Policía recibió disparo en la cabeza al intentar impedir un atraco

FOTO ROBINSON SÁENZ

A las 2:40 p.m. del pasado del pasado lunes, el patrullero de la Policía Jaime Alonso Mejía Ospina atendió un llamado ciudadano por intento de atraco en el barrio Tricentenario.

TOMADA DE:elcolombiano.com

El uniformado, Jairo Alonso Mejía Osorio, llegó hasta el cruce de la carrera 63A con calle 94B a las 2:40 p.m. del pasado lunes, alertado por los gritos y fue recibido con disparos por dos hombres que intentaron huir en una moto, pero que fueron capturados.

Mejía fue trasladado por sus compañeros hasta el hospital San Vicente Fundación y sometido a una cirugía, de la que se recupera aún.

Este martes en la mañana el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez visitó al uniformado para agradecerle su labor y ofrecer asistencia. “Él tiene un valor enorme porque ayer enfrentó a los delincuentes (…) Está vivo de milagro. Iba a entregar su vida para cuidarnos”, dijo el mandatario.

Gutiérrez indicó que el patrullero Mejía está casado y tiene tres hijos: un niño de seis años y un par de gemelas de apenas 15 días de nacidas. “Su familia es de escasos recursos. No tiene vivienda propia y ahí es donde tenemos que hacer el esfuerzo como policía e institucionalidad y convocar a la ciudadanía para que acudamos a la solidaridad que nos caracteriza, y que no sea cosa de un día porque él arriesgó su vida”, agregó.

Sobre los agresores que fueron detenidos y a los que se les decomisó un arma, Gutiérrez dijo que uno de ellos -quien al parecer disparó- tiene cinco antecedentes penales desde el año 2009, que estuvo en prisión y que se comprobó que delinquía aún estando en libertad condicional. “Es más malo que las arañas”, declaró Gutiérrez.

Compartir: