizar transparencia”.

Posada agregó que el Fondo comercializa ese tipo de proyectos con sus afiliados y que de esa manera genera oferta en municipios que necesitan vivienda y donde los constructores por sí solos no llegan. La tierra se convierte en un subsidio para las personas que compran la vivienda, y por eso son VIS.

“En el lote de Bello hay grandes intereses económicos, pero eso no me compete a mí resolverlo. El alcalde fue al Fondo, me dijo que necesitaba vivienda popular y me ofreció ese terreno. No he conocido constructores específicos a los que se las vaya a asignar. Tienen que cumplir requerimientos de capacidad de endeudamiento, patrimonio y experiencia”, acotó Posada.

Sobre la crítica de por qué usar ese lote tan estratégico en vivienda popular, afirmó que la política del FNA es que en los mejores terrenos del país quepa la gente más pobre.

¿Y el proyecto de la U de A?

Al parecer el Concejo no estaba al tanto del proyecto educativo que tenía la U. de A. en el apetecido lote. El concejal Mosquera afirmó que esa institución no estaba interesada porque “siempre han dicho que no es viable porque la Ciudadela está a 10 minutos en Metro de Bello”.

No obstante, el rector, Mauricio Alviar, precisó que en febrero sostuvo una reunión con el alcalde, y le socializó la propuesta de construir allí una sede de tecnología e innovación, que impactaría el sector manufacturero de pequeña y mediana empresa.

El beneficio sería no solo para Bello, que se vincularía con el lote, sino para todo el Aburrá norte, habitado por cerca de 800 mil personas. La inversión concebida sería de 150.000 millones de pesos, y, según Alviar, se haría con recursos propios, del Departamento y probablemente del Área Metropolitana.

En total serían 50 mil metros construidos, zonas verdes, dos bloques nuevos de laboratorios de innovación, un teatro de gran formato y una biblioteca moderna. Todo esto respetando las zonas patrimoniales, que serían restauradas.

Alviar recordó que el proyecto tuvo buen recibo, que el alcalde le prometió estudiarlo, pero que nunca le dieron una respuesta oficial. Por eso se sorprendió tanto cuando conoció la noticia del nuevo destino que tendrá ese terreno.

El pasado 2 de noviembre Alviar le comentó de nuevo al gobernador su preocupación por este proyecto, y Pérez le dijo que iba a intentar hacer una reunión con el alcalde de Bello, pero según el rector esta nunca se hizo.

“El municipio de Bello tiene toda la autonomía para tomar la decisión que a bien tenga. Lamento mucho que no se piense primero en la educación y el desarrollo tecnológico, que es una inversión de muy largo plazo. La U. de A. buscará otro espacio para su expansión, era una oportunidad muy buena; pero no existe el interés en educación”.

Según Prieto la propuesta del rector es bastante valiosa, porque el Norte, con el crecimiento que ha tenido, tiene un déficit educativo muy fuerte, pero que respeta las decisiones que tome Bello.

“Le dije al alcalde que era una buena propuesta, que la analizara. Hemos acompañando a la U. de A. en el proyecto, que sigue siendo válido. Incluso, le dije al alcalde que buscáramos un fondo de compensación, porque la U. de A. tiene la hacienda Fundadores. También le propuse acompañarlos si querían hacer un CAM”.

El sueño de tener allí 20.000 estudiantes y aumentar en un 50 % la cobertura en las áreas de ingeniería, por el momento, se posterga.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

¿QUIÉN PIDIÓ AMPLIAR SU DESTINACIÓN?

EL COLOMBIANO intentó contactar en el Mintransporte a Pío Adolfo Bárcena, secretario general de la Ministra y quien firmó la Resolución 0118 de enero de 2016. Respondieron que el funcionario ya no trabaja en el Ministerio y, al cierre de esta edición, no habían delegado vocero. En la Resolución 2417 de agosto de 2014, que adicionó la gestión de operaciones urbanas, se lee, en el considerando, que en los años 2011 y 2012 los alcaldes solicitaron modificar la destinación y administración y operación del mismo. Al respecto el exalcalde Óscar Andrés Pérez (2008-2011) dijo que su solicitud iba orientada a poder tener allí una nueva sede de la alcaldía, o sea una ampliación con destinación institucional, pero en ningún momento para ubicar allí VIS. El exalcalde Carlos Muñoz (2012-2015) no respondió las llamadas. La Gobernación sostendrá una reunión el próximo miércoles con delegados del Mintransporte, en Bogotá, para revisar estas disposiciones.

Compartir: