Tres tips para aliviar el dolor de cabeza sin recurrir a pastillas

El dolor de cabeza es uno de los males más habituales de nuestra sociedad. Si quieres aliviarlo sin recurrir a la ingesta de pastillas, hay muchas maneras naturales de conseguirlo. Aquí verás cómo detectar la causa para que no te siga afectando y qué vías posibles de resolución tienes. Con un poco de paciencia, lograrás que el dolor de cabeza se vaya cuanto antes y no vuelva.

TOMADA DE:cablenoticias.tv

Automasaje

Cuando masajeamos la zona de la parte alta de la cabeza, damos paso a que la sangre pueda circular mejor, y al suceder esto, la cabeza se oxigena y el dolor disminuye. Naturalmente notarás que tus manos van a esa zona; es un acto reflejo del propio cuerpo. Primero llévate los dedos a los puntos en que la nariz desemboca en la frente y masajea suavemente ambos lados de la nariz con ambas manos. Hazlo con paciencia y tranquilidad durante unos pocos minutos. Luego pasa a la zona de las sienes; otra vez, acaricia y masajea ambas sienes durante los minutos que sean necesarios. Observarás que cada vez que lo haces, el dolor mengua. Procura masajearte al menos una vez por hora y verás cómo la molestia se hace cada vez más soportable.

Respiración profunda

Ya sea que estés sentado o acostado, tómate un momento contigo mismo. Cierra los ojos y comienza a relajarte. Hay dolor de cabeza y es molesto, pero si te sientes molesto, no harás más que agigantarlo. Mantén los ojos cerrados y comienza a realizar inhalaciones y exhalaciones profundas. Busca llenar todo tu abdomen y tu torso de aire, lenta y suavemente, y luego exhálalo durante varios segundos. Hacer este ejercicio de respiración durante diez o quince minutos, con los ojos cerrados y la mente tranquila, disminuirá tu dolor de cabeza notablemente.

Aceite de romero

El romero es un anti-inflamatorio muy eficaz. Es por eso que si te pasas aceite de romero en la cabeza y te das masajes, lograrás combinar las propiedades del masaje con las del romero, y podrás tratar incluso un dolor de cabeza intenso. Una posibilidad es hacer la secuencia de masajes mencionada previamente, pero agregándole aceite de romero. Potenciarás los resultados y tu dolor menguará notablemente.

Compartir: