En el Congreso no hay tiempo para discutir nuevas penas a violadores

Se presentaron nuevos proyectos de ley, pero le quedan pocos días a las sesiones.

Por: POLÍTICA |

El brutal asesinato de la niña Yuliana Andrea Samboní a manos, presuntamente, de Rafael Uribe Noguera, tocó las fibras del Congreso de la República donde, como en otras ocasiones de crímenes reprobables contra menores, volvió a tomar fuerza la idea de imponer sanciones severas a los autores de estos delitos.

Aunque solo quedan ocho días de sesiones ordinarias del Congreso, algunos legisladores se apuraron a presentar el mismo martes (un día después de que se conociera el crimen de Yuliana) proyectos de ley y de reforma constitucional que pasan por ideas como la cadena perpetua contra violadores o la castración química. Estos temas han sido objeto de debate en varias oportunidades, de manera pública, pero no han prosperado.

De hecho, entre las propuestas presentadas el martes hay dos enmiendas a la Constitución para imponer la cadena perpetua a los violadores, pero el Congreso no tiene tiempo ahora para abordar su discusión, pues solo le quedan ocho días de su periodo ordinario.

El primer proyecto fue radicado por la senadora por ‘la U’, Maritza Martínez, junto con un grupo de colegas y copartidarios y busca que se implante la castración química para quienes violen a menores de 14 años.

De acuerdo con la iniciativa, a estas personas se les aplicaría la “inhibición hormonal del deseo sexual” o “castración química por un término equivalente al doble de la pena de prisión impuesta”, que en estos casos sería de entre doce y veinte años.

La ‘castración química’ sería un procedimiento mediante el cual se suministrarían medicamentos a los responsables de esos delitos para reducir la líbido y la actividad sexual. El senador Roy Barreras, de ‘la U’, ya había planteado esa alternativa en su doble condición de médico y legislador, pero el tema no prosperó.

El procedimiento ya ha sido utilizado en algunos países. Por ejemplo, en California (Estados Unidos), en 1996 se aprobó una medida de este tipo contra los violadores de menores. Y Francia también tomó una medida similar.
No obstante, el mundo científico suele reaccionar muy duro ante esa decisión.

 

Un ‘fast track’ para procesos

La segunda iniciativa de ley presentada al Congreso apunta a agilizar los procesos judiciales contra los responsables de esos delitos, pues uno de los problemas que se observa es que muchos de los autores de estos crímenes no tienen la debida justicia.Como lo explicó el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, Sería una especie de ‘fast track’ (vía rápida) en los procesos penales que tengan que ver con delitos contra niños, cuyos derechos serían “prevalentes” sobre los de los demás, como reza la Constitución.

Según Lizcano, esta iniciativa le pondría un término de seis meses a la Fiscalía para realizar la investigación y de “noventa días” a los jueces “para sancionar este tipo de delitos”.

“El problema no está solo en la ley, tenemos varias que sancionan este tipo de delitos, sino en que la justicia se demora mucho tiempo en fallar estos casos. En promedio hoy un proceso por un delito contra un niño dura entre cuatro y cinco años”, afirmó.

Reformas constitucionales

Los otros dos proyectos presentados al Congreso son reformas a la Constitución que buscan imponer la cadena perpetua para los violadores de niños, pero estas iniciativas, por razones de tiempo no tienen un panorama muy favorable por ahora en el Congreso.

Quedan apenas ocho días de sesiones ordinarias y las enmiendas a la Constitución no pueden ser debatidas en períodos extraordinarios. No hay tiempo ahora para iniciar su discusión reglamentaria.

Cualquier debate sobre una reforma a la Constitución para establecer penas como la cadena perpetua apenas podría comenzar en marzo del próximo año, y como ha ocurrido en otras ocasiones, en ese momento probablemente el nivel de indignación de la opinión por el crimen de la niña Yuliana ya habrá bajado y el interés de los legisladores será menor.

La primera de las reformas a la Constitución la radicó el representante a la Cámara por ‘la U’, Efraín Torres, y la segunda, un grupo de senadores de ese mismo partido. Ambas buscan reforma el artículo 34 de la Carta Política para que una persona en Colombia pague prisión perpetua.

El tema de la cadena perpetua también ha sido abordado en varias oportunidades, pero nunca ha contado con el respaldo necesario a la hora de su aprobación.

 

POLÍTICA

Compartir: