Policías golpearon a jóvenes que hacían fiesta en Laureles

La rumba que tradicionalmente organizan en la noche de las velitas un grupo de jóvenes residentes del barrio Las Acacias en Laureles, occidente de Medellín, terminó de manera abrupta en la madrugada del jueves 8 de diciembre cuando agentes de la Policía Metropolitana acudieron al lugar para controlar la fiesta y agredieron a varios de los participantes.

TOMADA DE:elcolombiano.com/

Así quedó registrado en dos videos, uno grabado por un vecino del sector y otro por uno de los jóvenes que terminó lesionado por intervenir en la refriega.

Uno de los residentes del barrio, padre de uno los organizadores de la fiesta, detalló que la rumba fue muy organizada y apegada a la ley, con las carpas y la miniteca en la acera, y precisó que en ningún momento estuvo cerrada la calle por la verbena cerca al parque de La Matea, en la que participaron alrededor de 50 personas:

“El grupo de policías fue a dañar la reunión. Durante toda la noche llegó la policía en varias ocasiones para señalar que apagaran la música hasta que a las 7:00 a.m. llegaron los que habían acabado de entrar de turno y directamente le arrebataron el sonido a la persona que estaba programando la música. Eso alborotó todo y al ver que los estaban filmando, los policías comenzaron a pegarles”, indicó el hombre que pidió proteger su identidad por motivos de seguridad.

El hombre detalló además que el grupo de amigos que organizaron la fiesta son mayores de edad y residen en el sector ubicado en la comuna 11 (Laureles).

Daniel Palacios, uno de los jóvenes afectados, relató a Noticias Uno los términos en los que se produjo la agresión por hacer un video con su teléfono móvil:

“Vieron que yo los estaba grabando, uno de ellos me distrae y me mete un bolillazo en la mano y me tumba el celular. Al intentar recogerlo se me vienen cuatro policías más a agredirme”, indica el joven, que al parecer no hacía parte de la fiesta sino que sacaba a pasear a su mascota.

La coronel Susana Palacio, comandante del distrito sur de la Policía Metropolitana (Meval), invitó a la comunidad a denunciar este tipo de excesos y acercarse tanto a los CAIcomo a las estaciones de Policía para dejar en evidencia estos comportamientos de algunos miembros de la fuerza pública. Además anunció las investigaciones pertinentes e individualización de los responsables.

El general José Gerardo Acevedo, comandante de la Meval, aclaró que ya se están adelantando las investigaciones pertinentes, porque “nosotros como policías tenemos que actuar siempre bajo el rigor de la ley, y si nos extralimitamos, sabemos que nos van a investigar disciplinaria y penalmente”.

Aunque dice que no quiere entrar en polémicas, el general afirmó que “muchas veces se muestra la película hasta cierto capítulo” y recordó que la Policía acudió al lugar por el mismo llamado de la comunidad, que estaba molesta con el ruido de los jóvenes.

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, estuvo de acuerdo con el general Acevedo.

“Nunca vamos a aceptar que un policía agreda a un ciudadano, pero debe saberse la verdad de lo que pasó allá. Como ciudadanos también tenemos una responsabilidad: respetémonos”, dijo el mandatario.

Gutiérrez precisó que entre el 20 y 25 por ciento de los homicidios de Medellín tienen origen en la falta de tolerancia y los problemas de convivencia, y por eso hizo un llamado a la comunidad a respetar al otro y celebrar sin molestar al vecino, sobre todo en épocas decembrinas:

“Casi que gran parte de la policía se tiene que dedicar a atender quejas ciudadanos y borrachos (en el mes de diciembre), en vez de estar haciendo operativos contra los criminales. Ahí sí necesitamos el apoyo de la ciudadanía. ¿Quién dijo que no podemos celebrar sin generar incomodidad en el vecino?”.

Compartir: